Rob Pakvis, de Euromeridian (Países Bajos):

"Los consumidores agradecen el valor añadido de los frutos rojos"

"Las frambuesas están despertando mucho interés, pero hay una gran escasez de oferta", afirma Rob Pakvis, director general de Euromeridian. Esta empresa holandesa lleva dos años trabajando en el mercado europeo de frutos rojos. Las moras también tienen demanda, añade. "No hay tantas moras, pero la demanda es enorme". Por eso la empresa matriz de Euromeridian, Freshkampo, se centra cada vez más en probar y producir también variedades de moras.

La empresa suele centrarse más en las frambuesas. "Ese producto sí que va a crecer", señala Rob, quien atribuye la creciente demanda de frutos rojos a la pandemia de coronavirus. "La gente se concienció mucho sobre la salud y empezó a comer más sano, y ahora agradece el valor añadido de los frutos rojos". Todavía hay espacio para la expansión global de los arándanos, señala Rob. Sin embargo, cuestiona el aumento incontrolado de la superficie de esta fruta en todo el mundo. "El verano pasado hubo un verdadero excedente porque se está replantando en todas partes".

"Los productores lo están haciendo en montones de hectáreas a la vez. Hay nuevas plantaciones en Ucrania, Georgia, Lituania, Polonia y Alemania. Y, en Perú, los productores han replantado recientemente 500 hectáreas. Con tanto cultivo, en algún momento se producirá un exceso de producción". El mercado del arándano también está cambiando. "Hace diez años, era un producto de nicho. Eso ya no es así, pues empieza a ser cada vez más un producto de gran consumo, y encabeza las listas de la compra, incluso por delante de las bananas", continúa Rob.

Rojo
Además, la demanda de frutos rojos aumenta, especialmente durante las fiestas. "Todo lo rojo se vende el doble en Navidad. Así que hay mucha más demanda de frambuesas y fresas. Los arándanos se incluyen más a menudo en los entrantes o platos principales, y esa demanda también aumenta". Euromeridian vende sus berries en Escandinavia, el resto de Europa, Rusia y Oriente Medio.

La empresa se centra principalmente en la venta en los supermercados. El Reino Unido también es un mercado comercial. Allí, el productor de frutos rojos nota los efectos del brexit. "Produjimos volúmenes sólidos para el Reino Unido en 2019, lo que disminuyó claramente el año pasado". Los grandes exportadores que se dirigen al Reino Unido están más ocupados, mientras que las empresas más pequeñas están exportando menos. "Eso se debe a los precios. Las cosas son diferentes cuando tienes que solicitar un documento de 90 euros para un palé o un camión entero", explica Pakvis.

México
La empresa produce frutos rojos bajo el nombre de Meridian du Maghreb en Marruecos, y está estudiando la posibilidad de ampliar su superficie. Túnez también está en la mira como zona de producción. Sin embargo, la mayor parte de la producción tiene lugar en México. Euromeridian forma parte del grupo mexicano Freshkampo. Rob visitó recientemente a los productores mexicanos, cuyos campos estaban muy embarrados, situación que se debe al cambio climático, señala.

"Es entonces cuando sabes que pasa algo. Ha llovido mucho en México, y eso, junto al frío, ha frenado la producción. El cambio climático es un verdadero problema". La lluvia provoca la podredumbre de las raíces y problemas de calidad, que no benefician a la producción. "Por ejemplo, las condiciones de cultivo están cambiando en la zona de producción de Baja California. El año pasado, tuvimos un 25% menos de producción allí debido a una peor calidad".

Diversidad
Aun así, Rob no espera que estas difíciles condiciones acaben con el cultivo de frutos rojos en México. Hace referencia a la diversidad climática del país, que permite una variedad de zonas de producción alternativas. "En ese sentido, México está en una posición afortunada. Los productores pueden trasladar el cultivo a cualquier lugar". El Grupo Freshkampo también intenta responder al cambio climático con nuevas variedades.

Pero eso está resultando difícil, pues se necesita mucho tiempo para desarrollar una nueva variedad, según Rob. Y la humedad del clima subtropical también es un obstáculo. "Digamos que se consigue una variedad que resiste las altas temperaturas y la humedad. Entonces, la cuestión es cómo aguantará la fruta durante el enfriamiento. A veces se descubre que no puede soportar el frío, lo que crea un nuevo problema. Sigue siendo un rompecabezas", concluye.


Para más información:

Rob Pakvis
Euromeridian bv
IABC 5102
4814 RN Breda
31 (0)76 303 0082
Rob.pakvis@freshkampo.com 
www.freshkampo.com 

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor