Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la fresa

En este momento, el mercado mundial de la fresa está pasando por altibajos en algunos lugares. El excelente tiempo atmosférico durante la temporada de cultivo en el norte de Europa ha propiciado una abundante oferta nacional en países como los Países Bajos, Bélgica, Alemania y el Reino Unido. En el Reino Unido se espera, de hecho, una cosecha un 50% mayor que la del año pasado. Sin embargo, los países europeos tradicionalmente más cálidos, como Italia y España, han registrado reducciones de sus volúmenes de producción debido a las malas condiciones meteorológicas del inicio de la temporada de cultivo. Esta maduración más lenta ha provocado que esté lista al mismo tiempo más producción de la habitual, lo que combinado con la buena oferta nacional en los mercados del norte ha empujado los precios a la baja de forma significativa. También se espera una mayor oferta en Sudáfrica y Norteamérica a medida que el tiempo se vuelva más cálido.

España: Una campaña con menos oferta por el mal tiempo
Los precios de la fresa en origen han aumentado ligeramente con respecto a las semanas anteriores y están al nivel medio esperable para esta época del año; sin embargo, la oferta ha disminuido. Normalmente, al final de la semana 17 ya se ha comercializado alrededor del 85% del volumen total previsto para la campaña, pese a que la producción acumulada en la actual campaña es aproximadamente un 6% inferior a la de la campaña anterior debido a las pérdidas ocasionadas por las lluvias de marzo y la primera quincena de abril, que provocaron una caída de la producción en las plantaciones y un mayor descarte de fruta. Además, las bajas temperaturas registradas en Europa provocaron una reducción del consumo de fresas en los hogares.

Otro factor importante por el que la fresa onubense no ha alcanzado el mismo volumen que en años anteriores en Europa en marzo y abril ha sido la competencia por parte de Grecia. Los representantes del sector onubense afirman que Grecia está aumentando considerablemente su producción y sus hectáreas de fresa sin aportar mucha información al respecto, porque la UE no se la pide. Afirman que las fresas que Grecia envía habitualmente a los países del Este y a los más cercanos a su propio territorio acaban ahora en los mercados centroeuropeos debido a que Grecia no puede exportar a sus destinos tradicionales a causa de la guerra entre Ucrania y Rusia.

El mes de marzo ha sido el mejor hasta ahora porque, en algunos momentos, el precio se situó casi un 30% por encima del de la campaña anterior. El menor volumen permitió un mejor equilibrio entre la oferta y la demanda. Durante ese mes, España fue el único país que exportó fruta al Reino Unido, ya que Marruecos no pudo hacerlo debido al impacto de la climatología en sus plantaciones. "Podríamos haber vendido más fresas si hubiéramos tenido más para vender", dice un exportador.

La superficie en Huelva, la provincia que representa más del 95% de la producción española, asciende a 6.167 hectáreas, casi un 1% más que las 6.105 hectáreas plantadas con fresas en la campaña anterior. Las variedades más comunes, al igual que el año pasado, han sido la Fortuna y la Rociera. Sin embargo, continúa la tendencia a una mayor diversificación varietal, especialmente con variedades tempranas que han permitido entrar en los mercados antes de lo habitual.

La demanda en estas últimas semanas ha sido buena, pero a partir de estos días se espera que baje debido a la llegada de mayores volúmenes de producto local en los países del centro y norte de Europa.

Benelux: El menor consumo y la abundante oferta de fresas ponen presión sobre los precios
En estos momentos hay grandes cantidades de fresas disponibles a precios bajos, en parte debido a la llegada simultánea al mercado de grandes producciones de campo abierto de varios países. "Las fresas españolas han estado disponibles durante más tiempo que en años anteriores", según un representante del sector. "También en Alemania la producción a campo abierto ha empezado pronto. Además, allí se ofrecen muchas fresas procedentes de los países de Europa del Este. Por ejemplo, Grecia está enviando actualmente muchas fresas que en años anteriores iban a Rusia. Al mismo tiempo, en Escandinavia, la oferta de fresas españolas ha durado más. Esto ha dado lugar a volúmenes adicionales en dicho mercado, y a esto se unen los buenos volúmenes que ya están disponibles en los Países Bajos y Bélgica gracias al buen tiempo. A la vez, nuestros minoristas nacionales nos informan de que la situación económica actual y los altos precios de la energía han reducido el poder adquisitivo general, por lo que, en el mercado de las frutas y hortalizas, los consumidores están volviendo a los productos básicos y eso perjudica a nuestras fresas", dice un vendedor de fresas.

Alemania: Altibajos en la oferta y la demanda de fresas
Las fresas locales han dominado, superando a los productos holandeses e italianos. Desde Grecia, Bélgica y España han llegado solo envíos pequeños. Los lotes portugueses que cumplían una función complementaria han desaparecido. En general, la oferta ha aumentado, pero la demanda no siempre ha podido seguir el ritmo, sobre todo al principio de la semana, cuando resultó imposible despachar toda la carga, aunque la calidad de la fruta era muy buena. Hubo que hacer concesiones para evitar la acumulación de grandes excedentes. El Día de la Madre le dio entonces un nuevo impulso al negocio, la liquidación se aceleró y los comerciantes lograron en ocasiones que aumentara de nuevo la demanda. Sin embargo, en algunos casos no se pudieron vender todos los suministros.

En general, los cultivadores se han visto afectados por los elevados costes de producción y el precio relativamente barato de las importaciones del sur de Europa y de los Países Bajos. Esperan que los precios mejoren en la segunda mitad de la temporada y que aumente la demanda de producto nacional.

Reino Unido: Los productores se enfrentan a problemas con la mano de obra y el transporte
Ha sido una temporada de importación muy difícil para las fresas españolas en el Reino Unido, ya que ha habido múltiples retos a lo largo de la temporada.

En primer lugar, la temporada de cultivo fue complicada debido a las condiciones meteorológicas, con lluvias prolongadas, tormentas de arena y pocas horas de sol, que frenaron la producción. El coste de la producción aumentó debido a los mayores costes de los fertilizantes, el plástico, el cartón, el combustible y la mano de obra. A ello se sumaron los problemas fronterizos en Dover, con largas colas y tiempos de espera, así como la huelga de los transportistas españoles en protesta por el elevado coste del combustible. 

También ha disminuido la demanda de fresas a medida que ha ido aumentando el coste de la vida y los consumidores han optado por productos más básicos, en lugar de por frutos rojos "caros". Esto ha provocado que las importaciones procedentes de España no crezcan esta temporada, en una categoría que había estado experimentando un rápido crecimiento anual.

Mientras tanto, la producción en el Reino Unido está en una fase muy avanzada y los volúmenes se están acumulando en las primeras zonas de producción, con un pico de producción previsto para finales de mayo. Los productores británicos también se enfrentan a retos y un productor comenta que la demanda de fruta británica se ha visto mermada por las importaciones españolas. Además, los costes de los insumos también han aumentado y los precios de los minoristas no han variado mucho. El Reino Unido continúa sufriendo escasez de mano de obra, y los productores afirman que carecen de personal suficiente y que "apenas se las arreglan". Se prevé que la cosecha de fresas británicas de este año sea un 50% mayor que la del año pasado.

Francia: La caída del poder adquisitivo de los consumidores afecta a las ventas
La campaña de la fresa francesa comenzó en marzo. Aunque algunos productores sufrieron pérdidas cercanas al 20% debido a las heladas, en general, a partir de abril, los volúmenes de producción aumentaron gracias a la luz del sol. Así pues, hay grandes volúmenes de fresas en el mercado en todas las zonas de producción francesas, pero los productores están notando en las ventas la rápida caída del poder adquisitivo de los consumidores. Las fresas francesas tienen que hacer frente a la competencia de España, cuya producción es mucho más barata. Los distribuidores quieren mantener sus márgenes e importan mucho de España. Dada la enorme producción francesa y la menor demanda, los precios de compra de mayoristas y supermercados no son muy buenos para los productores.

Italia: Precios hasta un 40% más bajos que el año pasado
En el sur de Italia, la campaña de la fresa de 2022 ha estado marcada por fenómenos climáticos claramente adversos. Las temperaturas, sobre todo en los tres primeros meses del año, no fueron suaves y hubo una gran escasez de luz, lo que afectó tanto a los rendimientos como a la calidad de la fruta. En abril, dado el retraso de las variedades medias-tardías, se produjo una concentración de la oferta por encima de la media, lo que provocó una depreciación del producto. Otro factor que ha complicado la campaña es la notable escasez de mano de obra, que, sobre todo en Basilicata, está provocando un progresivo abandono de los campos, con bastante antelación con respecto a años anteriores. Por el momento, no hay diferencia de precios entre las variedades en los mercados. Los precios siguen siendo bajos, con una caída de hasta el 40% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Un comerciante de Emilia-Romaña afirma que la temporada comenzó unos diez días tarde, lo cual ha hecho que las ventas se retrasen, ya que los productos locales también están presentes en los mercados europeos. Los precios de las fresas se han estancado. El comerciante añade que a uno de sus clientes suizos le ofrecieron fresas procedentes de Bélgica a un precio más bajo que las italianas, algo que nunca había ocurrido. Esto indica que hay una gran producción incluso en países que no son importantes en términos cuantitativos. Sin embargo, se indica que también hay una buena producción en Alemania y que, por tanto, las exportaciones italianas se están ralentizando. Emilia-Romaña (zona de Cesena) y Véneto (zona de Verona) están actualmente en plena producción. Muchos productores tienen excedentes de producción y, por tanto, han tenido que vender su fruta a tiendas de descuento. Esto ha contribuido a que los precios bajen aún más.

Un mayorista del norte de Italia afirma que en estos momentos las fresas se cotizan al por mayor a entre 2,50 y 3 euros/kg. La mayor parte de la producción procede de Emilia-Romaña, pero también llega del sur de Italia, sobre todo de Basilicata.

Sudáfrica: Buena calidad, pero se teme un exceso de oferta a medida que suban las temperaturas
La temporada nacional de fresas acaba de empezar en las provincias del Noroeste y Limpopo, con un buen número de nuevos agricultores y nuevos cultivares. En el Cabo Meridional hay agricultores que producen fresas durante todo el año.

La calidad es muy buena, ya que este año se han introducido nuevas variedades, afirma un comerciante de fresas del mercado municipal de Johannesburgo, que espera otra cosecha abundante este año. Es posible que haya un exceso de fresas de cara al comienzo de la primavera, cuando el tiempo comienza a hacerse más cálido y grandes volúmenes de fruta maduran a la vez.

Las importaciones de fresas, que proceden sobre todo de Egipto, ya han cesado esta temporada. Como los volúmenes disponibles todavía no son muy grandes, las fresas se siguen envasando en tarrinas de 250 gramos. Más adelante, cuando consigan más volúmenes, los productores pasarán a usar tarrinas más grandes de 400 y 500 gramos.

Los precios ahora mismo son buenos, situándose entre 22 rands (1,3 euros) y 30 rands (1,76 euros) por tarrina de 250 gramos en el mercado municipal de Johannesburgo.

Norteamérica: El tiempo cálido que se avecina impulsará el suministro de fresas
El estado de California espera un gran suministro de fresas. "La oferta de fresas va a ser bastante abundante esta semana. Parece que vamos a tener una buena cosecha", dice un productor-expedidor de Salinas, California. "Además, la calidad en general en Salinas-Watsonville es buena y el tamaño también es muy bueno".

En Watsonville, California, otro productor-expedidor señala que el reciente tiempo más fresco y nublado, incluyendo algunos episodios de lluvia ligera en las últimas dos semanas, solo tendrá un impacto negativo a muy corto plazo. "A la larga, beneficiará a las plantas más de lo que habrá perjudicado a la fruta", dice.

También señala que la falta de luz solar ralentiza el proceso de maduración de las fresas, lo que contribuye a que las cifras de la cosecha diaria sean inferiores a las estimadas en un principio, especialmente para esta época del año. "Afortunadamente, las plantas están sanas, fuertes y cargadas de fruta verde preparada para una rápida maduración tan pronto suban las temperaturas", dice. "Esperamos que a finales de esta semana las temperaturas tiendan a subir, lo que dará un impulso a los volúmenes cosechados y facilitará el suministro de volúmenes comerciales en las siguientes seis a ocho semanas".

Las tres regiones claves para el cultivo de la fresa en el estado, donde la superficie este año ha crecido en aproximadamente 728 hectáreas, ya se han puesto en marcha. En general, los volúmenes de fresas están siendo mayores que el año pasado por estas fechas. El productor-expedidor de Salinas señala que Santa María está alcanzando el pico de su temporada, mientras que Oxnard suele enviar su fruta a las procesadoras a partir del Día de la Madre. Por su parte, el suministro de Salinas-Watsonville probablemente alcanzará su punto máximo en junio. 

En cuanto a la demanda, parece que la del Día de la Madre fue mayor que la del año pasado. "El Día de la Madre es una de las fechas más señaladas del año para las fresas", dice el productor-expedidor de Salinas. Añade que la gran disponibilidad de fruta está conllevando precios más agresivos; "más de lo que habíamos visto en años anteriores, aunque estos precios luego suelen estabilizarse bastante rápido".

China: Aumenta la producción nacional de fresas
La demanda y la producción de fresas no dejan de crecer en China. En 2019, la superficie dedicada al cultivo en China se estimó en 125.000 hectáreas, con un crecimiento constante del 5% anual en los años anteriores. La mayor parte de la producción se encuentra en el este del país, con Shandong, Jiangsu y Liaoning como principales zonas de producción. En los tres primeros trimestres de 2020, se registraron 2.600 nuevas empresas involucradas en la plantación de fresas, lo que supone un crecimiento del 5% respecto al año anterior. La mayoría de las empresas son pequeñas y solo el 3% tiene un capital registrado de más de 10 millones de yuanes (1,5 millones de dólares). Este año, aunque las ventas de fresas se han visto afectadas por la pandemia, las ventas globales no han disminuido demasiado. A principios de la temporada se registraron precios elevados, de entre 200 yuanes (30 USD) por kg y 160 yuanes (23 USD) por kg. Justo antes y después de la Fiesta de la Primavera, los precios se estabilizaron en torno a los 90-120 yuanes (15 a 18 USD) por kg.

La semana que viene: Resumen del mercado global del espárrago


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor