Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Para la producción de bananos, no habrá futuro si la situación no cambia"

Así lo afirma a DW Marike De Peña, pequeña productora orgánica de República Dominicana y presidenta de la Red Latinoamericana y Caribeña de Pequeños Productores de Banano Fair Trade. "Llevamos décadas en las que los precios van a la baja y las exigencias tanto sociales como ambientales van hacia arriba. Lo que están pagando por caja de banano ni siquiera cubre los costos de producción, y no estoy hablando de la producción sustentable sino de la normal".

"No puede ser que el precio se defina en Europa. El precio debe ponerlo el que produce, no el que compra", subraya. Por ello, De Peña ve con buenos ojos las conclusiones a las que, a mediados de enero de 2022, llegaron siete países bananeros latinoamericanos: unirse para presionar a sus compradores europeos. "Es la primera vez que países que normalmente compiten hacen el gran esfuerzo de unirse para evitar un desastre para la industria bananera en general", apunta, aspirando a que, tanto para grandes como para pequeños, se avizore una solución.

"Estamos en crisis, tremendamente en crisis”, dice por su parte a DW Juan José Pons, coordinador del Clúster Bananero de Ecuador, país que, siendo uno de los mayores productores del mundo, convocó a la cumbre. A ella acudieron Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Guatemala y Honduras. "Todos nos vemos afectados por lo mismo, todos queremos defender la producción", subraya Pons, asesor presidencial para el tema de las musáceas.

¿Dónde radica el problema?
"El consumidor europeo quiere un banano perfecto, lindo, amarillo. Pero ese banano demanda, por ejemplo, instrumentos para que los insectos no le hagan ni una cicatriz. Por otro lado, están las políticas verdes de la Unión Europea, que exigen ciertos estándares en cuanto a pesticidas y fungicidas. Y, están sobre todo, los retailers europeos. Los precios finales del banano han ido a la baja en la última década. Y ellos los han ajustado con el eslabón más débil de la cadena: el productor y, por ende, el trabajador", resalta Pons.

Un ejemplo: "Hay cadenas alemanas que compran entre 30 y 35 millones de cajas de banano al año. ¿Sabe usted el poder de presión que tienen para marcar el precio?", cuestiona.

Además, la propia producción bananera europea es escasa. "4,6 millones de toneladas de banano importa la UE. [En el mercado], solo 600.000 son de producción europea. No tiene capacidad para abastecer el mercado", aclara Pons. Hay que resaltar que el transporte naviero encareció aún más los costos. No obstante, "la situación beneficia a los supermercados, que utilizan el [bajo precio] del banano como enganche para atraer al consumidor", concluye.

 

Fuente: dw.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor