“No es posible que la negligencia se premie con cobros de multas"

Exportadores y productores de uvas de Chile evalúan presentar una demanda contra las navieras

Matías Araya, abogado especialista en derecho comercial internacional y socio de Araya & Cía., junto a exportadores y productores de uvas chilenos, evalúan presentar una demanda colectiva en un tribunal de la costa este de Estados Unidos en contra de las navieras que han transportado la fruta a Estados Unidos, por las pérdidas y cobros injustificados debido a las demoras en la fumigación de las uvas y los daños generados.

“Estamos evaluando las acciones a realizar. Las pérdidas son ajenas a los productores y exportadores. La coordinación, los errores importantes en la logística, se podrían haber evitado, informando y resolviendo esto de otra manera. Lamentablemente, se juntó una cantidad muy grande de fruta en puertos que no tenían la capacidad de prestar el servicio de fumigación a tiempo para el volumen de la fruta que llegó”, comentó Araya.

Por ley, la uva debe fumigarse en Estados Unidos y no en Chile. “Tres a cuatro días antes de llegar al puerto debe subir la temperatura entre 4 a 5 grados Celsius. Una vez que llegue al puerto la fruta se fumiga; sin embargo, esta fruta tuvo que esperar mucho tiempo. Sin la temperatura se generaron situaciones importantes de pérdidas de fruta, que recién ahora se está viendo las consecuencias. Mucha fruta tuvo que ser desechada. Se dice que cerca de un millón de cajas se han perdido. A lo anterior se suma que se aplican multas por atrasos en la entrega de los contenedores de forma diaria y eso ha generado una situación compleja”, explicó el especialista.

“No es posible que la negligencia se premie con cobros de multas, en beneficio de los propios causantes. Es una situación complicada. Pronto tendremos definida la estrategia y presentaremos las acciones legales correspondientes. Estamos ante una situación inicial que responde a hechos que se están produciendo. Ahora recién se está viendo las consecuencias de este desastre logístico, y que, a mi juicio, la gran responsabilidad es de quienes prestan los servicios logísticos en el transporte y en el puerto de destino. Durante el mes de junio tenderemos definido el curso de acción”, agregó.

Las pérdidas “son difíciles de cuantificar, ya que recién ahora estamos viendo las consecuencias; sin embargo, serían de todas formas sobre los 100 millones de dólares”, aseguró Araya.

 

Fuente: agraria.pe


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor