Mts. Koenraadt-Heerink se expande y supera las 20 hectáreas de batatas

"El rendimiento de la batata holandesa debería ser mayor para poder cubrir los costes"

Hace cinco años, Mts. Koenraadt-Heerink empezó a cultivar batatas a modo de prueba en los Países Bajos. Con los años, la superficie ha pasado de menos de 1 a 3 hectáreas, luego a 12 y, este año, a 20,5 hectáreas. Aunque Thijs Koenraadt comenta que todavía no ha obtenido ningún beneficio, la demanda de estas batatas cultivadas localmente ha aumentado notablemente. "Por eso seguimos creyendo en el proyecto, a pesar de que el cultivo a pequeña escala no es viable. La superficie del año pasado produjo entre 40 y 45 toneladas brutas por hectárea, pero necesitamos más para poder cubrir los costes", afirma.

"Desde el punto de vista de los costes, el cultivo resulta caro incluso cuando la producción se destina a la industria de las patatas fritas. A causa del elevado precio de los materiales de plantación, resulta aún más costoso cultivarlas para venderse en fresco". Una parte de las batatas de Thijs se vende bajo contrato, y el resto se destina a la comercialización en fresco. El agricultor, sus padres y su hermano son socios en una explotación de 160 hectáreas, donde las batatas se cultivan bajo una película biodegradable. "En comparación con otros productores holandeses, cultivamos en suelos relativamente pesados. Nos hemos dado cuenta de que eso beneficia a la calidad una vez los productos están almacenados", explica Thijs.

La mayoría de las batatas que cultiva durante la temporada son de la variedad Bellevue (12 hectáreas). Le siguen las variedades Covington (7,5 hectáreas) y Beauregard (1 hectárea). "La Bellevue es la mejor variedad para el mercado fresco. La forma es un factor muy importante para la venta al por menor. Las batatas no deben ser, por ejemplo, demasiado largas. Deben tener una forma bonita. A la industria esto no le preocupa tanto. La Bellevue también se conserva muy bien. Mantenemos algunas de ellas almacenadas como prueba, y están en muy buenas condiciones. Suministrar batatas holandesas durante todo el año es, sin duda, posible".

Nuevas cadenas
"No nos preocupan las ventas. La demanda de batatas cultivadas en los Países Bajos está aumentando", dice Koenraadt. La competencia de las batatas norteamericanas es llevadera, dice. "Resulta bastante caro hacer llegar esas patatas a Europa".

"La competencia por parte de Egipto está aumentando", continúa Thijs. Sin embargo, según él, cada vez es más difícil utilizar la industria como respaldo. "La industria se inclina cada vez más por la variedad Covington, que tiene un contenido de materia seca mucho mayor. Cada vez es más difícil vender la Bellevue de categoría II a la industria".

Hay muchos otros retos, como lograr recolectar sin causar daños, pero como hablamos de un cultivo relativamente nuevo, el proceso ha requerido ensayo y error. "Hemos tenido que descubrir muchas cosas por nuestra cuenta. Intercambiamos experiencias con otros cultivadores experimentados, pero no vamos a ayudar a los nuevos a empezar. Hemos invertido demasiado dinero, lidiando, además, con una curva de aprendizaje muy pronunciada".

"Conseguir mayores rendimientos sin sufrir ninguna pérdida de calidad es nuestro mayor reto. Esperamos poder rentabilizar el cultivo de la batata trabajando en una superficie mayor. Con 40 toneladas por hectárea apenas se alcanza la rentabilidad, pero con 50 toneladas, sí. Aumentar los precios de venta es otra forma de hacer más rentable el cultivo. Pero la competencia de las batatas importadas supone un reto", dice Thijs.

Todavía no cultiva batatas moradas. "Un supermercado nos pidió que las cultiváramos para Navidad en la actual temporada de cultivo, pero se pusieron en contacto con nosotros al final de la temporada, cuando ya habíamos pedido el material de siembra. Además, es mucho trabajo para un volumen pequeño. Si se produce un aumento estructural de la demanda de batatas moradas, estas podrían resultar más atractivas. Aunque las batatas moradas rinden menos por hectárea, la gente está dispuesta a pagar precios elevados por ellas".

Nueva línea de lavado
Para la próxima temporada, Mts. Koenraadt-Heerink ha invertido en una nueva línea de lavado de un proveedor regional. "Se instalará en octubre. Nos estamos orientando hacia un concepto de lavado totalmente diferente que deja las batatas sin manchas y no provoca daños. Durante las pruebas, hemos comprobado que este método mejora mucho la capacidad de almacenamiento de las batatas lavadas. También estamos desarrollando nuestra propia marca para el mercado de frescos. No dejamos de invertir y, al final, conseguiremos cultivar batatas holandesas de forma rentable", concluye Thijs.

Para más información:
Thijs Koenraadt
Mts. Koenraadt-Heerink
15 Tollebekerweg
8309 RJ, Tollebeek, Países Bajos
Tel.: +31 (0) 681 476 458  
Email: thijskoenraadt@hotmail.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor