Freshclusive permite conectar rápidamente a productores y clientes en todo el mundo

"Estamos cada vez más centrados en conectar a los productores con los clientes"

Hace menos de tres meses, los hermanos Paul y Henri Schockman y Robbert y Ruud Krul pusieron en marcha Freshclusive, que se dedica a la exportación de frutas y hortalizas al extranjero. Desde entonces, muchos clientes se han abastecido ya de frutas y hortalizas de todos los rincones del mundo en destinos lejanos. "Gracias al apoyo de nuestros clientes, proveedores, socios logísticos y, sobre todo, de nuestro socio Scherpenhuizen, hemos podido empezar con buen pie. La fe depositada al principio ha sido una gran baza y estamos muy agradecidos por ello", subraya Ruud.


Henri, Robbert, Paul y Ruud

"A día de hoy, en Freshclusive trabajan ya un buen número de personas y ya se dispone de varios departamentos. Es un grupo bastante numeroso, pero resulta necesario. Nos encargamos de muchos envíos mixtos, especialmente a Oriente Medio, pero también a otros destinos. Atendemos a clientes de cualquier tamaño, manejando desde cinco paquetes hasta grandes volúmenes. Esto requiere muchas manos en el almacén y, por supuesto, en la oficina, donde nos ocupamos de la administración, el abastecimiento global y, por supuesto, los procesos internos", dice Ruud. "Hemos sentado una buena base en poco tiempo. Hemos repartido estratégicamente nuestras tareas en función de la experiencia, el talento y los conocimientos. Los cuatro hemos reunido un gran equipo de personas que creen en nuestra estrategia y que están tan comprometidas como nosotros".

"La mitad de nuestras exportaciones se dirigen a Oriente Medio, alrededor del 40% a Asia y el 10% restante a Norteamérica y África. Las exportaciones a las Américas son cada vez más un complemento. En los dos últimos años, el transporte aéreo de mercancías a Norteamérica ha sido complicado, pero en las dos últimas semanas el comercio parece haber mejorado un poco. Cuando se presentan oportunidades en ese mercado, naturalmente participamos y ofrecemos el mejor servicio posible también ahí. Oriente Medio y Asia son realmente los mercados en los que marcamos la diferencia y en los que reside nuestra mayor experiencia", afirma Ruud. "Pero África es también un mercado con potencial. Exportamos a destinos como Nigeria y Ghana. Todavía no son grandes envíos, pero ya se envían con frecuencia".

Amplia gama de productos y soluciones logísticas ilimitadas
A la pregunta de qué productos componen la mayor parte de la gama, Ruud responde: "Con nosotros, eso depende de lo que el cliente pide: entregamos lo que estos solicitan y no basándonos un suministro limitado por nuestra parte. Para un cliente de Oriente Medio, eso puede suponer que seamos su única ventana de acceso a todos los productos de todo el mundo, pero para un cliente minorista de Asia, por ejemplo, podríamos estar suministrando todas las líneas de tomate. También empezamos a trabajar con productos ecológicos en estrecha colaboración con varios proveedores. Para muchos exportadores, este es un mercado más desafiante, porque es más complejo, pero esto no nos asusta. Satisfacer las necesidades del cliente y hacerle la vida más fácil es lo que nos mueve. Depende de nosotros hacerlo de la manera más eficiente posible".

"En este sentido, nos gusta hacer un esfuerzo adicional por nuestros clientes. Nos ocupamos de todo pase lo que pase y nos gusta lidiar con el reto. Por ejemplo, suministramos directamente a los centros turísticos de las Seychelles y las Maldivas. Por supuesto, de vez en cuando nos enfrentamos con algún reto logístico; eso es algo que nadie puede evitar. Afortunadamente, en lo que respecta a Estados Unidos, las cosas han mejorado, y esperamos una tendencia similar en Oriente Medio y Asia. Gracias a la buena cooperación con nuestros socios logísticos, podemos hacer frente a todo con eficiencia, asegurándonos de que a nuestros clientes no les falte nada".

Asociaciones sostenibles
Ruud opina que los productos holandeses siempre tendrán demanda en destinos lejanos. "Las hortalizas de invernadero holandesas tienen una buena reputación. Pero en Oriente Medio, por ejemplo, se enfrentan a la creciente competencia del cultivo local. El precio de coste para un agricultor local puede ser más alto; la gente se esfuerza por ser autosuficiente y considera que cultivar productos de alta calidad a nivel local es una fuente de prestigio. Los estándares de la presentación y el embalaje también son cada vez más estrictos. Por tanto, si los productores holandeses desean proteger su reputación, deberán seguir trabajando duro, y nosotros estamos encantados de ayudarles. Crecer juntos y establecer asociaciones con los productores es muy importante para nosotros. Podemos fortalecernos y enriquecernos mutuamente".

"Estamos cada vez más centrados en conectar a los productores con los clientes. Si los clientes nos piden un determinado producto, encontraremos a un cultivador que se ajuste a él y nuestra intención es establecer una relación a largo plazo. Lo mismo se aplica a la inversa. Si encontramos a un buen proveedor de melones en Sudamérica, por ejemplo, trataremos de buscar clientes para estos en Asia o Norteamérica. Con los aviones volando por todas partes, el mundo es cada vez más pequeño y hay más oportunidades. Una tendencia en estos últimos años es que cada vez facilitamos más el envío de productos directamente desde los cultivadores de todo el mundo al cliente. Gracias a nuestro conocimiento del mercado logramos darle salida a cada vez más productos de alta calidad en todo el mundo, y eso es muy bonito", concluye Ruud.

Para más información:
Ruud Krul
Freshclusive
De Schakel 7
5651 GH Eindhoven
info@freshclusive.com 
www.freshclusive.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor