Miguel Ángel Gómez, director gerente de Afruex:

"La baja oferta de fruta de hueso y cereza hace que los precios cubran los costes y no se acuse la falta de mercados terceros"

Si bien la semana pasada ya había disponibles volúmenes de nectarina relativamente significativos en Extremadura, esta semana empieza a haber ya cantidades consistentes, al tiempo que crecen las de melocotón. En ciruela, el producto más representativo en lo que a volúmenes se refiere en Extremadura, se espera que se alcance una producción notable a partir de mediados de junio con la cosecha de variedades como Black Splendor y Crimson.

“La cosecha de nectarina y melocotón está en niveles de producción parecidos a los de la campaña pasada, incluso ligeramente superiores. Cabe señalar que el campo extremeño está en constante renovación varietal y los agricultores están apostando más por nectarina y paraguayo”, cuenta Miguel Ángel Gómez, director gerente de Afruex, la Asociación de Fruticultores de Extremadura.

El descenso de la producción en otras zonas productoras en España está haciendo que las primeras ventas sean fluidas y que los precios sean altos y cubran sin problemas la subida de los costes de producción, fruto de la inflación. “Sin embargo, si el año que viene la producción europea alcanza todo su potencial y se mantienen estos costes, será inasumible para este negocio”, avisa Miguel Ángel Gómez.

La campaña de cereza empezó hace más de un mes en el Jerte y, de momento, también se reporta como una campaña con buenas ventas y precios muy aceptables, con una producción un 20% menor respecto a la de la temporada del año pasado. Otras zonas productoras españolas han sufrido mayores descensos en producción por las heladas, principalmente en Cataluña y Aragón.

"Tanto en cereza como en fruta de hueso, falta por ver cómo influirá el hecho de que otros países productores como Francia e Italia dispongan de las cantidades habituales", indica Miguel Ángel Gómez. "Nos preocupan as dificultades logísticas para exportar fuera de la UE, tanto por la disponibilidad de medios como por su alto coste. Está siendo un verdadero reto poder alcanzar mercados terceros como Brasil, Canadá, Sudáfrica y los países asiáticos. El transporte terrestre a países de Europa del Este también está siendo muy complicado por su coste. En un año como este en el que disponemos de pocos volúmenes de fruta en España, parece que estos serán absorbidos por los mercados de la UE. No obstante, podríamos tener problemas serios si el año que viene persiste esta situación global en la logística y disponemos de la producción habitual”.

El director gerente de Afruex señala también, según se habló en el último Comité Mixto Hispano-Franco-Italiano-Portugués de Frutas y Hortalizas celebrado en Lisboa, la semana pasada, “la necesidad de que haya reciprocidad en las normas de uso de productos fitosanitarios para combatir las plagas en los cultivos, de forma que los productores europeos puedan competir en los mercados de la UE en las mismas condiciones que los de países terceros como Marruecos, Turquía, Egipto o Argelia, donde se usan productos que a nosotros nos están prohibidos y donde continúa creciendo la producción”.

“En unos pocos años nos encontraremos con competidores con mejores rendimientos y costes de producción mucho menores y la posibilidad de viajar más lejos, gracias a la permisividad de la Comisión Europea. Deberíamos jugar todos con las mismas reglas del juego. La UE no puede dejar la alimentación de sus ciudadanos en manos de países terceros. Ya se está viendo lo que está ocurriendo con la energía”, concluye Miguel Ángel Gómez.


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor