Las consecuencias de los confinamientos por COVID en China

Aunque el mundo empezó a reabrirse a principios de 2022, un país todavía mantiene las políticas y las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia. Vanguard se ha puesto en contacto con el director de su oficina de Shanghái, Timothy Li, para conversar sobre los confinamientos por COVID en China y cómo estos han afectado en el sector hortofrutícola de Asia.

Pregunta: Llevamos más de dos años con la pandemia de COVID. ¿Cómo han afectado al mercado hortofrutícola de China los recientes confinamientos en Shanghái?

Respuesta: Shanghái es un mercado clave para las importaciones de frutas y hortalizas en China y, como tal, los confinamientos han tenido grandes consecuencias en las ventas, en particular en las regiones orientales del país. Los puntos de control por los confinamientos en las autopistas y los cierres de las carreteras acarrearon limitaciones logísticas para transportar los productos desde Shanghái hasta las ciudades y provincias vecinas.

En cada punto de control, los conductores tienen que presentar un permiso válido y una prueba de COVID de no más de 48 horas de antigüedad. La limitación de conductores y la lentitud del despacho de contenedores limita el espacio de almacenamiento de contenedores en el puerto de Shanghái. Esto ha provocado una congestión de contenedores en el puerto y los importadores han tenido que esperar un mínimo de una semana para el despacho de sus contenedores, si no más.

Todos los restaurantes y supermercados de China también están cerrados, lo que ha derivado en una menor demanda de frutas y hortalizas frescas importadas.

Si nos fijamos en la exportación desde China, la complicación principal es la limitación de la mano de obra en las centrales de envasado. Sin embargo, sí que vemos una demanda muy elevada de frutas y hortalizas dentro de China, en especial de productos con una vida útil larga, como las manzanas y las peras.

Esto se ha traducido en un aumento de los precios de estos productos. Otra capa, que es familiar en el resto del mundo también, es la limitación de contenedores vacíos disponibles a causa de la congestión portuaria. Esto se suma a las varias cancelaciones de líneas, a los cambios de calendarios y al encarecimiento de las tarifas de flete marítimo.

P: ¿Qué fruta importada es la que más afectada se ha visto y, a la inversa, la que menos?

R: Los productos más afectados son los pomelos y las uvas de importación. Como todos los restaurantes y zumerías están cerrados, hay mucha demanda de zumo de pomelo fresco. Dado que las uvas tienen una vida útil más corta, estamos notando una menor demanda del este de China. Las naranjas importadas son las claras beneficiarias de los confinamientos. Su larga vida útil, unida a su alto contenido de vitamina C, animan a la gente a tener buenas existencias de ellas.

P: ¿Qué les parece a los importadores y mayoristas la demanda actual?

R: Todavía necesitamos tiempo para que el mercado se recupere. Los importadores y mayoristas miran con positividad la futura demanda de mercado, aunque se predice que tardará al menos un mes en recuperarse a los niveles anteriores al confinamiento. La temporada estival es el periodo de más ventas para la fruta y eso aportará mayor confianza al mercado antes de que mejore la recuperación en julio.

Para más información:
Andrea Bava
Vanguard International USA
Tel.: +1 (778) 908-1764
andrea@blitzme.ca  
www.vanguardteam.com    


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor