Rabobank:

Decrece la demanda mundial de zumo de naranja y aparece incertidumbre en la oferta

El mercado mundial del zumo de naranja tiene los niveles de inventario más bajos del último quinquenio, al disminuir la producción de Brasil y Florida. En épocas normales, esto habría hecho subir los precios de manera constante. Sin embargo, los vientos en contra que afectan a la demanda a largo plazo y una posible leve recuperación de la producción brasileña en 2022/23 podrían limitar las subidas de precio este año.

Los problemas de oferta se han intensificado en el último año
Según un informe reciente de Rabobank, la oferta mundial de zumo de naranja industrializado se redujo en cerca de 1,5 millones de toneladas equivalentes de zumo de naranja concentrado congelado (FCOJ) en las temporadas 2020/21 y 2021/22, cerca de los niveles mínimos de la última década.

Pero podría darse una recuperación moderada en 2022/23 si las condiciones meteorológicas se mantienen favorables en Brasil. Sin embargo, la tendencia en el largo plazo sugiere que la producción total continuará menguando.

Por su parte, la producción de Florida también continúa retrocediendo. La cosecha actual apenas superará los 40 millones de cajas, en torno a la mitad del volumen producido hace solo diez años. La reducción de las inversiones y el aumento de los costes de producción hacen que siga siendo una dura batalla. La producción de México se ha recuperado esta temporada, pero, en el más largo plazo, es improbable que crezca mucho más, y el mercado espera en torno a 200.000 toneladas (equivalentes de FCOJ) de producción en los próximos años.

La categoría tiene un rendimiento inferior en los mercados claves
En el ámbito del retail, los mercados occidentales del zumo de naranja vieron aumentar las ventas durante la pandemia. Sin embargo, este tirón fue temporal más que una reversión permanente de la tendencia a largo término de descenso del consumo en los mercados desarrollados.

"El zumo de naranja está teniendo un marcado rendimiento interior en los últimos años en comparación con otras categorías. En los mercados principales de Estados Unidos, la UE y China, otras categorías como el agua embotellada e incluso las bebidas carbonatadas han superado al segmento de zumo 100%, incluso teniendo en cuenta el tirón positivo en el corto plazo del consumo derivado de la pandemia", explica  Andrés Padilla, analista sénior de bebidas en Rabobank.

Los bajos inventarios sostienen los precios mundiales
Los inventarios globales del zumo de naranja brasileño está previsto que se sitúen en tan solo 126.000 toneladas para finales de junio de 2022, en comparación con una media de 298.000 toneladas de los últimos cinco años. Esto significa que los procesadores tienen menos margen para usar los inventarios anteriores para la mezcla de productos.

Las cadenas de suministro también son más vulnerables a los renovados problemas en la cosecha de naranja brasileña. "Por ahora, el mercado está tratando de encontrar un equilibrio en torno a los niveles de precio actuales, pero nuevos problemas durante la estación seca de Brasil podrían provocar que los precios se elevaran rápidamente por encima de los niveles de 2.100 dólares por tonelada a los que cotiza el FCOJ en Róterdam", según Padilla.

El zumo de naranja muestra resiliencia a las perturbaciones geopolíticas y macroeconómicas
Hasta ahora, el sector está demostrando su resiliencia a los golpes geopolíticos y macroeconómicos. No obstante, el consumo en los mercados emergentes podría debilitarse debido a la inflación de otros productos relacionados con la alimentación. Incluso algunos consumidores de mercados desarrollados podrían reducir temporalmente el consumo de zumo premium no proveniente de concentrado.

Para más información:
Rabobank press office
pressoffice@rabobank.nl
Tel.: +31 30 216 2758


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor