Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Daniel Pitton, de Visar Sorting Sàrl, habla sobre la tecnología de clasificación óptica para patatas y hortalizas:

"La demanda de procesos de clasificación óptica seguirá creciendo en los próximos años"

Las líneas de clasificación óptica han ganado importancia rápidamente en la última década, especialmente en los sectores de la patata, la cebolla y las hortalizas de campo. Una de las fuerzas impulsoras de este desarrollo tecnológico es la empresa suiza Visar Sorting. Su proceso de clasificación Sortop se ha convertido en una solución estándar para productores, clasificadores y envasadores modernos, tanto en Suiza como en otros países. Con motivo de las jornadas de puertas abiertas del 23 al 25 de junio, hablamos con el fundador y director general de la compañía, Daniel Pitton, sobre la situación actual y el futuro de la clasificación óptica.


Demostración de la máquina en la jornada de puertas abiertas

El desarrollo de la compañía comenzó con la clasificadora óptica Sortop Carrots para zanahorias, que se utilizó por primera vez en 2010. En 2015, crearon el segundo modelo de clasificación óptica para patatas, llamado Sortop Potatoes. La gama actual de productos se completa con Sortop Multi, una clasificadora para tubérculos y zanahorias de todo tipo. Pitton explica: "Independientemente del producto, las necesidades de nuestros clientes, ya sean envasadores, mayoristas o productores, son prácticamente las mismas en todas partes. La gente se enfrenta a una escasez continua de trabajadores cualificados y al aumento de los salarios mínimos, por lo que se buscan urgentemente soluciones altamente automatizadas".

La experiencia técnica del proveedor suizo de maquinaria es particularmente excepcional en el sector de la patata, apunta. "En términos técnicos, las patatas son las más difíciles de clasificar, sobre todo por que hay muchas variedades con diferentes colores y formas. Aquí, nuestra solución ha demostrado ser particularmente eficiente".

Según Pitton, el 80 por ciento de las plantas europeas de envasado de zanahoria están equipadas hoy en día con un sistema de clasificación óptica; para las patatas, esta proporción es algo menor. "En general, la demanda es actualmente muy alta y creo que seguirá aumentando en los próximos años".


El equipo de Visar Sorting en Fruit Logistica 2022.

Potencial de desarrollo en Asia y Europa oriental
El sector internacional de la patata y las hortalizas experimentó dos años difíciles debido a la pandemia. El coronavirus frenó notablemente la inversión en el sector y los proyectos planificados fueron suspendidos o pospuestos. "Por otro lado, también provocó un aumento de la demanda y aceleró la automatización en el sector. Esto se debe a que, al utilizar sistemas de clasificación óptica, es posible reemplazar la clasificación manual casi el cien por ciento del tiempo, lo que se reflejó en la demanda, especialmente durante los tiempos del coronavirus, cuando las altas tasas de contagio a veces causaban una aguda escasez de mano de obra en las plantas".

Según Pitton, a más largo plazo también se puede observar una clara tendencia hacia la mecanización en toda Europa y otras regiones. "Definitivamente, hay enormes diferencias entre los países en términos de capacidades financieras y salarios. En ese sentido, Europa septentrional y la región DACH están funcionando muy bien. Sin embargo, nuestro objetivo en los próximos años es seguir avanzando en la clasificación óptica también en Asia y Europa del Este". Se han instalado 220 clasificadoras ópticas, principalmente en empresas medianas u operadas por sus dueños.

"Ya no es necesario ser capaz de hacer una inversión importante para cambiarse a la clasificación óptica. Por ejemplo, también contamos con fincas productoras de patata con comercialización directa entre nuestra clientela, y nos interesa seguir satisfaciendo sus necesidades en el futuro".

A pesar del mejor rendimiento demostrado en comparación con la clasificación manual, Visar Sorting Sàrl se ha fijado el objetivo de optimizar aún más el proceso existente. "Estamos trabajando a toda velocidad en un sistema que distingue la infestación por lombrices de alambre del moho Rhizoctonia sclerotia. Lo mismo se aplica a la detección de defectos internos de calidad en las patatas", comenta Pitton.

Las ventajas y desventajas de la etiqueta "Hecho en Suiza"
En cuanto al marketing, la etiqueta "Hecho en Suiza" es una ventaja comercial fuerte pero desafiante, añade. Esto se debe a que el diseño de las plantas depende inevitablemente de materias primas y servicios de alta calidad, continúa Pitton. "También estamos sufriendo por los altos tipos de cambio del franco suizo, que están exprimiendo nuestros márgenes y obligándonos a limitar los costes de producción tanto como sea posible".

La situación actual de las adquisiciones de piezas de repuesto y componentes electrónicos es aún más complicada, lo que resulta difícil en cualquier caso, agrega. "Ya hemos hecho nuestras máquinas para que funcionen con varias piezas de repuesto de diferentes proveedores, lo que aumenta las posibilidades de encontrar el material que necesitamos. En consecuencia, como en todas partes de la industria, no podemos descartar que haya cuellos de botella de suministro próximamente".

Para más información:

Barbara Baumann
Visar Sorting Sàrl 
La Tuilière 8 
CH-1047 Oppens 
T: +41 21 887 03 01
b.baumann@visar-sorting.com 
www.visar-sorting.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor