Los productores de California esperaban un invierno más húmedo

A medida que nos adentramos en la primavera, sigue aumentando la preocupación en California por la sequía tras un invierno que no fue tan húmedo como se esperaba.

"Tuvimos un diciembre muy bueno. Pero las precipitaciones y la nieve han sido limitadas desde principios de año", afirma Tom Conrado, de Classic Fruit Company, en Fresno, California. "La nieve es inexistente en la última medición. Pronostican entre 150 a 200 mm de nieve en las colinas a principios de esta semana. Pero si la escorrentía ya está en marcha, esa precipitación se va a quedar en el suelo".

Conrado señala que la capacidad de almacenamiento de agua sigue siendo un problema: la menor capacidad de almacenamiento del sistema hídrico de California en años como éste significa que el estado no tiene capacidad para captar cualquier escorrentía temprana. "El calor ha venido tan rápido que la nieve ha empezado a derretirse y la escorrentía no se puede producir. Si tuviéramos una mayor capacidad de almacenamiento, se reduciría el impacto en el estado. No se trata sólo de los agricultores", afirma.

Cultivos en barbecho
Hay otras consecuencias de un invierno más seco de lo esperado. "Cualquier cultivo en hilera se va a considerar primero en cuanto al barbecho. Porque uno ya tiene una inversión en sus cultivos permanentes, ya sean árboles o vides", señala Conrado. "Esos cultivos también se verán afectados por no tener suficiente agua para terminar o pasar la temporada".

Conrado dice que cualquier cultivo en hilera se va considerar primero en cuanto a la tierra de barbecho.

Las asignaciones de agua también podrían verse afectadas. "Se van a ver asignaciones del cero por ciento y definitivamente va a haber más terreno en barbecho en el lado oeste por lo menos. El lado este también se enfrenta a restricciones de agua", afirma. La falta de agua también supondrá una mayor presión para el bombeo de agua subterránea.

El aumento de los costes también es un problema
Todo esto llega en un momento en el que los productores de California (y de todo el país) siguen viendo cómo aumentan los costes de producción y se limitan algunos materiales de producción. "Además de todo esto, la falta de fertilizantes en este momento y los altos precios son un problema. Pero no se puede hacer nada, porque necesitamos los materiales”, expresa Conrado.

También señala otra de las principales víctimas de la sequía en California: los pequeños pueblos de las zonas productoras. "Hay menos trabajo para los habitantes y eso hace que la población se vaya a otro sitio. Realmente perjudica a esos municipios", afirma.

Esto incluye a los productores más pequeños. Si, por ejemplo, los productores grandes tienen que dejar en barbecho 400 hectáreas, es probable que sólo se vea afectado un porcentaje pequeño de su superficie total. "Compara eso con alguien que produce 1.600 hectáreas en total y tiene que dejar en barbecho 400 hectáreas, se trata del 25% de su superficie", continúa. También señala que es más probable que los productores más grandes puedan manejar los costes más altos del agua porque su economía es mayor. "Pueden comprar agua fuera de la zona", concluye Conrado. "Parece que cada día se oye una cifra más alta de lo que se tiene que pagar por hectárea y es bastante sorprendente".

 

Para más información:
Tom Conrado
Classic Fruit Company
Tel: +1 (559) 271-9200
tconrado@classicfruit.com  
www.classicfruit.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor