Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global del limón

Con el regreso de un tiempo más cálido en el hemisferio norte, el mercado del limón muestra un panorama diverso en los mercados. El riesgo de la expansión de la mancha negra de los cítricos sigue amenazando al comercio de este popular cítrico en Europa. Algunas regiones productoras como Italia, España y Turquía se han visto afectadas por el frío durante la temporada de cultivo, lo que ha conllevado un menor rendimiento. La invasión rusa de Ucrania también sigue causando problemas en los mercados, sobre todo en Sudáfrica, que es quien más siente la pérdida del mercado ruso. A pesar de ello, las perspectivas son en general positivas, ya que la reducción de las producciones han hecho subir los precios en muchos mercados, y a medida que el mundo se recupera de la COVID-19, también lo hace la industria de la restauración y, con ella, la demanda de limones.

España: Abundancia de calibres grandes y precios altos para los limones medianos
La campaña española de limón Primofiori ha terminado con buenos precios como consecuencia de la reducción de la producción este año, agravada por las persistentes lluvias de marzo y abril. Desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania ha habido más competencia con Turquía, ya que sus envíos se desviaron a la UE. La temporada de limón Verna, que comienza ahora, estará marcada por una reducción de alrededor del 45% en la cosecha en comparación con la de 2021. Las previsiones apuntan a de casi 190.000 toneladas para 2022. Esto se debe a las malas condiciones meteorológicas del año pasado, con frío, viento y exceso de lluvias que afectaron a la floración y al cuajado de los frutos en algunas zonas de producción.

Además, las lluvias inusualmente abundantes y constantes que llevan registrándose desde marzo han influido en el tamaño de los limones Verna, que este año es enorme. El exceso de agua ha hecho que abunden los calibres 1, 2 y 3, mientras que el mercado demanda principalmente los calibres 3, 4 y 5. Los tamaños medianos y pequeños son caros en este momento, aunque el mercado parece reacio a pagar. Será difícil vender limones tan grandes este año, sobre todo cuando haya una disponibilidad constante de limones sudafricanos y argentinos, lo que probablemente ocurrirá en las próximas 2-4 semanas. Hasta ahora, el precio medio en origen de los limones Verna ha oscilado entre 55 y 65 céntimos por kilo.

Países Bajos: Debido a la mancha negra, volverá a haber tensión en la temporada de importación de limones
En este momento, un comerciante holandés aún dispone de limones españoles, "pero nuestra temporada más importante es la del limón Eureka argentino", dice. "La próxima semana o dentro de dos semanas se cargarán los primeros contenedores en Argentina. Esperamos que lleguen aquí, a los Países Bajos, en la tercera o cuarta semana de mayo".

En España, este año hay muchos menos Verna, el típico limón de segunda temporada que sustituye allí al Fino o al Primofiori. "Hay menos de la mitad que el año pasado y eso dejará mucho espacio para el producto de ultramar. Los Verna se agotarán, probablemente, a mediados/finales de junio, cuando, normalmente, están en el mercado hasta principios de agosto. La menor cosecha se debe a un cúmulo de circunstancias, entre ellas, que, ya de por sí, este es un año de baja producción (off) y que se han registrado abundantes lluvias en primavera, que repercuten tanto en los volúmenes como en la calidad".

Cree que la oferta argentina lo compensará con creces. "En realidad hay demasiada. Una parte va a la industria de transformación, otra al mercado de exportación, así que debería haber presión sobre los precios aquí". Sin embargo, Argentina está teniendo que hacer frente a una inflación muy elevada, de entre el 50 y el 60% anual, y a la depreciación de su moneda. A primera vista, esto puede parecer beneficioso para las exportaciones, pero los argentinos no pueden disponer libremente de dólares o euros. Las divisas obtenidas en el comercio exterior deben cambiarse por pesos a través de los canales oficiales.

Todo apunta a que el problema de la mancha negra de los cítricos volverá a ser relevante este año. El limón no se somete al tratamiento de frío, pero existen controles muy estrictos. "Tras la suspensión de las exportaciones de cítricos argentinos a Europa debido a las interceptaciones de mancha negra hace dos temporadas, el año pasado se reanudó el comercio. Al final, las cosas el año pasado fueron bastante bien", afirma el comerciante.

Espera que las llegadas de esta próxima temporada no se retrasen demasiado y que los volúmenes, presumiblemente grandes, encuentren todos un cliente a un precio razonable. "Luego siempre ocurre algo inesperado. La semana pasada, por ejemplo, hubo problemas en el puerto de Durban, por lo que el suministro de limones sudafricanos se detendrá durante un tiempo. Será otro año emocionante para la temporada de ultramar".

Alemania: Temporada en general positiva para el limón
Las propiedades organolépticas del Primofiori español, predominante, y del Enterdonato turco, complementario, fueron en su mayoría convincentes en la semana 16, según los informes del mercado alemán. La oferta y la demanda tendieron a mantenerse en equilibrio, por lo que no se registraron cambios significativos en las valoraciones. Aquí y allá, las cotizaciones subieron ligeramente como consecuencia de ligeras limitaciones de la oferta. Los productos italianos, que completaron la oferta del mercado, se encarecieron ligeramente en Colonia.

El precio medio de los limones italianos en la semana 16 alcanzó los 165 euros por 100 kg. Los limones españoles registraron precios de 147 o 132 euros, dependiendo del tamaño, mientras que los turcos alcanzaron los 116 euros.

Italia: Perspectivas positivas para los limones, a pesar de la reducción de la producción
En Sicilia, la cosecha del limón amarillo Primofiori está en pleno apogeo y se vende en las principales cadenas de supermercados, tanto en Italia como en el extranjero. "Exportamos principalmente a Alemania, pero también al resto de Europa. Más adelante, también se atenderá la demanda de las industrias de transformación", informa un comerciante.

Este año se está produciendo un 50% menos de limones en Campania. El consumo es bueno, y los restaurantes y minoristas están comprando el producto. De momento, los precios de venta oscilan entre 0,80 y 1,70 euros por kilo, mientras que los limones ecológicos no se venden por menos de 1 euro por kilo. Con la mejora de las condiciones meteorológicas y la llegada del verano, se espera que el consumo aumente, el mercado se anime y los precios suban.

Según los datos disponibles, en el período de 12 meses que concluyó en febrero de 2022, el 70,9% de las familias, es decir, más de 18 millones, compraron limones al menos una vez para el consumo doméstico. La frecuencia de compra también es elevada, con una media de 8,2 veces por hogar y año, mientras que el gasto medio por acto de compra es inferior a 2 euros. La cantidad media comprada por acto por hogar es de 800 gramos de producto.

Turquía: Menor producción debido a las condiciones meteorológicas
Durante la última temporada, los productores de limones en Turquía han tenido que lidiar con las inclemencias meteorológicas que se produjeron justo en el momento en que había que cosechar el producto. Si los productores hubieran podido anticiparse a esto, la cosecha se habría realizado a tiempo. Por desgracia, no fue así. La demanda en general fue bastante alta y, a diferencia de lo que suele ocurrir, no se registró ninguna caída después de Navidad. Tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania en febrero, el comercio con estos dos países se ha ralentizado considerablemente.

Sudáfrica: La pérdida del mercado ruso vuelve a poner presión en los precios en Oriente Medio
El precio medio del limón en Sudáfrica ha bajado a 4,15 rands por kg (0,25 euros), con un precio ligeramente superior para los limones de categoría 1. Un comerciante de limones en el mercado municipal dice que los limones sin semillas obtienen mejores resultados que los que tienen semillas, y que hay muchos limones disponibles actualmente en el mercado local, aunque también se observan bastantes daños provocados por el viento.

Recientemente, las lluvias en algunas zonas de Limpopo han impedido la recolección del limón, lo que se suma al impacto de las huelgas que se están llevando a cabo en el Sundays River Valley, en el Cabo Oriental, donde normalmente se envasan los limones.

La pérdida de Rusia como destino está afectando a las exportaciones de limones, ya que el mercado de Oriente Medio está sobrecargado debido a las grandes cantidades exportadas, que están ejerciendo presión sobre los precios (algo que ocurre casi todos los años, antes de que los exportadores sudafricanos empiecen a enviar a Europa).

Se estima que la cosecha de limón de esta temporada será de 32,3 millones de cajas de 15 kg, un aumento de 1,3 millones de cajas en comparación con 2021.

Los árboles jóvenes que están empezando a dar fruto en algunas regiones, como el Cabo Occidental y Senwes en Limpopo, contribuirán a este crecimiento. La Asociación de Productores de Cítricos ha señalado que un verano más fresco podría dar lugar a una reducción en el tamaño de la fruta en algunas regiones, algo que podría afectar al número final de cajas envasadas y enviadas.

Norteamérica: La demanda de limones se solidifica a medida que los restaurantes norteamericanos reabren sus puertas
El suministro de limones es moderado en este momento. Un expedidor con sede en California dice que la mayoría de los suministros se destinan actualmente a programas previamente acordados, algo típico de la temporada de invierno. "A medida que los suministros nacionales se reducen, se acerca nuestra cosecha principal, con la que se alcanzarán grandes volúmenes a partir de junio/julio. Esperamos estabilidad en los volúmenes y una calidad excelente de nuevo para esta temporada de verano", afirma. Su producción para la temporada de verano procede en gran medida de Tamaulipas, México, aunque también hay algo de fruta de las regiones del norte de Veracruz y Sonora.

La situación actual es distinta a la del año pasado por estas fechas, cuando el suministro global de limones en México se vio afectado por la helada de febrero de 2021, que afectó tanto a México como a Texas. "Afortunadamente, la mayoría de nuestros suministros se vieron mínimamente afectados y pudimos cumplir con nuestros programas", dice el expedidor.

A nivel nacional, California se encuentra en la última fase de su temporada y ya está con la fruta del Distrito 2. Parece que, hasta ahora, ha habido una buena temporada, a pesar de las lluvias que se produjeron en el Distrito 1. "Varios países de Sudamérica también se están preparando para enviar fruta a Estados Unidos, y se informa de que la calidad y los volúmenes están a buenos niveles. La mayor fuente de preocupación para los proveedores sudamericanos es la logística marítima", dice el expedidor, y señala que se espera que los largos retrasos y los altos costes de envío continúen siendo un problema esta temporada.

El expedidor produce principalmente limones de la variedad Eureka, con aproximadamente un 40% de calidad Fancy y un 60% de calidad Choice; unas proporciones que se espera que se mantengan estables este año. "Tendemos a alcanzar las cifras más altas con los tamaños más pequeños, lo cual resulta ventajoso cuando los cultivos nacionales y sudamericanos se ven marcados por las lluvias, ya que entonces suministran principalmente calibres más grandes", dicen. "Este fue el caso esta última temporada para California, y se espera lo mismo para los suministros que llegarán pronto de Argentina".

En cuanto a la demanda, se mantiene a niveles sólidos tanto en el sector minorista como en el de la restauración. "Los precios están a niveles promocionales para la venta al por menor y adecuados para la restauración, lo que permite seguir adelante, a pesar de los elevados costes logísticos", dice el transportista. "El sector de la restauración parece haberse recuperado mucho tras los muchos retos a los que se ha enfrentado en los dos últimos años y esperamos una reactivación constante en ese sector".

A medida que los restaurantes sigan reabriendo, esperan que el consumo alcance niveles comparables a los del pasado y que luego, con suerte, siga creciendo. "No cabe duda de que el consumo de los servicios de restauración está preparado para crecer, ya que mucha gente vuelve a comer fuera de casa y está asistiendo a más eventos públicos", afirma. "En lo que respecta a la venta al por menor, se observa un consumo continuo y creciente de limones ecológicos".

En lo que respecta a los precios, a medida que los suministros nacionales se reduzcan en el distrito final de California, los precios comenzarán a subir. "Además, los aumentos de las tarifas de los fletes marítimos desde Sudamérica están dando un impulso a los precios para las próximas llegadas", dice el cargador. "En general, esperamos ver mejores precios y más estabilidad en los suministros mexicanos, teniendo en cuenta sus ventajas logísticas y cercanía a los Estados Unidos".

De cara al futuro, se prevén precios ligeramente más altos en mayo. "Es probable que los precios se ajusten de nuevo a partir de junio, ya que las temporadas de México y Sudamérica estarán entonces en pleno apogeo", apunta.

La semana que viene: Resumen del mercado global del kiwi


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor