Diferentes expectativas sobre la fecha de inicio del nuevo tratamiento de frío para las naranjas sudafricanas

Los exportadores de naranjas sudafricanas comenzarán a embarcar naranjas hacia Europa bajo el nuevo régimen de frío aproximadamente el 14 de julio de 2022, según han indicado fuentes del sector sudafricano.

La interpretación de la Comisión Europea es que la nueva política entra en vigor a los tres días de su publicación en el Diario Oficial el 21 de junio de 2022. Esto habría obligado a Sudáfrica a empezar a emitir certificados fitosanitarios de acuerdo con la nueva legislación.

Sudáfrica solicitó y se le concedió un periodo de gracia para empezar a aplicar el nuevo reglamento de preenfriamiento y temperaturas de envío de entre -1 °C y 0° C durante un mínimo de 16 días, o de -1 °C y 2 °C durante un mínimo de 20 días (se requiere una ligera mejora del preenfriamiento a 5 °C, seguida de 25 días de tratamiento de frío hasta el final del año).

El Reglamento 2022/959 afecta igualmente a los países del sur de África, algunos de los cuales se espera que adopten las normas de Sudáfrica, pero utilizando sus propios códigos de régimen de exportación.

Gran recelo ante la nueva normativa
El sector citrícola sudafricano conocerá a principios de la semana que viene lo que la nueva normativa supondrá para ellos en la práctica.

Europa representa entre el 40% y el 50% de las exportaciones de naranja de Sudáfrica, un comercio valorado en 1.000 millones de euros al año. Esta temporada, la cosecha total de naranjas se estima en más de 80 millones de cajas de 15 kg.

Gran parte de las naranjas destinadas a Europa siempre se han cargado a temperatura ambiente, un hecho que ha facilitado el flujo constante del comercio de naranjas de Sudáfrica con Europa desde hace mucho tiempo, según los exportadores.

"No hay crisis de FCM"
El director general de la Citrus Growers Association, Justin Chadwick, que describe la premura con la que se adoptó el reglamento en su boletín semanal, señala: "El 86,6% de las naranjas sudafricanas exportadas a la UE en 2021 se cargaron con códigos especificados en el sistema de gestión de riesgos que no requieren preenfriamiento".

Las interceptaciones de falsa polilla (FCM) en los cítricos sudafricanos en general y en las naranjas en particular han disminuido cada año desde que se declaró como plaga de cuarentena hace tres años.

Una categoría como la de las naranjas ecológicas nunca ha tenido una sola interceptación de FCM, pero se ve igualmente penalizada de forma desproporcionada.

"Especialmente teniendo en cuenta los mayores volúmenes de naranjas comercializados, el 99,98% de todos los envíos no tuvieron ninguna interceptación", continúa Justin, que mantiene que no hay ninguna "crisis" de FCM y que la decisión se tomó por motivos políticos y de restricción del comercio.

Las implicaciones se aclararán la próxima semana
El efecto sobre la cadena de frío y la cadena de suministro y los costes asociados será grave, quizás menos para el Cabo Occidental, que tiene más capacidad de refrigeración con las cámaras frigoríficas de uva de mesa de la provincia y más opciones de comercialización con su acceso al mercado de EE. UU. (actualmente el único buen mercado de cítricos en cualquier lugar, según dicen muchos).

Por otro lado, el mercado europeo de cítricos ha sido muy débil. Está repleto de cítricos, entre los que se encuentran las Valencia egipcias, que se venden a precios muy inferiores a los que puede aceptar Sudáfrica.

Algunos programas de cítricos consolidados en los retailers europeos se han recortado esta temporada, ya que los precios ofrecidos no tienen sentido a nivel económico.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor