Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Cindy van Rijswick, de Rabobank

El sector de la pera, en busca de perspectivas positivas

En cuanto a la forma del producto y a los volúmenes de comercio mundial, las peras y los aguacates son bastante similares. Pero ahí acaba la comparación. Aunque los volúmenes de producción mundial de peras casi triplican los de los aguacates, estos parecen llevarse la mayor demanda, teniendo en cuenta su auge en la producción y el consumo, la cobertura mediática e incluso el número de visitas en Google. El mercado mundial de la pera está bastante estancado, y los productores de peras se enfrentan a múltiples retos, como el cambio climático, los problemas de mano de obra, el aumento de los costes y la falta de entusiasmo de los consumidores. En el reciente congreso de la pera, Interpera, celebrado en Róterdam (Países Bajos), el sector internacional de la pera debatió cómo seguir siendo positivo en un entorno tan difícil.

Muchos retos nuevos y existentes
A pesar del buen ambiente que se respiraba entre los participantes al verse de nuevo después de tanto tiempo, en Interpera se trataron temas difíciles. El sector de la pera tiene que transitar tiempos turbulentos. Algunos retos llevan tiempo existiendo, como el estancamiento del mercado. Otros retos, como el aumento vertiginoso de los costes, se han agravado en los dos últimos años.

Los altos costes de los insumos, el cambio climático y la mano de obra son algunas de las principales preocupaciones de los productores de peras
En cuanto a los productores, el aumento de los costes de casi todos los insumos agrícolas, incluidos los fertilizantes, los fitosanitarios y el gasóleo, suponen enormes desafíos. Además, la disponibilidad de mano de obra y las exigencias más estrictas de los gobiernos o de los retailers en cuanto a los productos de protección de cultivos son las principales preocupaciones. La protección de los cultivos se está convirtiendo en un problema aún mayor ahora que el cambio climático parece aumentar el riesgo de plagas y enfermedades. En el congreso de Interpera, algunos de los ponentes citaron el cambio climático como una de las causas del fuerte descenso de la producción italiana de peras. El estudio de Rabobank del año pasado sobre el sector holandés de la pera y la manzana mostró que la rentabilidad media de los productores situados en zonas con escasez de agua de riego es significativamente menor que la de los productores situados en zonas con suficiente agua. El agua de riego es esencial para hacer frente a fenómenos meteorológicos como las heladas tardías de primavera y la sequía.

Las peras son un alimento lento en términos de crecimiento del mercado
Para los importadores, exportadores y distribuidores de peras, la subida vertiginosa de los costes de los fletes, las cajas de cartón y muchos otros elementos esenciales están dificultando el comercio. Por ello, varios de los expertos que intervinieron en Interpera, entre los que me encuentro, coincidieron en que es probable que el comercio internacional siga disminuyendo este año y el próximo. La producción, el consumo y el comercio mundial de peras llevan muchos años en una fase de estancamiento (véase la figura 1). Los principales mercados, como la UE, Rusia, Brasil y EE. UU., registran un descenso de las importaciones (véanse las figuras 2 y 3). La única excepción es Indonesia, que ha aumentado sustancialmente las importaciones de peras, principalmente procedentes de China.

Dentro del estancado mercado de la UE, los Países Bajos y Bélgica han ganado cuota de mercado aprovechando la disminución de la producción de peras en Italia. Para los exportadores del hemisferio sur, las previsiones en el mercado europeo se deteriorarán, dados los elevados costes logísticos y el limitado apetito por las peras entre los consumidores europeos. El actual entorno inflacionista puede empeorar aún más el apetito de los consumidores, aunque todavía no está claro qué efecto tendrá un presupuesto más ajustado en el consumo de peras. Uno de los ponentes italianos afirmó que las peras italianas tienen una base firme de simpatizantes entre los consumidores, cuyo apetito por las peras apenas se ve afectado por los cambios de ingresos o de precios. Algunos de los trabajos de investigación que he encontrado sobre este tema afirman que el consumo de peras está fuertemente influenciado por los precios de otras frutas de la competencia. Así que no sabemos cuál es la respuesta a la pregunta de qué pasará con el consumo de peras en el actual entorno económico inflacionista.

Mantener una perspectiva saludable
Como ocurre con muchas otras frutas, hay muchas buenas historias que contar sobre las peras, especialmente sobre sus atributos saludables y de sostenibilidad. Pero el sector simplemente no está contando lo suficiente, o no está contando las historias de la manera correcta. Esa fue una de las principales conclusiones del evento de Interpera. Un estudio de Ecochain que expuse en mi presentación en el evento muestra que la huella de carbono de las peras cultivadas localmente es extremadamente baja en comparación con las manzanas y las naranjas. Un representante de un supermercado habló de las posibilidades de crear "nuevas" ocasiones para consumir peras, como el desayuno. Las nuevas variedades, realmente distintivas, también podrían crear más expectación en la categoría. Otras iniciativas comentadas por los representantes del sector fueron la consolidación de la oferta de peras para adaptarla mejor a la demanda, la mejora de la calidad y la introducción de marcas.

Fuente: Rabobank


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor