Thomas Franz, de Früchte Franz (Alemania):

"No se me ocurre ningún producto que no se haya encarecido"

Con alrededor de 3,7 millones de habitantes, Berlín es la ciudad más poblada de Alemania y tiene una gran cantidad de restaurantes con propuestas muy diversas. Estas empresas, al igual que sus proveedores, se ven particularmente afectadas por las medidas para frenar la propagación del coronavirus. Uno de estos proveedores es Früchte Franz, que tiene un puesto en el mercado mayorista de Berlín. "Las ventas están un poco más tranquilas en este momento y el estado de ánimo entre nuestros clientes es bastante malo, especialmente porque solo abastecemos al sector horeca", comenta Thomas Franz. En general, los comerciantes del mercado mayorista de Berlín no tienen muchos motivos de alegría en estos momentos.

Franz sospecha que la tensa situación, especialmente para el sector de la restauración, se prolongará hasta febrero. "En la gastronomía, el período navideño solo es interesante si también hay fiestas navideñas", dice Franz, quien sabe por varios restauradores que todas las grandes fiestas navideñas han sido canceladas. "Todavía hay algunas familias que comerán fuera, pero, por supuesto, la mayoría de la gente está muy preocupada. Por un lado, las empresas a veces no quieren que sus empleados estén juntos en algún lugar cerrado durante varias horas, por otro lado, con las temperaturas actuales, no es tan fácil trasladar todo al exterior".

A principios de año, la situación tampoco era esperanzadora para Früchte Franz. "Deberíamos haber recibido una ayuda del Gobierno, pero el proceso de desembolso se prolongó durante meses, por lo que temíamos tener que cerrar nuestro negocio. Si las subvenciones hubieran llegado más tarde, no habríamos podido aguantar más con los propios recursos". En julio/agosto y octubre/noviembre, Franz pudo ganar lo suficiente para valerse por sí mismo. "No obstante, las cosas han vuelto a ponerse sombrías desde diciembre". Franz está feliz de no tener que despedir a ningún empleado fijo de momento, pero los puestos de trabajo temporal y los puestos de empleados que se han jubilado ya no se cubrirán a corto plazo.

Costes y precios crecientes en todas partes
La calidad del perejil y el cebollino es muy buena. Actualmente, la empresa obtiene perejil de Italia y gran parte del cebollino de Israel y Egipto, pero todos los productos tienen problemas de entrega. "El problema no está relacionado con el producto en sí, sino que es más bien el resultado de la logística. Si no hay volúmenes suficientes o la demanda ya no existe, entonces, por supuesto, todo el sistema se ve afectado. Además, no se me ocurre ningún producto que no se haya encarecido. El aumento de los costes de la logística se refleja particularmente en los productos exóticos", dice Franz. En el pasado, Franz vendía muchos más productos exóticos, mientras que ahora gran parte de los clientes tiende a centrarse en productos básicos.

Para más información:
Thomas Franz
Alfred Franz Inhaber Thomas Franz e.K.
Beusselstraße 44 N–Q
10553 Berlín (Moabit) - Alemania
Tel.: +49 (0)30 39 60 21 -0
Fax: +49 (0)30 39 60 21 -30
info@fruechte-franz.de 
https://fruechte-franz.de/ 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor