Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Pilar Núñez Reina, de Sugoiport: “Estamos interesados en inversiones en agricultura provenientes de capitales extranjeros”

“Nuestra producción de gulupa tiene el potencial de crecer hasta las 60 toneladas mensuales”

Colombia es uno de los países megadiversos del mundo, identificado así por el Centro de Monitoreo de la Conservación del Ambiente –organismo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la autoridad ambiental líder en el mundo–, donde se estima que se concentra el 10% de la biodiversidad del planeta. El país posee una extensa variedad de especies vegetales de valor incalculable que contribuyen a que se le haya otorgado este reconocimiento, privilegiado en un momento en el que la protección de la biodiversidad se ha vuelto crucial, y que comparte con el resto del mundo a través de empresas que abogan por la sostenibilidad, como Sugoiport. De hecho, Colombia se alza como un importante proveedor global de frutas exóticas, entre ellas, la gulupa, cuya producción ha registrado un aumento contundente en los últimos años.

“En el municipio de Mogotes, en el departamento de Santander, contamos con una extensión apta para cultivos de 280 hectáreas. En este momento se están cosechando 4 toneladas mensuales de gulupa; aunque pueden ampliarse, máxime que es un proyecto relativamente nuevo, hasta las 12 toneladas mensuales con un potencial de crecimiento de hasta 60 toneladas mensuales”, explica Pilar Núñez Reina, de Sugoiport.

“La fruta se cultiva en una finca de un total de 400 hectáreas que ha sido declarada Reserva Forestal por la Sociedad Civil de Reservas Naturales de Colombia. En ella hay 60 hectáreas de bosques nativos y varias fuentes hídricas, todos estos se mantienen indemnes, y cuenta con 280 hectáreas para uso agropecuario en diferentes pisos térmicos que se encuentran entre los 1.700 y los 2.400 metros, donde pueden cultivarse, además de gulupa, aguacate Hass, granadilla, feijoa, mora, pitahaya, gualchapa o maracuba”.

“Nuestro énfasis es la agricultura orgánica sostenible y ofrecemos las frutas y pulpas congeladas listas para ser 100% utilizadas de estas especies que son nativas de la región”, subraya Pilar.

“Tenemos interés en poder contar con certificaciones que confirmen la calidad del producto que ofrecemos; en estos momentos ya contamos con Registro ICA, la certificación del Gobierno colombiano para la fruta que se exporta, y se están tramitando GlobalG.A.P., Kosher, Rainforest Alliance, EurepGAP, Fair Trade y Gluten Free. Y además de la producción, estamos interesados en inversiones en agricultura provenientes de capitales extranjeros, inversores y relaciones comerciales que fortalezcan las exportaciones de los productos colombianos al exterior”.

La gulupa, un proyecto agroecológico sostenible y responsable en Mogotes
La finca donde se cultiva la gulupa y donde hay instalados varios invernaderos para la producción de las plantas y de la fruta, llamada Miraflores, pertenece al doctor Wilson Vargas y fue heredada de sus padres, quienes eran los dueños originales.

“Durante el tiempo de tenencia de la tierra por parte de esta familia de más de 60 años, el terreno nunca ha tenido uso de agroquímicos en los cultivos del proyecto familiar. En los últimos 25 años, los 5 hermanos Vargas Corzo y colegas médicos han unido allí esfuerzos para sacar adelante este proyecto, el cual busca promover la salud de los individuos, fortaleciendo la nutrición saludable. En este proceso han estado acompañados por profesionales de la salud de diferentes áreas médicas y paramédicas, así como de otros líderes promotores de consumo de alimentos saludables”, comparte Pilar Núñez.

“La gulupa, por su rico contenido en antioxidantes, ayuda a la prevención y el mejor control de enfermedades crónicas, convirtiéndose en un verdadero alimento biorregulador; y así como ella tenemos más de 10 especies frutícolas que se pueden sembrar en este piso climático”.

Además de la promoción de la salud, este proyecto está cimentado en la utilización de principios agroecológicos sostenibles y equitativos y en la responsabilidad social y ecológica. “El proyecto de la producción de gulupa en Mogotes persigue la formalización del trabajo en el campo: que todos los trabajadores vinculados a la producción y comercialización de nuestros productos tengan acceso a una seguridad social integral, la cual en Colombia cobija cobertura en salud, derecho a pensión, atención en caso de accidentes y enfermedades laborales, y programas de bienestar para ellos y sus familias”.

“También busca promover la educación de las familias de los trabajadores del campo enfocada en las carreras agropecuarias, que les permitan progresar y mejorar su calidad de vida; así como que los campesinos beneficiados dentro del proyecto tengan acceso a viviendas propias, construidas en condiciones sanitarias dignas, favoreciendo el desarrollo personal y social de cada familia”.

“Con este proyecto, además, queremos crear conciencia en todos los actores de la cadena de suministro (productores-logísticos-canales de venta) y en el consumidor final de que el cuidado del medio ambiente es fundamental para lograr verdaderos alimentos biorreguladores; que el campesino reconozca el valor de su trabajo y la verdadera importancia de cultivar alimentos saludables y llevarlos directamente del cultivo a la mesa sin intermediarios, estableciendo una cadena directa entre el producto del campo y el consumidor final”.

“Queremos compartir de forma permanente las experiencias recopiladas en el proyecto, con vecinos, amigos, demás habitantes del municipio y de otros cercanos, sensibilizándolos acerca de la importancia de cuidar las tierras y mantenerlas aptas para cultivos limpios”, concluye Pilar.

Para más información:
Pilar Núñez Reina
Proyectos Especiales
SugoiPort - Colombia
E.Mail: pilar@sugoiport.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor