Países Bajos

Desechos de cultivo sin plásticos gracias a los soportes de metal para sujetar las ramas de tomates

A veces, las grandes innovaciones son muy pequeñas. En la feria HortiContact, un evento para el sector hortofrutícola de cultivo en invernadero que se celebró los días 10, 11 y 12 de mayo en la localidad holandesa de Gorinchem, se podía encontrar un pequeño soporte de color plateado en el stand de Hortiware. Con este nuevo artilugio llamado CROP CURV, Dirk-Jan Haas espera poder ofrecer a los productores una solución que les permita ahorrar toneladas de residuos de plástico y grandes cantidades de dinero en concepto de costes de retirada. Y es que los procesadores de desechos no consideran que el material residual metálico contamine los desechos orgánicos del cultivo.

Residuos de cultivo sin plástico
Dirk-Jan Haas, de Hortiware, ya había visto grandes oportunidades desde hace mucho tiempo para los anillos de metal, que se usan para atar las plantas a las cuerdas biodegradables, en lugar de los clips de plástico, con el objetivo de que el cultivo de hortalizas en invernadero se pueda llevar a cabo sin residuos de plástico. En el cultivo de tomates, sin embargo, los soportes de plástico para las ramas de tomates no fueron tan fácilmente sustituibles, tanto en términos de costes como de tiempo de degradación.

"Usar cuerdas biodegradables en combinación con soportes de plástico no tiene sentido para mí. Ciertamente existen clips y soportes biodegradables, pero tienen su coste. En lugar de un clip biodegradable, se pueden usar varios anillos de metal por el mismo precio, incluso con los altos precios actuales del acero", dice Dirk-Jan, quien desarrolló un soporte de metal en colaboración con varios productores y procesadores de residuos.

Derecha: con el TOM System se coloca un anillo de fijación de metal alrededor de la planta, una alternativa a los clips de plástico o al sistema de girar la planta alrededor de la cuerda.

Fácil manejo
Parece un paso simple, pero el sistema se ha investigado mucho. Los soportes de metal deben ser fáciles de manejar, sin que se enganchen entre sí. La aplicación de los soportes debe ser rápida para que el producto sea interesante en términos de costes de mano de obra y, por supuesto, el soporte debe ser fuerte. El desarrollo del soporte se ha completado con éxito y ahora se ha patentado la solución, de acuerdo con Dirk-Jan.

Pruebas en el invernadero
El soporte ha sido probado por varios agricultores y funciona de igual manera que la variante de plástico. "No obstante, el momento de aplicación es un poco más tarde, de modo que la fijación de la rama de tomates es aún mejor. El soporte se queda en la planta hasta el momento de la cosecha, que es cuando se corta la rama de tomates, incluido el soporte, y posteriormente se corta la parte de la rama donde se ha fijado el soporte, para que caiga entre la hojarasca".

A continuación, los soportes se pueden recuperar de entre la hojarasca con un imán. "De lo contrario, el metal se corroerá por la acción de la humedad". En Alemania, los residuos de cultivo se pueden esparcir en las tierras de cultivo, donde se utilizan como abono verde para otras producciones. En los Países Bajos, los procesadores de desechos no consideran que el material residual metálico contamine los desechos de cultivo.


Dirk-Jan Haas, de Hortiware (derecha), con el equipo de Agrifast en la feria HortiContact 2022. Las dos empresas han estado trabajando juntas durante algún tiempo para llevar el TOM System de Agrifast al mercado. Con la solución CROP CURV, están dando un nuevo paso hacia el objetivo de residuos de cultivo sin plástico.

Basura
"Al final de la temporada, los productores generan montones de residuos por los que tienen que pagar cada vez más. Las empresas compostadoras siguen preguntando qué solución se le puede dar a la montaña de cuerdas. En principio, las cuerdas se pueden reutilizar, pero debido a que contienen tal cantidad de desechos orgánicos, de los cuales no se pueden separar con las técnicas actuales, al final se tienen que tirar a la basura", dice Dirk-Jan, quien ha sido distribuidor del TOM System durante años, en el que se utilizan anillos de metal en lugar de clips de plástico. "Con los anillos de metal, las cuerdas biodegradables y los soportes para las ramas metálicos, los desechos del cultivo de tomates ya no contienen plástico y son completamente orgánicos. De esta manera, completamos la historia que comenzamos a escribir con los anillos de metal". 

Para más información:
Dirk-Jan Haas
Hortiware
Tel.: +31 (0) 659 695 654 (Países Bajos)
info@hortiware.nl
www.hortiware.nl 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor