Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los precios de los cítricos del Ebro se estancan

Los citricultores del Ebro se enfrentan esta campaña a una disminución de la producción de clementinas de hasta el 50% debido a las tormentas y granizadas y a una floración menor que el año pasado. La campaña había empezado con los precios al alza, entre un 30% y un 40%, pero ahora se han estancado. El incremento difícilmente suplirá la disminución del fruto, ni tampoco el aumento de los costes de producción. "El resultado final estará igual o peor que el año pasado", ha avanzado Federico Tarazona, gerente de la Cooperativa Exportadora d'Agris de Alcanar (Montsià).

La campaña de cítricos será "corta" este año en las Terres de l'Ebre porque ha empezado tarde y también va "más lenta de lo que es habitual", destaca. Las negociaciones por los precios, las importaciones de otros países, y un otoño "poco frío" en los países del centro y norte de Europa –donde se exporta el 95% del fruto– lo están ralentizando. "El consumo va lento también porque la situación de la COVID en Centroeuropa es más complicada. Veremos cómo evoluciona", ha explicado Tarazona.

El incremento de los costes de producción de un kilo de mandarina se ha disparado entre el 30% y el 40% y ha venido marcado sobre todo por los precios de la luz y de los fertilizantes y pesticidas. Como ha apuntado el gerente de la Cooperativa Exportadora d'Agris de Alcanar –que mueve unas 25.000 toneladas de cítricos anuales–, se intenta "repercutir" este aumento en los precios de venta en las distribuidoras y grandes superficies, pero es "una batalla" complicada porque "las grandes superficies utilizan su poder en la negociación para no permitirlo".

Además, los citricultores tienen que luchar contra la competencia "desleal" de otros países que pueden exportar a Europa, pero que producen con menos restricciones en el uso de fitosanitarios. La variedad Clemenules es la que esquiva más esta influencia negativa de la exportación de mandarinas de Sudáfrica o Egipto, pero el resto de variedades tempranas chocan con esta competencia en el mercado.

Tarazona alerta de que "la situación es cada vez peor" porque estos países "tienen las puertas del mercado europeo abiertas", con convenios que no les exigen "la protección de las barreras fitosanitarias". Los productores de cítricos en Europa son España, Italia y Grecia, "pero a los consumidores del norte de Europa no les importa de dónde vengan los cítricos que compran", ha lamentado el gerente de la cooperativa de Alcanar.

 

Fuente: diarimes.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor