Buenos precios para la cereza española este 2022, pero una cosecha bastante más corta

"Para la escasez de producto que hay este año los precios deberían de ser incluso más altos"

La campaña española de la cereza está siendo en volumen bastante más corta que las anteriores. Sin tener en cuenta los daños que las heladas de principios de abril causaron a las producciones nacionales, los últimos avances de producción de cereza del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) del 31 de marzo, ya proyectaban que la campaña iba a ser un 7,7% menor respecto a la de 2021; pero la reducción final será mucho más acusada.

El secretario general de la Mesa Sectorial de la Cereza de la federación hortofrutícola Fepex, Agustín Sánchez Castro, ha explicado a Efeagro que, en principio, las estimaciones en Aragón pasaban por un volumen de entre 35.000 y 37.000 toneladas, que finalmente se quedarán como mucho en 24.000.

En Extremadura, aunque no ha habido este año heladas de carácter generalizado, sí hubo "cierta inconsistencia en los cuajados", por lo que la campaña también se ha situado en unos valores medios, más modestos, en torno a las 30.000 toneladas, según Sánchez Castro.

La presidenta de la denominación de origen protegida (DOP) Cereza del Jerte, Clara Prieto, ha detallado a Efeagro que han comenzado a mediados de junio a certificar las primeras picotas, de las que esperan un volumen hasta mitad o finales de julio de "gran calidad", de entre 4.000 y 5.000 toneladas, frente a los 6.000 de 2021. A estas hay que sumar otras 400 toneladas certificadas y ya comercializadas de la variedad Navalinda.

Precios más altos
En cuanto a los precios en origen según los datos semanales del MAPA, en lo que va de campaña de cereza –desde la semana 19 a la 24 de 2022– son superiores a los registrados en los mismos periodos de 2021 y de 2019, pero a veces inferiores a algunos registrados en los de 2020 o 2018.

En la semana 24 (del 6 al 12 de junio), la cotización media estaba en 2,26 euros/kg, un 45,69% por encima que en 2021; el techo (2,80 €/kg) lo alcanzó en la semana 20 (del 16 al 22 de mayo), una cifra solo superada en los últimos años en 2018 (2,85 €/kg, semana 20 también).

Sin embargo, como ha recordado Sánchez Castro, la fruta de temporada sufre una escalada de costes imparable, en torno al 40-45% en origen, desde que en septiembre de 2021 empezó la senda alcista.

Ese alza se produce con un descenso productivo, por ello "para la escasez de producto que hay este año los precios deberían de ser incluso más altos, porque en estos momentos vienen muy justos para cubrir el diferencial de costes que se produce con la referencia de 2021", ha señalado.

 

Fuente: efeagro.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor