Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los albaricoques caen al suelo en Italia porque nadie quiere cosecharlos

La falta de mano de obra es cada vez más grave. En el sector agropecuario faltan 100.000 temporeros en Italia, además de los problemas de mano de obra en los sectores de turismo, industria, construcción y servicios.

Los albaricoques de la variedad Flopria caen al suelo por la falta de mano de obra.

"Italia se cae a pedazos y, con ella, las empresas también. Esta es la dura realidad. Mientras que los empresarios buscan personal para mantener a flote su empresa, mucha gente se queda cómodamente en casa, disfrutando de las prestaciones del Estado. Todos los días me veo obligado a decidir qué parcela de albaricoques abandonar, ya que la mano de obra de la que dispongo no es suficiente para cubrir toda la superficie plantada. En este momento, tengo 45 trabajadores contratados en la cosecha de la fruta de hueso, pero necesitaría al menos otros 30 para garantizar dos rondas de cosecha para cada cultivo", dice Vincenzo Favale, empresario agrícola de la localidad de Montalbano Jonico, provincia de Matera, con 25 hectáreas plantadas de frutas de hueso, incluidos albaricoques, melocotones y nectarinas.

"En las últimas semanas me he puesto en contacto con decenas de personas para ofrecerles un contrato de trabajo inmediato y una retribución neta de 45 euros/día por 6 horas y 40 minutos de trabajo. Muchos de ellos me han comentado que son beneficiarios del subsidio conocido como el Ingreso Mínimo Vital y, por lo tanto, no quieren venir a trabajar, porque sería antieconómico. Me encuentro en una situación de gran dificultad: con el calor, las producciones de albaricoques se están solapando, generando así una importante necesidad de mano de obra. Estoy recolectando las variedades Rubista, Flopria, Mediabel, Orange Rubis a la vez y en unos días también empezaré con la variedad Lady Cot".

"Trabajo todo un año y cuando llega el momento de cosechar no tengo suficiente gente para recolectar la fruta. De algunas variedades solo logré organizar una ronda de cosecha, mientras que otras quedaron totalmente abandonadas. Esperábamos que los cientos de trabajadores involucrados en los campos de fresas, una vez finalizada la campaña, estarían dispuestos a trasladarse a otras fincas de la región para recolectar la fruta de hueso, pero no fue así: prefirieron el paro a un salario y muchos de ellos incluso se marcharon a sus países de origen, a la espera de volver a Italia para volver a acumular el número de días necesarios".

Los albaricoques caen al suelo por la falta de mano de obra.

"El problema es que, pensando en salvar lo que se pueda salvar, a uno ya no le importan los gastos, pero luego se producen las sorpresas desagradables cuando hay que hacer el balance de fin de temporada. Mientras tanto, mis albaricoques siguen cayendo al suelo. Quien quiera trabajar en la cosecha de mis huertos, puede ponerse en contacto conmigo. Será más que bienvenido".

Para más información:
Vincenzo Favale
Tel.: +39 3332979276


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor