Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La sequía amenaza la campaña agrícola 2022 en Marruecos

Marruecos enfrenta una persistente sequía que amenaza la campaña agrícola de este año. Solo la producción de cereales no superará los 35 millones de quintales, es decir, un tercio de las previsiones para un buen año, señala el catedrático de economía de la Universidad Mohamed V de Rabat y miembro de la Asociación Marroquí de Estudios e Investigación en Economía Islámica (Asmeci) Omar Kettani, quien recomienda una medida de austeridad.

En caso de que haya lluvias tardías, los pronósticos actuales podrían pasar de 35 a 45 millones de quintales, una cifra que sigue siendo inferior a las previsiones del gobierno que ha hecho sus cálculos, pronósticos y programación para una campaña de 80 millones de quintales.

Con respecto al impacto que ha tenido esta sequía en el Gobierno, Omar Kettani cree que el programa excepcional elaborado se aleja del patrón habitual de una política de austeridad. Para el académico, hay que dejar de intentar hacer creer a la gente que todo está bien. Según él, el momento es urgente y ya es hora de establecer una política cuyas medidas afecten todos los aspectos superfluos del gasto público.

Tal como están las cosas, Omar Kettani está convencido de que Marruecos debería esperar perder alrededor de la mitad del crecimiento económico adicional, es decir, el 1,5% correspondiente a 1.800 millones de céntimos. Algo inevitable con la sequía.

La pregunta es si una política de austeridad permitiría recuperar parte de esta cantidad. Para ello, el académico aboga por una reducción de los salarios de los altos funcionarios, una reducción de las ventajas que se les conceden y –por qué no– una reducción del número de coches públicos.

El economista denuncia el silencio del Gobierno que prefiere esperar las lluvias en lugar de tomar medidas restrictivas. 

Ante esta preocupante situación de crisis agrícola, el Rey Mohammed VI recibió en su residencia de Bouznika al Jefe de Gobierno Aziz Akhannouch y al Ministro de Agricultura, Pesca Marítima, Desarrollo Rural y Aguas y Bosques, Mohammad Sadiki.

El Rey ha dado sus altas instrucciones para que el Fondo Hassan II para el desarrollo económico y social aporte hasta 3.000 millones de dírhams a este programa excepcional cuya dotación financiera global se estima en 10.000 millones de dírhams.

El programa gira en torno a 3 ejes principales: la protección del patrimonio vegetal y animal, los seguros agrarios y por último el alivio de cargas financieras a agricultores y profesionales así como la financiación de cualquier operación de abastecimiento del mercado nacional de trigo y forrajes, además a la financiación de inversiones realizadas con el objetivo de innovar en el ámbito del riego.

 

Fuente: blueberriesconsulting.com / agrimaroc.ma


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor