Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El comercio con Asia es difícil y desafiante

Desde el bok choy hasta los chiles y desde el quimbombó hasta las judías verdes, Sortrade Impex está especializada en la importación y exportación de productos asiáticos. Además de verduras, frutas y hierbas aromáticas frescas, esta empresa holandesa también ofrece productos asiáticos no perecederos.

Foto: Dreamstime

Sortrade Impex se fundó hace 12 años y surgió de una afición. Su propietario, Biswajiet Jhagru, formaba parte del mundo de la automatización. "Durante años, asesoré a las empresas sobre los procesos y su automatización. Hasta que tuve un accidente de coche y ya no pude hacer bien mi trabajo".

¿Por qué decidió crear una empresa de importación de frutas y hortalizas asiáticas con cero conocimientos o experiencia? "Mi mujer es tailandesa y suele utilizar productos asiáticos en su cocina. Encontrábamos esos ingredientes, pero siempre eran bastante caros. Quería hacer algo por la comunidad tailandesa", comienza Biswajiet.

"Y estaba convencido de que podía hacerlo más barato. Así que decidí empezar a importar yo mismo". Visitó a productores de varios países asiáticos y empezó muy poco a poco, con unos 100 kg cada vez. "Esos volúmenes fueron creciendo, y poco a poco empezaron a llamar a nuestra puerta importadores más grandes. Tuve que probar y equivocarme, pero así es como se aprende".

Abasteciendo a supermercados, restaurantes y tiendas asiáticas
Sortrade importa sus productos directamente de productores certificados de países como Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, China y Laos. "Abastecemos principalmente a mayoristas e importadores y cada vez vendemos más directamente a supermercados, restaurantes y tiendas especializadas de productos de Asia. Cada vez más, los importadores quieren hacer entregas directas en lugar de a través de proveedores intermedios. El mercado se está reduciendo mientras los costes siguen siendo los mismos. Así que tendremos que tomar otras decisiones", continúa Biswajiet.

La popularidad de la cocina asiática crece desde hace años. Eso, sin duda, ha contribuido al crecimiento de esta empresa familiar. Biswajiet puso en marcha la empresa para poder servir a la comunidad tailandesa productos a buen precio. Hoy en día, la cocina asiática es muy popular en el sector de la hostelería y entre los consumidores. Sortrade Impex ofrece una amplia gama de hortalizas, frutas y hierbas frescas, complementada con diversos productos asiáticos de larga duración, como leche de coco, salsas (wok), té, arroz, fideos y mezclas de especias.

Foto: Dreamstime

Aumento de la demanda de fruta asiática
El importador afirma que muchos de los productos asiáticos frescos que se consumen en Europa están disponibles todo el año en diferentes países productores. "Cosas como la albahaca, el cilantro, varios chiles, el jengibre y el galangal se venden muy bien. El galangal se ha hecho muy popular en los últimos años. Este tubérculo, también conocido en Laos, está emparentado con el jengibre".

"También se le llama jengibre tailandés y se utiliza mucho en la cocina tailandesa, malasia e indonesia. Las importaciones de frutas asiáticas también están aumentando rápidamente. Entre las frutas más populares están la atemoya (un cruce entre manzanas y chirimoyas), la sapodilla, el plátano amarillo, el rambután, el mangostán, el longán y el salak o fruta de serpiente. El coco fresco también va bien", señala Jhagru.

La mercancía llega por avión y el comerciante la envía a supermercados, restaurantes y pequeñas tiendas de los Países Bajos y otros lugares. "Nos dedicamos sobre todo a la importación, pero también enviamos productos al extranjero para venderlos principalmente en tiendas especializadas. Los destinos son Noruega, Dinamarca e Islandia. Durante mucho tiempo importamos coco, jengibre y longán por contenedor".

"Pero dejamos de hacerlo a causa de la pandemia. Se volvió demasiado caro. Los precios siguen siendo altos: antes vendíamos una caja de nueve cocos por 4,50 euros; ahora, no se pueden conseguir por menos de 15 euros". La pandemia afectó al comercio en su conjunto; nuestro volumen de negocio ha disminuido considerablemente. La demanda de productos asiáticos se ha recuperado. Sin embargo, hemos decidido asumir menos riesgos", explica Biswajiet.

Foto: Dreamstime

Un mercado difícil y desafiante
Sortrade Impex suministra únicamente bajo pedido. Los clientes reciben su mercancía entre ocho y diez días después del pedido. Ese tiempo es esencial, según el importador. "Se debe principalmente a los estrictos requisitos. Y no siempre es fácil. Hay que estar constantemente al tanto de las inspecciones y cambios de la Autoridad de Seguridad de Alimentos y Productos de Consumo. Eso requiere mucha energía. Sobre todo cuando ves a esa gente que va por ahí con furgonetas vendiendo el mismo tipo de productos".

"Ellos no tienen que ocuparse de todo eso. Simplemente se ganan la vida, pero a veces es angustioso. Tenemos buenas instalaciones de almacenamiento y calidad en la empresa y nos enfrentamos a unos costes muy elevados. Tenemos que cumplir todos los requisitos de seguridad alimentaria, que se controlan estrictamente. A veces es un poco difícil lidiar con esto, especialmente cuando ves que las cosas son más fáciles en otros países. No es un negocio fácil, pero seguimos adelante", añade Biswajiet.

Dejar de lado las viejas costumbres
Persevera porque la siguiente generación está preparada para hacerse cargo de la empresa. Está enseñando a su hijo y a su hija a continuar con Sortrade Impex. "Tienen una actitud diferente, lo que es bueno. Estamos estancados en las viejas costumbres; es hora de empezar a pensar de forma diferente".

"Por ejemplo, la comunidad tailandesa es activa en Facebook, lo que nos ofrece oportunidades. También hemos puesto en marcha una tienda web, para que nuestros productos sean accesibles a todo el mundo. Y hemos creado una tienda especializada y una caja para restaurantes con una mezcla de productos asiáticos frescos y no perecederos. Eso facilita la elección de los clientes", dice Biswajiet.

Foto: Dreamstime

También está estudiando la posibilidad de conseguir productos de otros países productores, como Sudamérica. Sortrade Impex, por ejemplo, ha iniciado un proyecto de especias en Surinam. "Lo hacemos todo en casa, desde el cultivo hasta el lavado y el envasado de las hierbas. Las primeras muestras han tenido una buena acogida. En cuanto encontremos personal suficiente, ampliaremos la producción. Tampoco descarto una producción europea en España, por ejemplo".

El precio más bajo, garantizado
"Nuestro punto fuerte es que garantizamos la seguridad al precio más bajo. Los clientes pueden estar seguros de que recibirán su mercancía. Naturalmente, dependemos de la naturaleza", admite Biswajiet. "Una tormenta, una fuerte lluvia o una plaga de insectos pueden desbaratar fácilmente las cosas. Entonces hacemos todo lo posible para encontrar una alternativa adecuada. Podemos hacerlo porque hemos establecido relaciones estables y duraderas en los distintos países productores".

"Nuestras cortas líneas de comunicación con los productores nos permiten obtener a menudo productos específicos. A veces, los compradores quieren una especialidad o un nicho concreto. Aunque se trate de un pedido pequeño, nos ofrecemos a entregarlo. Solo decimos que no si es realmente imposible, y somos sinceros al respecto", concluye Biswajiet.

Para más información:

Biswajiet Jhagru
Sortrade International
T: +31 627147309
sales@sortrade.com 
www.sortrade.com 


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor