Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Gal Yarden, de Netafim:

"Mitigar y limitar el impacto de las heladas para ahorrar millones de euros es una prioridad para los productores de todo el mundo"

Las heladas extremas son una parte fundamental del impacto del calentamiento global. Europa experimenta periodos de heladas más frecuentes, intensos e imprevisibles, que acaban con viñedos y plantaciones enteras y perjudican la calidad de la cosecha, no solo del año en curso, sino también de los años siguientes.

Sistema Netafim Pulsar

Este año, muchas partes de Europa pasaron rápidamente de un tiempo primaveral a uno invernal a finales de marzo/principios de abril, y el brusco descenso de las temperaturas provocó una gran preocupación en las plantaciones en floración de Francia, España, Hungría e Italia, por nombrar solo algunas. En otras partes del mundo también se produjeron episodios de heladas que dañaron los cultivos de arándanos y otros. El efecto total de las últimas heladas en los cultivos aún está por determinar.

Para Netafim es fundamental ayudar a los agricultores de todo el mundo con tecnologías que mitiguen, limiten y, en muchos casos, eviten los daños causados por las heladas como parte de un enfoque sistémico, según Gal Yarden, vicepresidente de la división EMEA. "Los agricultores deben reconocer que este es el comienzo de una tendencia a largo plazo y prepararse para las heladas o, de lo contrario, se arriesgan a perder sus cosechas y a sufrir graves daños duraderos en sus campos".

Gal Yarden, de Netafim - SVP de la División EMEA

Existen varios métodos que los productores europeos y de todo el mundo pueden utilizar para controlar las heladas, como máquinas de viento, sistemas de aire caliente y quemadores de propano. Sin embargo, según Yarden, la forma más eficaz de hacer frente a las heladas es mediante los sistemas de aspersión aéreos.

"Los aspersores protegen las vides de las heladas creando una capa protectora continua de hielo alrededor del brote y manteniendo la temperatura justo por encima de los 0 °C para evitar la congelación. Un ejemplo de aspersor inteligente es el Pulsar™ de Netafim. Diseñado para plantaciones y viñedos, distribuye el agua de forma continua con pulsos iguales. Su pulsación hidráulica proporciona un caudal bajo impecable, a la vez que utiliza menos del 50%-70% del agua que requieren los sistemas de aspersión de cobertura total. Si a esto le añadimos un coste energético reducido y una gran durabilidad, tenemos una poderosa herramienta de mitigación de las heladas que puede reducir los costes operativos de los agricultores hasta en un 30% en comparación con otros sistemas", afirma Yarden.

Ahorro de millones de euros en cosechas
En Valtellina, un valle de la zona de Lombardía, en el norte de Italia, se salvaron 5.000 toneladas de manzanas, y en Emilia-Romaña, al menos 200.000 toneladas de fruta de verano, gracias a los sistemas antiheladas. En Trentino se salvaron al menos 800.000 toneladas de manzanas, lo que equivale a una tasa media de éxito del 80% en la mitigación de los daños causados por las heladas. "El daño total causado por las heladas en esas zonas de Italia fue de 862 millones de euros en 2021. Al mitigar los daños causados solo por la pérdida de producción (454 millones de euros), habríamos reducido el daño total a 172 millones de euros. Eso significa que, en años especialmente graves, el objetivo debe ser mitigar los daños, si no se pueden evitar por completo", expresa Yarden.

¿Cómo funciona el aspersor antiheladas?
"Encerrar las plantas sensibles en una capa de hielo puede parecer lo último que los productores querrían hacer. Pero es muy eficaz para prevenir o mitigar los daños de las heladas primaverales", agrega Yarden. Tiene otras ventajas, como que es más rentable, tiene un coste energético y de infraestructura muy bajo, que se puede basar en el sistema de riego habitual, y también se puede utilizar para enfriar los árboles en caso de temperaturas extremadamente altas durante el verano.

Los daños por heladas no se limitan a Europa
Los productores de aguacates y mangos de Israel corren el riesgo de perder su producción e incluso toda su plantación por culpa de las heladas. Otros países son:

● Dinamarca: cerezas, viñedos
● Turquía: manzanas, palmeras
● Sudáfrica - manzanas
● Brasil: viñedos
● España: aguacates
● Chile: viñedos

La solución antiheladas de Netafim es utilizada por productores de todo el mundo: Europa (incluyendo Italia, Francia, Reino Unido, Dinamarca, los Balcanes, Letonia, Turquía, España, Portugal), Chile, Argentina, Israel, Jordania, Marruecos, Sudáfrica y más.

¿Cómo se pueden mitigar los daños causados por las heladas?
"En primer lugar, es fundamental aumentar las inversiones en sistemas de vigilancia territorial que informen a los agricultores sobre los umbrales de riesgo. También hay que adaptar los sistemas de riego para que, incluso en los meses en los que es inusual pero cada vez más común ver heladas, el agua esté disponible para alimentar los sistemas antiheladas por encima de la cubierta. Además, las compañías de seguros deberían incentivar la adopción de estos métodos de mitigación de daños y, por tanto, generalizarlos, ofreciendo mejores pólizas a quienes inviertan en esta tecnología", concluye Yarden.

 

Para más información:
Gal Yarden
Netafim
Tel.: +972 - 8 - 6474747
Email: webmaster@netafim.com 
www.netafim.com/en/ 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor