Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Matthias Kiefer, sobre la cosecha de albaricoques en el distrito alemán de Ortenau:

"Después de dos años de daños por heladas, ahora tenemos un rendimiento del 80%"

Al igual que en Austria, un gran productor de albaricoques, este tipo de fruta de hueso ya se está cosechando en Alemania desde hace una semana. "Después de dos años con grandes pérdidas debido a los daños por heladas, finalmente tenemos un rendimiento de probablemente el 80% este año. La calidad de los albaricoques tempranos también es excelente", dice Matthias Kiefer, de la empresa Kiefer Obstwelt GmbH, del distrito alemán de Ortenau.


Matthias Kiefer muestra los primeros albaricoques de la temporada.

Según Kiefer, la primera fase de la temporada ya está llegando a su fin. "Todos los tipos de frutas están listos para ser cosechados muy temprano este año, incluidos nuestros albaricoques y melocotones. Ahora estamos a punto de terminar la recolección de la variedad temprana Toyesie y luego comenzaremos con las variedades Ladycot y Vertige. La campaña suele terminar a mediados o finales de julio".

Hace algunos años, Kiefer fue uno de los primeros en probar suerte en el cultivo de albaricoques en la región situada al oeste de Stuttgart. El número de productores en Ortenau, y con ellos la superficie cultivada, crece constantemente. "En 2019 cosechamos las primeras frutas en una hectárea y ahora hemos ampliado nuestra superficie a tres hectáreas". Kiefer es miembro del grupo internacional Fairfruit con proyectos de cultivo en varios países europeos, incluida Alemania.

Alta rentabilidad e ingresos
Kiefer también se ocupa de la propagación de las plantas, actuando como proveedor del sector regional. "Veo mucho interés por parte de los productores, sobre todo porque se pueden obtener buenos resultados con las ventas directas", dice el fruticultor, señalando la alta rentabilidad de la fruta.


Albaricoques en el árbol

Además, las condiciones climáticas en Ortenau son óptimas para el cultivo de frutas de hueso, de acuerdo con Kiefer. "Tenemos un excelente microclima con menos precipitaciones que en la región de Bodensee. Al mismo tiempo, los albaricoques no son fáciles de cultivar, se necesitan experiencia y conocimientos".

Hace falta una labor de comunicación
El pionero también ve varios desafíos en la comercialización de los albaricoques. "Los clientes a menudo se sorprenden de que un cultivo como este esté creciendo y prosperando en nuestra región. Eso significa que hace falta una labor de comunicación. Pero si logramos hacer eso en el futuro, podremos conseguir una buena posición en el mercado con nuestros albaricoques".

Imágenes: Kiefer Obstwelt GmbH 

‎Para más información:
Matthias Kiefer
Kiefer Obstwelt GmbH
Allmendgrün 20
77799 Ortenberg (Alemania)
‎Tel.: +49 1578 4542423
m.kiefer@kiefer-obstwelt.de 
‎matthias.kiefer@fairfruit.com  
https://www.kiefer-obstwelt.de/ 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor