Robert Sauer, miembro de Landgard:

"Para todo el sector, el mayor reto en 2022 será garantizar la oferta en los retailers"

Como una de las principales organizaciones de comercialización y cooperativas de productores de Alemania, Landgard puede recurrir a unas 3.000 explotaciones agrícolas y cubrir así casi todo el mercado alemán de frutas y hortalizas. El director general de Landgard, Robert Sauer, compartió con nosotros la forma en que la organización, en Straelen-Herongen, afronta los problemas actuales, como el aumento vertiginoso de los costes, las tendencias que observan y los proyectos a los que se dedicará Landgard.


Robert Sauer

Ecológico: más que una tendencia
En el sector ecológico, la empresa puede actualmente registrar tasas de crecimiento porcentuales de dos dígitos. La pandemia de COVID-19, en particular, ha provocado un cambio en el comportamiento de los consumidores, afirma. "Intentamos trasladar los efectos positivos en la percepción de los consumidores en la medida de lo posible. Para conseguirlo, hay que afianzar aún más el valor y la sostenibilidad de los productos hortofrutícolas en general, y de los productos ecológicos en particular. Entre los productos ecológicos, las bananas, las manzanas, la calabaza, el jengibre y las hierbas desempeñan actualmente un papel especialmente importante. También hay un enfoque regional en el calabacín, las lechugas, el ruibarbo y los tubérculos", comenta Sauer.

"Nuestro objetivo aquí es estar siempre lo más cerca posible de las explotaciones productoras. Eso también está en consonancia con lo que el comercio espera de nosotros como cooperativa de productores. Además, intentamos continuamente tanto atraer a más explotaciones ecológicas para que se hagan miembros de Landgard como inspirar a las explotaciones convencionales para que cambien a la producción ecológica". La duración de la conversión de tres años es, por supuesto, un reto para las explotaciones. A medio plazo, nuestro objetivo es conseguir una gama de productos en el sector ecológico comparable a la de la agricultura convencional".

Valor añadido de las cooperativas
"Las cooperativas como Landgard, y la comercialización cooperativa en particular, se basan en una idea fundamental que es tan relevante hoy como hace 100 años. La organización de la comercialización ofrece a los socios seguridad de venta y servicios, y a los clientes acceso centralizado a surtidos variados y de alta calidad en grandes volúmenes y con gran seguridad de entrega. Esta idea inspira a más de 3.000 explotaciones de Landgard a nivel regional, nacional e internacional, y crea un valor añadido reconocible para todos los implicados en la cadena de procesos, ahora y en el futuro", afirma Sauer.

Landgard también se ve a sí misma como un "vínculo entre el comercio y los productores". La cooperativa de productores se ha comprometido a mejorar la comunicación y el entendimiento entre el comercio y la producción. Sauer cree que, aunque a largo plazo habrá menos explotaciones en el mercado, estas se expandirán aún más: "Para ello, apoyamos a las explotaciones en su desarrollo, por ejemplo, mediante la planificación de los cultivos o la ampliación de los productos y la gama. Complementamos esta base de socios en puntos estratégicos mediante la adquisición selectiva de productos, por ejemplo en Europa del Este y en el extranjero. La amplia base nos permite satisfacer la demanda de los retailers de programas anuales completos que cubran toda la gama de productos".

Planes para 2022
También hay planes de cooperación contractual con otros productores o sus asociaciones en Alemania y en el extranjero. Actualmente, Landgard dispone de una superficie de producción de unas 10.000 hectáreas al aire libre y en cultivo protegido. "En el marco de su futura estrategia de desarrollo nacional e internacional, Landgard pretende duplicar la superficie".

Sauer también subraya que Landgard quiere seguir desarrollando el cultivo en campo abierto, por lo que actualmente está planificando proyectos en Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado y Baja Sajonia. "La fuerte expansión de los cultivos protegidos de los últimos años se verá algo debilitada por el aumento de los costes energéticos, pero continuará de forma constante. Landgard seguirá desarrollando el cultivo protegido, así como el cultivo al aire libre. Pero también nos estamos centrando en los estados del este para asegurar la oferta de productos durante todo el año a los retailers de comestibles y supermercados de descuento".

Compensar los costes con un flujo razonable de mercancías
Según Sauer, Landgard también sabe cómo hacer frente a los elevadísimos costes de energía, gas y otros que tiene que afrontar todo el sector: "Como cooperativa de productores, nos hemos propuesto el reto de ser más eficientes, para compensar lo mejor posible el aumento de los costes en el mercado para nosotros y nuestras empresas productoras, y así ser aún más sostenibles juntos. El flujo de mercancías es la palabra clave decisiva para nosotros. Abarca los puntos centrales de Landgard Obst & Gemüse: abastecimiento, distribución, servicios y logística. Eso también podría ser una buena oportunidad para evitar tener que trasladar los aumentos de precios en su totalidad al consumidor".

Soluciones exigidas al nuevo Gobierno
Sauer también ve la necesidad de nuevas mejoras para las empresas asociadas bajo el nuevo Gobierno, y en este sentido aborda, entre otras cosas, las medidas de protección contra la fuga de carbono en el curso de la fijación de precios del CO2 en la horticultura. "Lo que es necesario es centrarse en las pequeñas y medianas empresas, que son típicas en la horticultura. Las medidas de adaptación al clima también dejan de lado las preocupaciones especiales de la producción hortícola y agrícola. Por lo tanto, existe definitivamente el temor de que cuestiones importantes para el sector puedan recibir poca atención por parte del nuevo Gobierno, como, por ejemplo, la escasez de trabajadores para la cosecha y el aumento de los costes de producción", expresa Sauer con preocupación.

Esos problemas se verían agravados por el aumento del salario mínimo y el incremento de los costes energéticos, hasta el punto de que sería difícilmente viable de cara a los retailers y los consumidores. Sauer expresa: "En el peor de los casos, existe la amenaza de que las empresas cierren. Se necesitan soluciones para seguir apoyando la producción nacional para que siga siendo competitiva en términos de precios en el futuro".

Principales retos para el sector
"Para el sector en su conjunto, el mayor reto en 2022 será sin duda garantizar la oferta de mercancías a los retailes para que los consumidores puedan elegir de forma fiable, completa y amplia entre una gama de productos frescos durante todo el año", afirma Sauer. También hay que tener en cuenta las dificultades existentes a lo largo de la cadena de valor, desde la logística y los servicios de envasado hasta la contratación de personal. "Los nuevos participantes en el mercado y el aumento de los costes de las operaciones también seguirán provocando movimientos. Además, otras cuestiones importantes (a pesar del difícil entorno empresarial) serán la conservación de los recursos naturales y la producción sostenible o ecológica".


Robert Sauer
Landgard Service GmbH
Veilingstr. A1 
DE - 47638 Straelen-Herongen 
Tel.: +49 2839 59-00 
Fax: +49 2839 59-1999
info@landgard.de   
www.landgard.de 
 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor