Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El precio de una hectárea puede ascender hasta a 420.000 euros en fincas "sin características especiales"

El suelo almeriense vive su propia "burbuja"

La escasez de terrenos con concesiones de regadío y el creciente interés de fondos de inversión y empresas internacionales en el sector agroalimentario ha disparado el precio de la tierra en Almería, que se enfrenta a lo que puede denominarse como una “burbuja de suelo agrícola”; de hecho, una hectárea de suelo puede ascender a 400.000 o 420.000 euros "en fincas que no tienen unas características especiales para soportar ese precio", destaca Adoración Blanque, secretaria general de la asociación agraria ASAJA en Almería.

"En las dos últimas campañas estamos viviendo un aumento del valor de los terrenos para invernaderos que no responde a la realidad económica del sector y que invierte el conocido como modelo Almería. De un reparto equitativo de las tierras entre muchas familias, lo que ha hecho mucho por la distribución de la riqueza almeriense, parece que pasamos a la inversa. Se tiende, con la pérdida de rentabilidad, la incertidumbre y la subida de los costes de producción, a un modelo de grandes propietarios". Se están cerrando ventas en hasta 47 euros el metro cuadrado en el Poniente almeriense, algo solo al alcance de grandes productores "que pueden amortizar el valor de esa nueva finca con el rendimiento de las otras hectáreas que están ya explotando"; o por parte de "empresas y fondos de inversión que ven en el sector primario un potencial económico a largo plazo".

Andrés Góngora, secretario general de la organización agraria COAG en Almería, confirma que "empieza a haber movimientos especulativos y de fondos de inversión que tienen mucha relación con que este aumento del valor esté ocurriendo. Adquirir una finca es ya prohibitivo y también se elevan los arrendamientos".

El encarecimiento se dispara, al tiempo que se agota la superficie disponible, limitada por las reservas hídricas de la provincia. Por ello, los agricultores esperan que la Consejería de Medio Ambiente aclare los permisos de regadío de nuevas parcelas "lo antes posible", al representar uno de los elementos que más distorsionan el valor de la tierra.

Además, aparecen, según COAG, nuevos competidores en la puja por estos suelos de uso agrícola, con la llegada de "empresas energéticas para la instalación de placas fotovoltaicas, que están ya construyendo macro huertos de cientos de hectáreas de extensión".

 

Fuente: google.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor