Jan-Louis Pretorius, de Groep 91 Uitvoer (Sudáfrica)

Es posible que este año no se exporte un volumen importante de pomelo debido a la presión de los costes

La temporada de pomelos sudafricanos ha comenzado unas dos semanas antes de lo habitual, y la mayoría de los productores de pomelo de las zonas del norte están llevando a cabo una cosecha selectiva del interior de las copas de los árboles, que suelen ser los frutos más grandes.

Aunque la ventana de venta y consumo internacional de pomelo sudafricano es larga y relativamente estable, la oferta suele concentrarse durante la última quincena de abril y la primera de mayo. Este año, según Jan-Louis Pretorius, director general de Groep 91 Uitvoer, en Letsitele, provincia de Limpopo, hay una intención consciente entre los productores y los exportadores de hacer todo lo posible para prolongar más la cosecha.

"Dados los drásticos aumentos de los costes en toda la cadena de suministro, especialmente de las tarifas de transporte, como productores no podemos permitirnos una acumulación innecesaria de existencias en nuestros mercados, ya que eso suele suponer una presión a la baja sobre los precios y los rendimientos en las explotaciones. Si a esto le añadimos el estado general de congestión de nuestros puertos, queda muy claro que los productores deben prolongar su cosecha de pomelo durante el mayor tiempo posible".

Se cuestiona la posibilidad de exportar entre el 40% y el 45% de la cosecha
"Las condiciones medioambientales fueron positivas durante la temporada de desarrollo y hay muchas posibilidades de que veamos un aumento sobre 2021 en la producción total. Sin embargo, las exportaciones no verán este mismo crecimiento debido a la alta probabilidad de que las líneas de bajo margen como la categoría 2, el grado de procesamiento, la fruta grande (28/32) y la pequeña (55/60) no alcancen el rendimiento adecuado y, por lo tanto, no se envasarán y enviarán".

En 2021, la fruta para el procesamiento representó el 16% de las exportaciones, mientras que la categoría 2 supuso el 6%. La fruta grande destinada tradicionalmente a Rusia representaba el 9% y la fruta pequeña otro 12%.

"Eso es entre el 40% y el 45% de la cosecha tradicional de exportación que potencialmente entra en cuestión por razones comerciales. Se pone en riesgo la sostenibilidad de los productores si se mantienen las altas tarifas de envío".

Mercado del zumo
Hay poca demanda de pomelo fresco a nivel local (aunque un pomelo de primera categoría completamente madurado de Letsitele no puede ser superado en calidad de consumo, señala Jan-Louis), pero el mercado del zumo está en bastante buenas condiciones. La transformación local de los pomelos, en relación con las naranjas Valencia y los limones, es una buena alternativa a la exportación.

El tiempo que transcurre entre el envasado de la fruta y su llegada definitiva al mercado se ha alargado drásticamente en las dos últimas temporadas, lo que tiene amplias implicaciones para los productores, desde una mayor presión de la liquidez hasta posibles implicaciones en la calidad de la llegada.

"Estamos muy preocupados por los retrasos experimentados en el puerto y en toda la cadena logística", afirma Jan-Louis; esta preocupación se ha visto agravada por el efecto de las recientes inundaciones en Durban y en las carreteras de acceso al puerto.

La fruta irá a Rusia, pero en condiciones muy difíciles
Rusia y los países de su entorno, como Ucrania (que era un mercado de pomelos muy importante para Sudáfrica), Georgia y Azerbaiyán, son muy importantes para los exportadores de pomelo sudafricanos desde el punto de vista comercial, afirma.

"Tengo entendido que se están investigando alternativas, pero suponen un coste enorme. Es posible llevar la fruta allí por otras vías, pero se necesitarán altos rendimientos para compensar el elevado coste de la logística y aún no estamos convencidos de que el poder adquisitivo sea lo suficientemente fuerte. Además, hay que tener en cuenta la depreciación del rublo".

Conseguir fruta allí, es solo una parte del rompecabezas. Obtener finalmente un rendimiento significativo en la explotación es el siguiente reto, añade. En lo que va de temporada, solo se ha enviado a Rusia un pequeño volumen de pomelos sudafricanos, pero se seguirá exportando fruta en condiciones muy difíciles.

"Es una temporada increíblemente compleja la que tenemos por delante, con muchas variables fuera de nuestro control que hay que tener en cuenta. La inflación de costes que estamos viendo no es sostenible". Y concluye: "Todo el mundo se siente muy incómodo en este momento".



Para más información:
Jan-Louis Pretorius
Groep 91 Uitvoer
Tel.: +27 15 345 1671
Email: admin@groep91.co.za 
www.facebook.com/people/Groep-91-Uitvoer/


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor