Entrevista con Riccardo Martini (DCS Tramaco)

Nuevas reglas monetarias frenan las exportaciones de frutas italianas a Egipto

Está siendo un momento difícil para las exportaciones de frutas italianas a Egipto, debido a las nuevas reglas monetarias que complican las transacciones comerciales. Le hemos pedido a Riccardo Martini, CEO de DCS Tramaco, una empresa de logística con sede en Rávena y especializada en el comercio de importación y exportación de productos refrigerados con el país norteafricano, que nos explique qué está pasando.

"Desde el 1 de marzo de 2022, han sido aprobadas nuevas leyes en Egipto que dificultan enormemente la exportación de fruta a Egipto, así como muchos otros tipos de bienes. Para importaciones con pagos en euros o dólares, los importadores egipcios están obligados a obtener una carta de crédito. Para contrarrestar el mercado negro de cambio de divisas, que siempre ha florecido en Egipto, las autoridades egipcias han dispuesto que la moneda necesaria para la apertura de las cartas de crédito provenga únicamente de remesas extranjeras por exportaciones de bienes o de cambios de libras egipcias a euros o dólares, obviamente al tipo de cambio oficial. Finalmente, una vez que se disponga de la divisa necesaria, el banco del importador deberá solicitar la autorización de la operación al Banco Central de Egipto".

Riccardo Martini en la feria Macfrut 2022

"Estamos viendo cómo estos trámites burocráticos tardan semanas y se ha vuelto muy difícil programar los envíos para los productores italianos, que antes exportaban fácilmente cada semana. Esto está teniendo un fuerte impacto en lo que es nuestro primer mercado de envíos por mar de manzanas italianas, con volúmenes semanales reducidos a más de la mitad en los últimos tres meses. El mercado egipcio siempre ha sido utilizado en este período para vaciar los almacenes a la espera de la nueva cosecha de manzanas".

FreshPlaza (FP): ¿Cuáles cree que son las razones de estas nuevas regulaciones?
Riccardo Martini (RM): Egipto ha estado sufriendo escasez de divisas durante años, no hay más que pensar en la histórica devaluación de 2015, cuando la libra egipcia se depreció un 52% de la noche a la mañana. Creo que la pandemia y el conflicto en Ucrania han hecho aún más evidente la necesidad de que el Banco Central de Egipto reduzca al máximo la compra de divisas.

FP: FP: ¿Cómo han afectado estos hechos a las estrategias monetarias egipcias?
RM: No soy un experto en finanzas, pero mis amigos empresarios egipcios me dicen que la pandemia ha asestado un duro golpe al turismo, fuente fundamental de divisas en Egipto, mientras que el conflicto ruso-ucraniano ha puesto en peligro el suministro de trigo y otros artículos de primera necesidad que procedían en gran parte de estos dos países. Al tener que buscar proveedores extranjeros alternativos, a precios ciertamente mucho más altos, la necesidad de reservas de divisas ha aumentado y el Gobierno egipcio, con razón, está dando prioridad a aquellos productos indispensables para la población, para evitar una crisis económica que tendría efectos impredecibles. De hecho, los medicamentos, vacunas, productos químicos y materias primas necesarios para la producción industrial egipcia han quedado exentos de la obligación de la carta de crédito. En cuanto a los alimentos, están exentos el trigo, la harina, el té, la carne, el aceite, la leche en polvo, las judías, las lentejas y la mantequilla, es decir, los productos básicos de la dieta local, que Egipto no produce en cantidad suficiente.

FP: Estas medidas deberían, en todo caso, incentivar las exportaciones de frutas y hortalizas, de las que Egipto se ha convertido en uno de los primeros países productores del mundo, y asegurar mayores ingresos en divisas.
RM: Estos automatismos no siempre funcionan cuando se exportan por mar. Lo estamos viendo en estos días, en los que comenzamos la campaña de importación de uva egipcia con destino principalmente al norte de Europa. Al tratarse de una temporada corta pero intensa, donde se embarcan volúmenes superiores a los mil contenedores frigoríficos por semana, las compañías navieras se han visto obligadas a incrementar significativamente las tarifas, ya que hay un desajuste en la disponibilidad de contenedores reefer, dado el menor tráfico de importación, como por ejemplo de manzanas italianas y polacas. Mover contenedores vacíos de un puerto a otro cuesta mucho dinero y el aumento de las tarifas repercute en los costes de los exportadores egipcios, que ya luchan, al igual que en otros países, con el aumento de los costes de fertilizantes, embalaje y electricidad. Todo ello en un mercado europeo deprimido por la caída del consumo debido a la inflación.

FP: ¿Qué previsiones hay para la exportación de fruta de verano por vía marítima en los próximos meses?
RM: Las dificultades de las que hemos hablado probablemente afectarán también a la exportación de fruta de verano italiana por vía marítima, cuyo alto carácter perecedero convirtió a Egipto en uno de los destinos predilectos, gracias a los cortos tiempos de tránsito desde los puertos italianos. Las uvas italianas, en cambio, no se verán afectadas, al exportarse a otros países.

Para más información:
DCS Tramaco
Via Magazzini Anteriori, 63 - Rávena
Tel.: +39 (0)544 426711
tramaco@tramaco.net 
www.tramaco.net 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor