Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la batata

Aunque las batatas son un producto cada vez más popular en muchos países, algunos mercados han tenido dificultades para rentabilizar la cosecha este año debido al aumento de los costes de producción, así como a los efectos de la invasión de Ucrania y la escasez de mano de obra y agua. En los Países Bajos, los importadores creen que los precios deberían subir para que su comercialización valga la pena. Los productores sudafricanos también están sufriendo el impacto de los crecientes costes asociados con el cultivo, y los norteamericanos se quejan de un exceso de oferta en su mercado, mientras que las batatas de producción nacional son cada vez más populares en los Países Bajos y Alemania.

España: La producción de batatas disminuirá esta campaña
Todo indica que esta campaña la combinación de varios factores podría provocar una contracción de la producción ibérica.

"En España y Portugal se espera una importante reducción de la cosecha para la campaña 2022/23", explica un representante del sector. "El año pasado hubo una gran oferta de producto y esto repercutió en los precios. La competencia de países no europeos fue brutal, y no solo la de Egipto; también llegaron productos de Sudamérica y Sudáfrica que ni siquiera cumplían los requisitos que se nos exigen en Europa. Son países en los que la mano de obra es también mucho más barata y colocan su producto en Europa a un precio que hace imposible que las batatas españolas o portuguesas puedan competir".

"Por otro lado, está el tema del agua. El cambio climático ha hecho que la batata pueda plantarse en muchos lugares, pero no hay que olvidar que se trata de una hortaliza de origen tropical y que necesita unas condiciones adecuadas para crecer. Andalucía en los años 90 era la región que dominaba el cultivo de la batata en España y casi en toda Europa. Antes se sembraba la variedad California, pero a partir de 2003 hubo un cambio de tendencia y se extendió el cultivo de la Beauregard, la variedad que actualmente se comercializa en todo el mundo. Sin embargo, este año la sequía en los campos andaluces ha reducido la superficie cultivada".

"La guerra también ha influido en el desarrollo de esta campaña, y de diferentes maneras", dice. "Por un lado, en los países productores, como Hungría, se ha reducido la oferta de mano de obra para esta campaña. Por otro lado, al cortarse el suministro de cereales desde Rusia y Ucrania como consecuencia del conflicto, el precio del trigo, la cebada o la malta ha subido hasta tal punto que muchos agricultores, coincidiendo con la fecha de siembra, decidieron sembrar sus campos de cereales este año".

"La recolección comenzará en España a mediados de agosto o principios de septiembre, pero debido a todos estos factores, estimamos que esta campaña la cosecha española de batata podría reducirse hasta en un 40% respecto al año pasado".

Países Bajos: "El rendimiento de las batatas debe aumentar para cubrir los costes"
Según un importador holandés de batatas norteamericanas, el aumento de los costes está haciendo que este sea un año difícil para las batatas, independientemente del país de origen. "A los productores de batatas les está resultando difícil obtener cosechas rentables. Además, la calidad de esta temporada no es la mejor que hemos visto, y la cosecha es bastante grande, lo que también genera sensación de urgencia en la necesidad de agotar las existencias antes de que empiece la nueva temporada. Lo que es seguro es que habrá un suministro mucho menor la próxima temporada, porque hay poca capacidad para volver a cultivar debido a los bajos precios".

Un comercializador holandés de batatas portuguesas es más optimista. "Como ha habido menos confinamientos que en años anteriores, esperaba un año de estabilización, pero hemos logrado un resultado positivo. Las ventas de batatas ecológicas también van notablemente bien. El sector minorista de habla alemana, en particular, tiene predilección por las batatas portuguesas. Las ventas a los supermercados holandeses siguen algo rezagadas. Además, en el sur de Europa se ha vendido un 20% menos de batatas y en Egipto hay un 40% menos de superficie, por lo que afrontamos la nueva temporada con confianza.

Un productor holandés también ve un gran potencial en este cultivo relativamente nuevo a nivel interno. "El único problema es que no se puede cultivar en unas pocas hectáreas. El año pasado logramos un rendimiento de entre cuarenta y cuarenta y cinco toneladas brutas por hectárea, pero los rendimientos tienen que aumentar aún más para poder cubrir los costes. No nos preocupan tanto las ventas. Hemos observado que la demanda de batatas cultivadas en los Países Bajos está aumentando".

Alemania: El cultivo de batatas es cada vez más popular
El cultivo de batatas es cada vez más popular en Alemania, según un mayorista ecológico del sur del país. También asegura que ahora hay más demanda de batatas europeas que de productos extranjeros, por ejemplo, de la región andaluza de España.

Tanto los precios como la demanda se han mantenido estables en comparación con el año anterior y han mostrado muy pocas fluctuaciones de precios. Al principio de la campaña, los precios eran algo elevados, pero bajaron ligeramente en el transcurso de esta y han vuelto a subir en el último tramo.  

Mientras que hace unos años se importaban principalmente productos de ultramar de países sudamericanos o de EE. UU., ahora hay suficiente oferta de productos europeos, de modo que se recurre más a ellos en todo el país, afirma el experto. Aunque hay distintas variedades en el mercado, la variedad naranja Beauregard sigue siendo la más popular.

Francia: Buenas ventas para las batatas francesas
La temporada de batatas terminó a mediados de marzo. Algunos productores del sur de Francia sufrieron el impacto de las lluvias, que provocaron algunas pérdidas y obligaron a algunos cultivadores a tirar una pequeña parte de su cosecha. Actualmente en los lineales franceses hay disponible producto de origen español, que ha tomado el relevo. La batata es un producto que se consume en invierno o a mitad de temporada. Sigue habiendo demanda y las ventas son bastante buenas.

Italia: Campaña volátil para la batata
"Este año, la campaña de la batata está marcada por muchas incógnitas. Estamos empezando con las primeras plantaciones, pero debido al aumento de los costes aún no sabemos cuántas hectáreas cultivaremos. Deberíamos empezar con la cosecha a finales de agosto. El año pasado tuvimos la oportunidad de anticiparnos, pero no lo hicimos porque las temperaturas fueron demasiado altas", dice un productor de Apulia.

Egipto: Presión sobre los beneficios de la batata
La temporada de batata egipcia acaba de empezar. Los agricultores egipcios han comenzado a cultivar batatas con el temor de que el mercado europeo se estanque, como ocurrió la temporada pasada. Cabe destacar que en la última temporada se produjeron enormes aumentos en los precios de los fertilizantes y pesticidas, así como en los precios de los materiales de embalaje y del transporte interno y el flete marítimo, y estos aumentos no parecen haberse detenido. Las cosas se han complicado aún más debido a la guerra en curso entre Rusia y Ucrania. 

La demanda está muy tranquila, ya que los precios que paga el consumidor son altos debido a que el coste del transporte y los materiales de embalaje se ha encarecido. El precio del envío de un contenedor refrigerado a los puertos europeos ha alcanzado los 4.000 dólares, y el precio de una caja de cartón de 6 kg ha llegado a los 0,80 euros. Se espera que las superficies cultivadas se reduzcan significativamente este año, alrededor de un 40% en comparación con el año pasado. Esto se debe a que los agricultores no obtuvieron ningún beneficio en la última temporada, ya que el coste aumentó sin que el precio de venta del producto en los mercados europeos aumentara en la misma medida. Esto hizo que los agricultores buscaran otros cultivos que generaran mejores ingresos para ellos y sus familias, como el algodón egipcio y el arroz.

Sudáfrica: El aumento de los costes golpea duramente a los productores sudafricanos
Los agricultores sudafricanos de hortalizas, incluidos los que cultivan batatas, se han visto muy afectados por la subida de los costes de producción y los precios del combustible, que acaban de aumentar de nuevo.

Las batatas sudafricanas se exportan a granel para ser reenvasadas por los minoristas de la UE, el Reino Unido y Oriente Medio. Se trata de una línea de comercio bastante nueva, impulsada por un pequeño número de productores que han logrado dominar el proceso de curado de sus batatas para que estas tengan una larga vida útil.

Los exportadores sudafricanos de batata están muy interesados en demostrar la calidad y el valor nutricional de la batata sudafricana, para la que se aplican cada vez más prácticas agrícolas regenerativas. En el país hay ensayos con batata de pulpa morada.

El mercado local está bastante tranquilo porque la economía está bajo presión. En el mercado municipal, el precio medio es de 4,30 rands (0,25 euros)/kg para una caja de 2 kg. Aproximadamente el 70% de las batatas sudafricanas se cultiva en el norte de Sudáfrica (sobre todo en la provincia del Noroeste y en Limpopo), y otra parte en el Cabo Occidental.

Norteamérica: La oferta de batata supera a la demanda
Hay demasiadas batatas, según un productor-distribuidor de Carolina del Norte, que señala que hay un exceso de oferta sobre todo en Carolina del Norte. "La diferencia respecto al año pasado por estas fechas es enorme. Al pasar de la superficie de 2020 a la de 2021, ha habido un gran aumento", dice.

Otras regiones de cultivo de batatas son Misisipi, Arkansas, Luisiana y California. El productor-distribuidor también señala que las exportaciones africanas de batatas son considerables este año, lo que también afecta a las oportunidades de exportación de Carolina del Norte.

¿Y la demanda? Preferiría que fuera más alta, aunque parece similar a la del año pasado por estas fechas. "Tratamos de despacharlas a un precio decente, pero el precio no es bueno", dice. 

Señala que los precios eran más fuertes al principio de la temporada, pero luego, en la temporada navideña, que es el momento de mayor demanda, los precios se redujeron. "Dicho precio ya era un poco más bajo que el del año pasado y no ha subido mucho desde las navidades", dice. "Y luego los costes de cultivo han subido (algunos se han duplicado e incluso triplicado) y los costes laborales han vuelto a aumentar esta temporada".

También cree que los precios se mantendrán o se reducirán aún más de aquí en adelante. "Sobre todo porque los productores están plantando ahora y tienen que hacer sitio para la nueva cosecha", dice.

Entonces, ¿qué significa esto para la temporada de siembra de la cosecha 2022-2023? "Estamos reduciendo la superficie y todos nuestros productores están haciendo lo mismo con la esperanza de que el precio suba", dice. "No queda otra, porque si no, mucha gente quebrará, venderá o dejará de cultivar". 

La semana que viene: Resumen del mercado global de la cereza


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor