Las patatas holandesas lavadas ofrecen oportunidades en mercados lejanos

Lavar las patatas con agua limpia aumenta su vida útil y su valor, y de esa manera, se pueden exportar sin problemas a destinos lejanos. Primofin ha desarrollado una línea de lavado con ese objetivo. Junto con VAM Watertech, ha diseñado un sistema integrado de purificación del agua, que limpia completamente el agua de proceso y la reutiliza.

El sistema de Primofin se diseñó a medida para que encajara perfectamente bajo el techo inclinado del almacén

Primofin, una empresa holandesa, lleva produciendo, procesando y comercializando fruta desde 1975. En 2013, empezó a centrarse exclusivamente en el lavado, la clasificación y el envasado de patatas. Estas se destinan a la industria de las patatas fritas y la hostelería, así como a los retailers y a la exportación. Las patatas de Primofin llegan a las tiendas locales y extranjeras a través de mayoristas y exportadores. Además, cuando no tiene capacidad suficiente, la empresa apoya a otros envasadores.

"Tenemos dos líneas propias de lavado de patatas", dice Jan Vroegop, que dirige la empresa junto a Wim Murre. "La línea industrial lava y escanea electrónicamente las patatas para freír. Las patatas se limpian rápidamente de cosas como tierra, piedras, terrones, trozos de arcilla y brotes".

"Cada vez tenemos más demanda de lavado de patatas para destinos lejanos, así que desarrollamos y construimos una línea de exportación independiente", continúa Jan. Tras el lavado, la clasificación y el envasado, las patatas limpias y secas se envasan. Van en cajas, big bags, mallas, bolsas de papel o film, según los deseos del cliente.

Limpieza cuidadosa e higiénica
La línea de exportación tiene una capacidad de 30 toneladas/hora, y lava, seca, escanea electrónicamente y clasifica las patatas que se destinan a restaurantes y retailers locales y extranjeros. Primofin también exporta las patatas. "Una vez lavadas, las patatas tienen una vida útil realmente larga. A veces el producto está en la carretera durante semanas. Solo se puede seguir garantizando la calidad correcta si las patatas se limpian de forma cuidadosa e higiénica".

VAM Watertech montó la máquina offsite para poder instalarla rápida y fácilmente in situ

Primofin tuvo una buena experiencia con una línea de lavado para la industria de transformación. Por ello, la empresa decidió construir también una instalación de lavado para el mercado de productos frescos. "Cuidamos especialmente el tratamiento de esta línea para proteger el producto, y lo protege. Por otro lado, las máquinas son fáciles de mantener. Además, queríamos tener toda la línea en un solo edificio. Esta línea de lavado lleva ya bastante tiempo funcionando, y cada vez más exportadores ven el valor añadido de las patatas lavadas con agua limpia e higiénica".

¿Cómo funciona el proceso de lavado?
Antes de ser lavadas, se eliminan la tierra suelta, las piedras y los terrones. A continuación se separa el follaje, tras lo cual las patatas pasan por una rampa de lavado. Allí se limpian activa e intensamente. A continuación pasan por un conjunto de rodillos de cepillado, donde las patatas se rocían con agua potable. Tras el lavado, se escanean electrónicamente, se clasifican y se envasan.

Después, el agua entra en el sistema de purificación de agua VAM. Esta es una parte importante de la línea de lavado. El sistema de purificación del agua elimina primero las partículas gruesas del agua. Las partículas más pequeñas se adhieren a los gérmenes gracias a los aditivos (carga eléctrica). A continuación se eliminan estas partículas, tras lo cual el agua limpia se bombea de nuevo a la línea de lavado, creando un flujo de agua circular.

De esta manera, la línea de exportación de Primofin tiene su propio suministro de agua: el sistema de purificación VAM Watertech. Esta empresa holandesa diseña soluciones de purificación de agua para procesadores y envasadores de frutas y hortalizas. Con ellas se obtienen productos hortofrutícolas más seguros y limpios, permitiendo a los productores utilizar el agua de forma económica y sostenible. "El lavado de las patatas consume mucha agua", continúa Eduard van Antwerpen, de VAM Watertech.

"Y la calidad no siempre es buena. Existe la amenaza de la contaminación cruzada, lo que supone un desastre para la calidad de los productos. Se suele pensar que las patatas acaban en las cocinas de los consumidores inmediatamente después de ser lavadas. Por supuesto, eso no es así. Si se quiere garantizar una vida útil más larga, lo importante es evitar la contaminación cruzada".

El sistema cerrado ahorra agua
Según Eduard, el punto fuerte de este sistema es la depuración del agua en un sistema cerrado. La solución de purificación de VAM Watertech puede purificar el agua del proceso hasta el 100%. "Se puede comparar con tomar una ducha en vez de un baño. La principal diferencia es que esta línea de lavado no aclara el agua. Nuestro tratamiento del agua consiste en un flujo continuo de agua limpia, cuyo proceso de circuito cerrado puede ahorrar hasta un 95% de esa agua". El agua fluye a 75 m³/hora, con un desperdicio mínimo. Sin embargo, se añade agua potable al final de la línea de lavado, según lo que exige la ley.

Utilizar agua limpia para lavar las patatas supone una gran diferencia, expresa Eduard. "La gente suele considerar el agua como una molestia, pero su calidad afecta en gran medida al producto final. Las variedades de patatas tempranas son especialmente susceptibles a sufrir contaminación cruzada, por lo que lavarlas con agua limpia supone un verdadero valor añadido. Las patatas frescas siguen siendo de excelente calidad entre seis y ocho semanas después. Las patatas de siembra tienen incluso una vida útil notablemente buena, de hasta tres meses. Esto permite exportar a destinos lejanos sin problemas. Lo cual, a su vez, trae consigo nuevas oportunidades de venta".

Saber lo que se envía
Casi todas las patatas de consumo se lavan antes de llegar al mercado, debido en parte a los requisitos fitosanitarios. Según Jan, la exportación de patatas conlleva mucho papeleo. "Una gran ventaja es que después del lavado se puede ver mejor el producto, lo que es beneficioso para el proceso de clasificación. Así, se sabe realmente lo que se envía. Eso es importante, sobre todo ahora que los costes de transporte se están disparando".

"Nuestra línea de lavado quita mucho trabajo a los exportadores y garantiza que lo que hacemos se haga bien. Como es obligatorio, comprobamos regularmente la calidad del agua, pero VAM Watertech utiliza un sistema de control remoto para supervisar continuamente la calidad. Si es necesario, se puede rastrear la calidad del agua de cualquier lote de patatas, lo que demuestra que podemos enviar las patatas hasta Singapur y Hong Kong sin reducir su vida útil".

Para más información:

Eduard van Antwerpen
ejva@vam-watertech.com
VAM WaterTech B.V.
Monsterweg 64
4454 AC Borssele
info@vam-watertech.com 
www.wam-watertech.com 
T: +31 (0) 113 – 65 58 80

Jan Vroegop
janvroegop@primofin.nl  
Primofin Swift B.V.
Industrieweg 92
8255 PC Swifterbant
T: (+)31 321 322 350
swift@primofin.nl
www.primofin.nl 


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor