Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Un estudio relaciona aún más los arándanos con la salud del corazón

Un nuevo estudio de investigación publicado en Clinical Nutrition concluye que el equivalente a una taza de arándanos frescos, consumida como 26 g de arándanos liofilizados, puede reducir la carga cardiometabólica aguda de las comidas de alta densidad energética. En pocas palabras, los arándanos pueden beneficiar la salud del corazón.

Este nuevo estudio revela que la adición de arándanos ricos en antocianina (364 mg de antocianina y 879 mg de fenoles) a una comida rica en calorías y en grasas y azúcares (969 kcal, 64,5 g de grasa, 84 g de hidratos de carbono) da lugar a una reducción de los niveles de insulina y glucosa, a una disminución del colesterol total y a una mejora del colesterol bueno (HDL-C) y sus lipoproteínas relacionadas (fracciones de HDL-P y Apo-A1) en las 24 horas siguientes a la ingesta.

Estos resultados son dignos de mención, ya que la elevación de la glucosa después de las comidas y el deterioro de la tolerancia a la glucosa se asocian a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, que ya es elevado en las personas con síndrome metabólico.

"Este es el primer estudio de este tipo realizado en una población de riesgo, los adultos con síndrome metabólico", afirma el doctor Aedin Cassidy, profesor de nutrición y medicina preventiva y director del Instituto de Investigación Interdisciplinaria para la Seguridad Alimentaria Mundial de la Universidad Queen's de Belfast (Irlanda), e investigador principal del estudio.

El estudio, financiado por el U.S. Highbush Blueberry Council (USHBC), es un análisis secundario del estudio principal, que analizó los efectos a largo plazo del consumo de arándanos y descubrió que los participantes con síndrome metabólico que consumían el equivalente a una taza de arándanos frescos al día mostraban mejoras clínicamente relevantes en las medidas de salud del corazón durante seis meses.

Ahora se necesitan más estudios para aclarar el efecto de la masticación, el papel del sistema nervioso entérico (en relación con el eje intestino-cerebro) y las diferencias atribuibles a la matriz alimentaria en las respuestas postprandiales, cuando se suministran arándanos enteros frescos frente a un polvo liofilizado estable y homogéneo seleccionado pragmáticamente.

"Aunque se necesitan más estudios, nuestros resultados sugieren que añadir una sola porción de alimentos ricos en antocianina, como los arándanos, a las comidas con alto contenido en grasas y azúcares y densas en energía debería ser recomendable para reducir los aumentos agudos postprandiales de los marcadores de riesgo, como la glucosa, la insulina y el colesterol", señala Cassidy.

El USHBC no tuvo ningún papel en el diseño del estudio, la recopilación de datos, el análisis de datos, la interpretación de datos o la redacción del estudio. Para más información sobre la investigación nutricional del arándano, haga clic aquí.

 

Para más información:
U.S. Highbush Blueberry Council
www.ushbc.blueberry.org 
www.nabcblues.org  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor