Un proyecto señala el cultivo del cerezo como una alternativa viable en la zona del noroeste en la Región de Murcia

Siguiendo la línea de trabajo desarrollada desde su creación, el Centro de Demostración Agraria de Las Nogueras de Arriba, en Caravaca de la Cruz, dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca, Medio Ambiente y Emergencias, puso en marcha en 2014 un proyecto de transferencia tecnológica con el objetivo de dar a conocer al sector el comportamiento y rentabilidad de un numeroso grupo de variedades de cerezo, también el de diversos patrones, entre ellos el Marylan, de mejores resultados en la Región de Murcia, así como comparar diversas técnicas de cultivo.

El cultivo del cerezo se estimó de gran interés para la Región, debido a múltiples motivos entre los que se pueden citar el hecho de que sus necesidades de agua son inferiores a otros frutales de hueso, es tolerante al virus de la sharka, es posible su adaptación a sistemas de explotación familiar en pequeñas parcelas, y su recolección no es coincidente con las de otras especies frutales, con lo cual se amplía el calendario de recolección de fruta de hueso. También es importante considerar que la producción de cereza temprana cuenta con buenos precios de mercado y el emplazamiento de Murcia es favorable para la distribución logística.

Este proyecto se desarrolla en una parcela demostrativa de 6.000 metros cuadrados con tres subparcelas, una con variedades tempranas de calidad y poco exigentes al frío, que se proyectaron para un futuro invernadero, otra de variedades de media estación o tardías, al aire libre, y una tercera de patrones con dos sistemas de conducción.

Un aspecto relevante, además de las características productivas de la variedad, son las de tipo agronómico a la hora de realizar una correcta elección en nuevas plantaciones de cerezo, tales como su polinización (autofértil o autoésteril), necesidades de horas frío, posibilidad de mecanizar algunas labores, crecimiento del árbol, dado que los árboles de poco crecimiento están cada vez más valorados al disminuir los costes de recolección, o posibilidad de escalonar la producción.

Los controles de la producción, tanto los relativos a la recolección (fecha, cantidad) como los relativos a la calidad del fruto (calibre, dureza y características organolépticas) permitirán seguir afinando en aquellas variedades que tengan un mejor rendimiento, calidad y adaptación a las condiciones de la Región. Los resultados e información obtenida se pondrán a disposición de agricultores, técnicos y cualquier persona interesada en la web del Servicio de Formación y Transferencia Tecnológica.

Para obtener más información puede ver el siguiente vídeo en el que se explica brevemente el proceso que se ha llevado a cabo para la ejecución del proyecto, así como las conclusiones obtenidas hasta la fecha.

 

Fuente: carm.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor