"La inflación energética obliga a buscar formas de reducir el consumo manteniendo la calidad del producto"

Toda la cadena de suministro hortofrutícola está bajo presión debido a la inflación de los costes energéticos, de producción y de mano de obra, y el desperdicio de alimentos es un tema de debate desde hace tiempo. ¿Puede la tecnología ayudar a los retailers a ofrecer productos más frescos a los consumidores y a la vez reducir sus costes?

IMS Evolve lleva 20 años en el negocio de la integración de soluciones transformadoras de IoT en las tiendas y en toda la cadena de suministro. "Mantener los productos a la temperatura adecuada es un gasto importante para un retailer, en IMS Evolve ofrecemos la monitorización y gestión en tiempo real de los sistemas de refrigeración para asegurarnos de que cumplen con la normativa, se optimizan y abarcan factores externos como las condiciones meteorológicas, los niveles de existencias y el consumo de energía, a la vez que se concentran en la calidad", explica Jason Kay, director de comunicaciones de IMS Evolve.

"Nuestra tecnología no solo puede intervenir automáticamente y tomar medidas en las máquinas que muestran signos de fallos o averías, sino que nos aseguramos de que, si es necesaria la intervención humana, se notifique a las personas adecuadas en tiempo real".

Tradicionalmente, los retailers tienen un único sistema de refrigeración para las frutas y hortalizas, la carne y los productos congelados, lo que da lugar a un exceso de refrigeración innecesario. Jason afirma que se pueden introducir hasta 17 sistemas diferentes para conseguir la máxima eficacia, enfriando los productos únicamente a las temperaturas necesarias.

"El sobreenfriamiento de las frutas y hortalizas hace que se sequen, acortando su vida útil y comprometiendo su calidad y apariencia, además de consumir una cantidad significativa de energía innecesaria. Hay mucha presión en la cadena de suministro de alimentos para reducir el desperdicio y la pérdida de producto, y la inflación energética está obligando a buscar formas de reducir el consumo manteniendo la calidad del producto".

El almacenamiento de alimentos supone una gran proporción de los costes de los retailers, y los costes energéticos podrían aumentar entre un 200% y un 300% en el próximo año. En colaboración con uno de los principales retailers del Reino Unido, IMS Evolve introdujo 7 niveles de refrigeración diferentes, ahorrando unos 100.000 grados de sobreenfriamiento al año.

"Ha sido una época de grandes trastornos debido a la COVID, pero las cosas están volviendo a la normalidad y nos centramos en la cadena de suministro, que está en una fase de renovación en los costes operativos. Los sistemas utilizados para controlar la refrigeración suelen ser anticuados y la nueva tecnología puede innovarlos, lo que permite a los retailers avanzar rápidamente y centrarse en la innovación digital".

La pregunta que siempre surge es cuál es el retorno de la inversión en la instalación de esta nueva tecnología.

"Un enfoque neutral de los controles significa que no es necesario renovar todos los frigoríficos y congeladores de la tienda para implementar la tecnología. Esencialmente, la tecnología tiene la capacidad de extraer todos los datos en bruto de todas las máquinas existentes, viejas y nuevas. También puede ser cuestión de vincular algunos sistemas diferentes, como los datos meteorológicos, los sistemas de gestión del mantenimiento o el uso de la energía en las horas de menor consumo, etc.".

"Nuestro objetivo es que el retorno de la inversión se produzca en un año, aunque en algunos casos en los que la tecnología puede desplegarse a distancia el retorno de la inversión puede ser cuestión de semanas. Siempre tenemos en cuenta el modelo de negocio de la empresa y elaboramos la mejor estrategia posible, trabajando en equipo para alcanzar sus objetivos".

Aunque IMS Evolve ha trabajado principalmente con retailers en el pasado, la tecnología puede implantarse en empresas más pequeñas para hacerlas más eficientes energéticamente. Las soluciones también pueden utilizarse en cámaras frigoríficas y almacenes, aprovechando la gestión de datos para demostrar el cumplimiento de la normativa y también para ayudar a garantizar la futura financiación.

Para más información:
Max Simmons
max.simmons@tuvapartners.com 
Tel.: +44 7841 905 213
www.ims-evolve.com/ 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor