Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Marina Martií Curran, directora de sostenibilidad de Vivent, acerca de la tecnología PhytlSigns

Analizar y aprovechar las señales eléctricas de las plantas para optimizar los cultivos

"Cuando hablamos del concepto de comunicación de la planta, la gente sabe inmediatamente de qué estamos hablando", afirma Marina Martín Curran, directora de sostenibilidad de Vivent. Al igual que los árboles intercambian información a través de sus sistemas de raíces mediante redes internas de señalización eléctrica, mecánica y química, las frutas y verduras emitirán diferentes señales a lo largo de su ciclo vital. Son estas señales las que la empresa suiza Vivent, pionera en electrofisiología, ha decidido aprovechar para ofrecer soluciones de seguimiento de cultivos a los productores con su solución PhytlSigns. Vivent, que ya se ha implantado en cultivos de invernadero, sobre todo en pepinos, tomates y pimientos, y en campo abierto en vides, continúa sus ensayos en lechugas, espárragos y fresas en túneles de cultivo, así como en remolacha azucarera y patatas. 

Biosensores para analizar e IA para descifrar    
PhytlSigns es una tecnología basada en biosensores que analizan e interpretan las señales eléctricas emitidas por las plantas. En la práctica, un sensor con 8 canales conectados a electrodos colocados en el tallo de la planta captará las señales internas que luego se analizarán. "Lo decisivo para los fundadores fue el descubrimiento del uso de la inteligencia artificial". Gracias a esta inteligencia, Vivent pudo crear algoritmos para etiquetar todas las señales recibidas y así descifrarlas, ya que cada señal tiene su propio problema. "Por ejemplo, una señal corresponderá al estrés hídrico, otra a la falta de nutrientes o a la presencia de plagas, etc.". 

Los datos recogidos son analizados por un equipo de científicos. "Los análisis están en proceso de automatización, lo que significa que el productor puede ser avisado directamente mediante una alerta en su teléfono. Nuestro objetivo es también facilitar la vida al productor, para que no se vea ahogado en un mar de información. Nuestra tecnología le permite estar informado con claridad y en tiempo real para poder reaccionar rápidamente".



Optimización de las condiciones de cultivo
Conocer las necesidades de la planta en cada etapa de su desarrollo para proporcionarle lo que necesita: un gran avance tecnológico que contribuye a asegurar las cosechas, aumentar los rendimientos, reducir las pérdidas de cultivos y también reducir los insumos. "Apoyar la agricultura sostenible significa también apoyar el aspecto económico reduciendo los insumos y, por tanto, reduciendo los costes. Optimizar el uso de nutrientes y fertilizantes ahorra dinero al agricultor, al tiempo que ahorra agua y preserva el suelo". Otra ventaja es el uso de pesticidas, ya que cada vez hay más moléculas prohibidas y las alternativas suelen ser más caras o simplemente no existen. 

Tener en cuenta las "horas malas"
Los cálculos realizados para el año 2021 en el caso de los tomates en invernadero indicaron un aumento del rendimiento de hasta el 12%, al reducir los periodos de estrés. "En el cultivo en invernadero, el tomate, por ejemplo, estará sometido a intensas fases de estrés a lo largo de su ciclo de vida. Son las llamadas 'horas malas' (corte de hojas, recolección, etc.). El productor es consciente de ello y ya está haciendo todo lo posible para minimizar estos períodos de estrés. Pero recientemente hemos descubierto que hay otras 'horas malas', como el calor o el frío. Si conseguimos reducir estos periodos de máxima tensión, podremos aumentar el rendimiento en un 12% o más".

Mejor gestión de los cultivos en caso de problemas climáticos
Dado que los problemas climáticos se hacen más frecuentes, la tecnología de PhytlSigns puede resultar muy valiosa para el regadío. "Puesto que el riesgo de sequía aumenta cada año, se plantea la cuestión del riego. ¿Cuándo y cómo regar? Nuestro sensor nos permitirá proporcionar un microrriego en función de las necesidades de la planta". Esta solución también es beneficiosa en caso de heladas. Porque, aunque no puede predecir el tiempo, la tecnología de PhytlSigns sí puede predecir la floración. "Una vez que se conoce la fase de floración, se puede planificar todo. Así, cuando el cultivador conoce el momento de la floración, puede planificar y aplicar sus métodos de protección". 

Estos avances han llevado a Vivent a trabajar con Agroscope, el Centro Federal de Investigación Agrícola de Suiza, en nuevas variedades de patata más resistentes al estrés hídrico. 


Para más información:
Marina Martín Curran, directora de sostenibilidad
Vivent
vivent.ch


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor