IFPA Virtual Town Hall

Las 10 principales tendencias de consumo para 2022

"¿Cómo están cambiando los valores y comportamientos de los consumidores? ¿Y qué significa esto para las empresas?".

Estas fueron algunas de las preguntas a las que se dio respuesta en el IFPA Virtual Town Hall celebrado recientemente, en el que Alison Angus, responsable de estilo de vida de Euromonitor International, resumió las "Diez principales tendencias mundiales de consumo para 2022".

"El año pasado, los consumidores se mostraron resistentes y adaptables y modificaron sus hábitos. Ahora el mundo está en vías de recuperación, aunque con muchas incógnitas todavía", dijo. "Pero los consumidores están haciendo permanentes algunos de estos cambios. Están tomando el control y abriendo un camino basado en pasiones y valores renovados".

Aquí están las 10 tendencias que Angus esbozó y lo que significan para las empresas hoy en día.

1. La gran revitalización: "La gente ha tenido mucho tiempo para replantearse las cosas durante la pandemia y muchos han hecho cambios en su vida personal: nuevas creencias y nuevas prioridades les han llevado a mudarse, a tener nuevos intereses, a tomar decisiones más saludables", señaló Angus.

Y así surgieron consumidores con un mayor aprecio por el equilibrio entre la vida laboral y personal, que forman parte de "La gran dimisión" y priorizan la salud y la felicidad.

"Para las empresas es crucial estar al tanto de cuáles son esos cambios", indicó Angus. "¿Qué cambios están haciendo los consumidores que influyen en sus decisiones de compra? Ser consciente de ello significa que es importante innovar para garantizar que los bienes y servicios que se ofrecen a los consumidores responden realmente a estos cambios".

Angus señaló una iniciativa reciente de NESCAFÉ NATIV Cascara en Australia, una bebida elaborada con berries de café recicladas, cargadas con sabores australianos y producida en un 99% en Australia. "Están innovando en torno a bebidas para adultos más saludables y sin alcohol. Esta adición de ingredientes y el hecho de ser fabricados dentro del país realmente aprovecha la creciente tendencia hacia la localización", continuó Angus.

2. La paradoja de la socialización: "Hay diferentes sentimientos sobre la reaparición de la pandemia: algunos están ansiosos por salir y otros no se sienten nada cómodos con ello", dijo Angus. "Es difícil para las empresas porque el público objetivo puede estar en cualquiera de los dos extremos. Tienen que plantearse cómo atender a los grupos de consumidores que se encuentran en los extremos y adaptarse a sus múltiples formas de vida".

Esto apunta a modelos de negocio híbridos sin fisuras y a invertir en soluciones digitales que se sitúen al lado de las soluciones tradicionales en persona. "¿Cómo, cuándo y dónde están socializando? Estamos viendo nuevas ocasiones sociales y eso puede repercutir en la elección de alimentos", indicó Angus. Starbucks, por ejemplo, ofrece sus productos de diversas maneras a los consumidores: en puntos de venta, a través de una aplicación o un sitio web, para comer en la tienda, en el coche y en el restaurante. "Los consumidores quieren disfrutar de esas nuevas ocasiones sociales, ya sea en casa o fuera de ella".

"Los proveedores deben apoyar a los retailers y a la hostelería para que lleguen a ambos grupos de consumidores y ofrezcan una experiencia realmente sólida dondequiera que sea. Y tienen que pensar en cómo apoyar todo esto con los tipos de envases pertinentes, los materiales de envasado y promoción e incluso los propios productos", añadió Angus.

3. Enfoque en la salud: "Los consumidores están abrazando lo que realmente son. Están invirtiendo en cuidarse a sí mismos en primer lugar: están priorizando su propia felicidad ante todo. Se rodean de personas y productos que están en consonancia con su verdadera identidad", afirma Angus.

"Eso significa comprar productos que muestren y mejoren sus mentes y cuerpos". En cuanto a los productos, aunque el interés por los alimentos que refuerzan el sistema inmunitario se está ralentizando a medida que la COVID va perdiendo protagonismo, está surgiendo un nuevo enfoque".

"Los consumidores sustituirán eso por la búsqueda de un bienestar emocional y mental a más largo plazo", dijo. "Las empresas deberían pensar en esta tendencia y quizá quieran reelaborar los formatos y las experiencias para ayudar a los consumidores a sentirse realizados, seguros de sí mismos y permitirles ser quienes quieren ser".

Esto incluye en gran medida a los solteros, una población que se espera que supere a los casados como grupo de población más numeroso el año que viene. "Cada vez tienen más confianza en ir solos en todas las actividades. Las oportunidades para los consumidores solteros de realizar actividades, regalos y caprichos aumentan con rapidez", afirma Angus.

4. Respaldar a los que les gusta planificar: La escasez en la cadena de suministro sigue complicando que los consumidores consigan los productos que desean. "A los que les gusta planificar se enfrentan a la inflación y están siendo más creativos en sus compras", expresó Angus. "Por un lado, están buscando alternativas rentables a sus productos habituales. Están eligiendo marcas alternativas, marcas blancas y de segunda mano. Por otro lado, los más pudientes están dispuestos a pagar un precio superior para conseguir lo que quieren".

Los consumidores también están explorando vías alternativas para conseguir los productos que desean, como planes de suscripción, o en acudir directamente a los fabricantes para conseguir artículos. "Este modelo de suscripción directa al consumidor está experimentando un fuerte crecimiento. Evitan los intermediarios tradicionales, pero a menudo tienen la ventaja añadida de ofrecer soluciones más personalizadas", afirmó. El año pasado, por ejemplo, Frito-Lay lanzó un servicio de suscripción de aperitivos que prometía descuentos, envíos gratuitos y mucho más, y que se introdujo para ayudar a superar el "síndrome del estante vacío" que se observa en las tiendas.

"Para los proveedores, se trata de garantizar la oferta de ingredientes para que el cliente pueda obtener el producto que desea", continuó Angus. "Para las empresas, se trata de invertir en tecnología, automatización, localización, abastecimiento, aumentar el número de oferta para asegurar el abastecimiento y más".

5. La tercera edad digital: "Las personas mayores son un grupo de consumidores cada vez más amplio y rico que se siente más cómodo con la tecnología, especialmente con la que les ayuda en su vida diaria", compartió Angus. "Pero siguen necesitando el apoyo tecnológico de las empresas. Así que las empresas tienen que adaptar y simplificar sus plataformas digitales para que sean fáciles de usar para las personas mayores. Tienen que ser soluciones sin fricciones, directas y apoyadas con una comunicación con personas reales. Es decir, alguien con quien puedan hablar en línea. Si los productos o servicios no se adaptan a ellos, se irán a la competencia".

6. Aficionados a las finanzas: "Los consumidores están mejorando mucho en la gestión del dinero. Hacen un seguimiento de sus gastos y cada vez se sienten más seguros a la hora de invertir en valores, acciones e incluso criptodivisas", aseguró Angus. "Además, el coste de la vida está aumentando, por lo que los consumidores están ahorrando e invirtiendo menos. Esto está alimentando su deseo de asegurarse de que estas inversiones van bien y prestan mucha atención a su gasto diario".

Los conocimientos financieros de los consumidores también están aumentando, en parte gracias a que las empresas financieras ofrecen más recursos formativos. "Eso está contribuyendo a aumentar la confianza de los consumidores. La disponibilidad de más aplicaciones para la gestión del dinero y de productos financieros fáciles de usar está ayudando a la gente a aumentar su perspicacia financiera", añadió Angus. "Esto les da una nueva libertad financiera que las empresas pueden aprovechar".

Señaló que la empresa de refrescos International Beverage and Filling Industries (IBFI), de los Emiratos Árabes Unidos, lanzó un refresco asequible, pero de alta calidad. "Vieron que necesitaban ayudar a los consumidores a comprar mejores productos con su dinero, así que este producto tiene un aspecto más selecto, está hecho con ingredientes naturales y ofrece a los aficionados a las finanzas una alternativa a las marcas globales importadas", señaló el experto.

7. Segunda mano: Los consumidores quieren vivir de forma sostenible y la asequibilidad también es importante. Ambos intereses están impulsando la tendencia a la compra de artículos de segunda mano. Angus afirmó que, según su encuesta, en 2021 el 50% de los consumidores compró o vendió productos de segunda mano.

Las empresas están adoptando la economía circular ofreciendo programas de recompra, alternativas de envases reutilizables y, en el sector alimentario, pensando en el desperdicio de alimentos y en su reutilización.

Angus mencionó el programa SparCs de Baldor Specialty Foods (SparCs es "scraps" deletreado al revés, que significa "desperdicio" en inglés). "Ha identificado varios usos para los productos alimentarios sobrantes, como la alimentación animal, el compostaje o como ingredientes para que los restaurantes los utilicen en sopas y zumos", expresó.

Y para ayudar a cumplir con esa parte de asequibilidad, aplicaciones como Too Good to Go permiten a los usuarios comprar el excedente de comida de los restaurantes cercanos con un descuento.

8. El cambio climático: Sin duda, el cambio climático influye en los consumidores actuales. "Y los consumidores responsables hablan por sí mismos", dice Angus. "Quieren reducir su impacto en el clima con sus elecciones, así que buscan dietas bajas en carbono, productos energéticamente eficientes y sostenibles. Necesitan más opciones".

A su vez, mientras las empresas toman medidas para reducir su huella de carbono, pueden ayudar a los consumidores a elegir con conocimiento de causa.

"La asequibilidad es un obstáculo. Los consumidores quieren estos productos y, aunque algunos pueden pagar un suplemento, para otros no es posible", compartió. "Las empresas pueden ayudar a ser más transparentes, por ejemplo, invirtiendo en el etiquetado digital de los productos o en aplicaciones móviles de seguimiento que permitan a los consumidores conocer mejor las afirmaciones éticas del producto y su huella de carbono".

Añadió que la información es tan importante como el propio producto. "Puedes estar haciendo muchas cosas para ser más sostenible, pero ¿lo saben tus clientes?". Por ejemplo, la tienda online de Walmart U.S. ha empezado a añadir iconos para destacar los productos que reducen el impacto climático.

9. Gente rural: Los consumidores quieren una mejor calidad del aire, más espacios verdes para vivir y también han aumentado la flexibilidad del lugar de trabajo para poder acceder a todo eso.

"El trabajo está cada vez menos ligado a una oficina física, por lo que veremos a más consumidores pensar en los barrios periféricos y las zonas rurales como una opción permanente", indicó Angus. Para las empresas, esto significa nuevas oportunidades para llegar a los consumidores de estas zonas, ampliando la distribución o buscando microcentros de distribución para garantizar una buena entrega.

Sin embargo, no todos los habitantes de zonas rurales quieren abandonar la ciudad. Algunos vuelven o se quedan y quieren llevar la sencillez de la vida rural a sus hogares y barrios. "Hay una necesidad de servicios más localizados que atiendan a estas poblaciones rurales".

"Pero también hay que pensar en cómo apoyar a los consumidores en las ciudades. Se necesitan más espacios verdes: agricultura de interior, huertos en los tejados, más tiendas y restaurantes en las comunidades locales. La nueva 'miniciudad' lo tiene todo a 15 minutos a pie o en bicicleta", explica Angus, señalando que, en Estonia, Membo es un mercado agrícola virtual que permite a los consumidores vivir en cualquier tipo de barrio y recibir directamente los productos agrícolas.

10. El metaverso: La gente ya vive en espacios virtuales y adopta mundos digitales inmersivos. "Las empresas tienen que relacionarse con los consumidores en estos nuevos espacios. Especialmente los jóvenes, que están pasando una enorme cantidad de tiempo en plataformas de intercambio de vídeo, de transmisión en vivo, TikTok, Twitch, Minecraft, Fortnite, etc.", comentó. A su vez, también están influyendo en los miembros de la familia con los que conviven sobre su metaverso. "Están atrayendo a las generaciones mayores para que se unan a ellos... o al menos para que les den tarjetas de regalo por comprar en estos espacios", añadió Angus.

Para las empresas, las marcas están entrando en estos espacios comprando vallas publicitarias y colocando productos, o tienen tiendas virtuales que facilitan las ventas por comercio electrónico. "Hay que pensar ya en el metaverso y elaborar planes estratégicos, porque hacia allí nos dirigimos. Se trata de cambiar la forma de relacionarse con los consumidores", afirma.

¿Incluso en la comida? Angus señala que el Tiger Beer Street Food Festival fue la primera experiencia en línea de un festival de comida que permitía a los usuarios interactuar con otros, visitar a los vendedores, jugar y ganar descuentos y premios, y en la en la vida real pedir la comida callejera de la experiencia en línea para que te la entregaran en tu puerta.

"Los modelos de negocio tradicionales y las redes logísticas están siendo desafiados. La disponibilidad del producto no está asegurada y la fidelidad del cliente tampoco", concluyó Angus. "Los valores y comportamientos de los consumidores están cambiando más rápido que nunca. Las empresas deben reconocerlos, aceptarlos y adaptarse a ellos".

 

Foto: Dreamstime


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor