Freshuelva culpa a Grecia de la bajada del precio de la fresa en los mercados europeos en abril

Según los datos de Freshuelva, en la primera fase de la campaña 2021/2022 se ha registrado un descenso en el volumen recolectado. Este retroceso se concentra entre marzo y la primera quincena de abril, dado que durante los dos primeros meses del año, el tonelaje contabilizado estuvo por encima de años anteriores, explica a agrodiariohuelva.es el gerente de la entidad onubense.

En marzo, en concreto, la llegada de fresas de Huelva a los mercados europeos se redujo un 8% con respecto al mismo periodo de 2021, mientras que en los primeros quince días de abril este porcentaje disminuyó un 3,5%.

De acuerdo con Rafael Domínguez, la climatología ha sido la principal responsable de que se recortara la exportación de fresas onubenses, ya que las lluvias de febrero y marzo provocaron una menor producción en las plantaciones y un mayor destrío de la fruta recolectada. Asimismo, las bajas temperaturas que se registraron en Europa propiciaron un menor consumo de fresas en los hogares.

Otro factor importante para que la fresa de Huelva no alcanzara en Europa el mismo tonelaje de campañas anteriores durante este periodo ha sido la competencia que ha tenido con la fruta procedente de Grecia, remarcó Domínguez. Grecia está aumentando de forma significativa su producción y sus hectáreas de fresas sin facilitar mucha información al respecto porque "la UE no se la pide", advirtió.

Domínguez ha indicado que "la fresa que Grecia suele destinar a los países del Este y a los más cercanos a su territorio se ha trasladado ahora a los mercados centrales europeos ante la imposibilidad de exportarla a los destinos tradicionales por culpa de la guerra entre Ucrania y Rusia".

Sin duda, el mejor mes hasta ahora ha sido marzo, destaca el gerente de Freshuelva, "porque en momentos puntuales el precio de la fresa se situaba casi un 30% por encima de la anterior campaña. El menor tonelaje registrado posibilitó que la demanda y la oferta estuvieran compensadas. Por eso no fue problemático vender la fresa en marzo, todo lo contrario. Además, durante ese mes fuimos los únicos que estuvimos exportando fruta a Reino Unido porque Marruecos se retiró por la incidencia que tuvo la calima en sus plantaciones. Si hubiéramos tenido más fresas, más hubiéramos podido vender. Marzo fue el mes adecuado para hacer una buena campaña".

 

Fuente: agrodiariohuelva.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor