Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Canadá

El aumento del precio de la gasolina frustra a los productores de invernadero de Ontario

Con unos precios del combustible que siguen subiendo en Ontario, acercándose o incluso superando los 2 dólares por litro en algunos casos, ¿en qué situación quedarán los productores de esta provincia canadiense?

"Los productores y transportistas están muy frustrados porque no han podido trasladar al mercado el aumento de los costes. El combustible es una de esas frustraciones. Los precios han sido ínfimos", dice Joseph M. Sbrocchi, director general de Ontario Greenhouse Vegetable Growers, sita en Leamington, Ontario.

Por supuesto, aunque el aumento de los precios del combustible es por sí solo un coste que hay que absorber, los productores están gestionando mucho más que eso. "El coste de la compra de gas natural en el mercado abierto es aún más preocupante. Nunca en nuestra historia nos habían explotado en la cara todos los costes. No hay ni una sola cosa que se haya mantenido constante respecto a los últimos 18 meses", comenta Sbrocchi. "Todo se ha visto afectado, y además los tipos de interés suben. Es un momento muy inquietante para nosotros".

A las frustraciones se suman las grandes cosechas de algunos artículos de invernadero, como los pepinos, señala. Sbrocchi teme que el resto de la agricultura de Ontario se encuentre pronto en el mismo dilema, ya que ahora están empezando a recoger sus cosechas.

La tasa de rendimiento no es la correcta
Esto significa que los productores de invernaderos, que también tienen que absorber los costes de cultivo adicionales, como la electricidad, se ven muy afectados. "No se pueden traducir esos costes en el rendimiento del mercado", expresa Sbrocchi. "Ahora mismo, solo por los pepinos, mis socios están recibiendo aproximadamente la mitad de lo que sería la rentabilidad media de seis años para los productores". En comparación con hace 18 meses, por ejemplo, los productores, de media, deberían añadir entre 1,40 y 1,80 dólares o más por caja respecto a sus acuerdos de precios/oferta del año anterior solo para alcanzar el equilibrio, añade.

Más difícil aún es mantener esos precios en un momento en el que los consumidores cuentan cuidadosamente sus gastos. Sbrocchi señala que en 2020 los precios de los productos de invernadero subieron. "Nuestros productos no tienen una presencia muy fuerte en el foodservice, pero sí una presencia extraordinariamente fuerte en los retailers", dice. "Así que en 2020, cuando la gente compraba más sus alimentos en las tiendas de comestibles en lugar de en los restaurantes, y no había suficiente oferta para la demanda resultante, los precios aumentaron, y los consumidores se acostumbraron a pagar esos precios en un momento en el que no tenían mucho más en que gastar su dinero".

Los precios siguieron aumentando
Y, por supuesto, en 2021, aunque los costes moderaron los precios de venta al público, Sbrocchi añade que se construyeron sobre esas cifras de 2020. "Ahora, en 2022, las expectativas de margen en los retailers vuelven a subir sobre el año 2021. Hay un enorme efecto multiplicador, y eso se ha materializado para los consumidores que, en última instancia, se enfrentan a pagar las facturas de su familia. La gente tiene que comer, y el coste de hacerlo simplemente ha quedado fuera del alcance de muchos".

En cuanto a sus miembros, está pendiente de los cambios en los planes de cultivo de invierno de los productores de invernaderos de Ontario. Esas decisiones se tomarán como muy tarde en agosto. "Ahora mismo hay invernaderos en Ontario con una gran cantidad de hectáreas que están listas para cultivar. Pero si no puedes traducir los monstruosos aumentos de costes en el rendimiento del mercado, ¿es posible seguir en el negocio?", se pregunta.

También señala que este invierno será interesante, ya que la iluminación y la calefacción de los invernaderos van a costar a algunos productores hasta seis veces más que hace 18 meses.

Por otro lado, las soluciones son complejas y variadas. "A corto plazo, lo que más puede ayudar es que los retailers reduzcan sus expectativas de margen a un porcentaje razonable sobre su coste de adquisición, para comprimir los márgenes, lo que, con suerte, conduciría a unos precios de los alimentos más asequibles", afirma. "Esto sería una buena noticia para los agricultores locales cuyas temporadas están a punto de comenzar, y al mismo tiempo, ayudaría a los consumidores con los dolorosos aumentos de los costes. Puede que sea el momento de hacer un ajuste en nuestra forma de ir al mercado".

 

Para más información:
Joseph M. Sbrocchi
Ontario Greenhouse Vegetable Growers 
Tel. (+1) 519-326-2604
j.sbrocchi@ogvg.com  
www.ogvg.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor