Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Nuestro objetivo es ofrecer un servicio con respuesta en una hora"

Reemoon quiere ampliar sus técnicos en toda Australia

Reemoon, una de las principales empresas chinas de soluciones de clasificación, afirma que su objetivo es obtener una licencia completa en Australia a finales de julio, lo que le permitirá tener técnicos cerca de sus proyectos existentes en todo el país, tras su última instalación con éxito de la Fruscan S7 Pro en Nueva Gales del Sur.

"Nuestro objetivo es ofrecer un servicio con respuesta en una hora", dice el vicedirector, Dennis Clock. "Nuestro nombre será Reemoon Sorting Australia Pty Ltd, y actualmente está en proceso de registro. Eso significa que en Griffith necesitamos al menos un ingeniero. Si conseguimos más proyectos cerca de Leeton, entonces conseguiremos otro. Tendremos otro en Waikerie y otro en Mildura, y el cuarto estará en Mundubbera, en Queensland. Solo así podremos dar una respuesta en una hora a nuestro servicio. Al principio, después de la instalación, enviaremos a un técnico o ingeniero para que se quede en la nave de envasado del cliente. Después de un mes de formación y de conseguir la compatibilidad adecuada, nos iremos. Tenemos una buena ventaja gracias a nuestro servicio, así que tenemos que seguir ofreciéndolo".

Para ver el reportaje fotográfico de la visita de Clear Lake Citrus, haga clic aquí.

Aunque la empresa se encuentra en China, Clock explica que Reemoon fabrica máquinas clasificadoras "llave en mano" para instalaciones poscosecha. La empresa comenzó porque un productor de naranjas Navel de China solía enviar la fruta a otros almacenes de envasado, antes de que su hijo tomara la decisión de construir su propio almacén y necesitara comprar una máquina de clasificación. De ahí surgió la idea de crear una clasificadora que no fuera tan cara como otras del mercado para venderla a otros productores.

"Llevamos 22 años y somos bastante jóvenes en comparación con algunas marcas de otras partes del mundo, como Europa, EE. UU. o Nueva Zelanda", señala Clock. "Como familia de agricultores, los fundadores sabían muy bien que a los agricultores no les resultaba fácil conseguir el dinero para permitirse la tecnología de clasificación. Nos encargamos del proceso desde el volcado del contenedor hasta el final de una línea completa de clasificación, principalmente para frutas y algunas hortalizas, como los tomates. Nuestra tecnología se remonta a hace unos 20 años. Se trataba de una clasificadora electrónica en China y alrededor del año 2000 se hizo muy popular, ya que era una tecnología avanzada para ser utilizada en los almacenes de envasado. En 2019, construimos una línea de clasificación completa de 30 carriles (proyecto llave en mano) con 18 detectores de calidad internos para el Brix, que fue un gran proyecto en China. Utilizamos el infrarrojo cercano (NIR) y el IR, además de cámaras de color para detectar la calidad, y tenemos sistemas de vídeo multicámara y multiángulo desde los últimos 3-5 años".

Dennis Clock

La empresa tiene ahora cinco clientes en Australia, más de 2.000 en China y 420 en todo el mundo, y la máquina no solo se utiliza en cítricos, sino en una amplia gama de frutas, desde manzanas a piñas, pequeños melones e incluso kiwis y aguacates.

La instalación australiana más reciente de Reemoon ha sido la de Clear Lake Citrus, en Griffith, en la zona de Riverina de Nueva Gales del Sur, que ha empezado a utilizar la nueva máquina y el software esta temporada. Más de 22 empresas hortofrutícolas del sur de Australia asistieron a una presentación y a una visita a las instalaciones para ver la clasificadora de cuatro carriles Fruscan S7 Pro de Reemoon en acción la semana pasada, con visitantes procedentes de lugares tan lejanos como el sur de Australia y Mildura.

La Fruscan S7 Pro es un sistema multiángulo de seis cámaras (3 IR y 3 color) para un carril y toma imágenes desde 3 ángulos, uno de 90 en línea recta y los otros dos desde ángulos de 45 grados.

"Ofrece al productor una gran ventaja, ya que puede clasificar más variedades de manchas y reconocerlas con mayor claridad y profundidad", explica Clock. "Puede detectar las manchas ligeras o diminutas con mucha claridad. En esta temporada, debido al exceso de lluvia, los productores están teniendo más manchas o problemas como la podredumbre y el albedo".

Clear Lake Citrus es una empresa familiar creada hace unos 26 años. Acaba de empezar con su propia fruta, especializada en naranjas Navel y Valencia, pero envasa para otros 50 productores, y no solo abastece a nivel nacional, sino que ahora está volviendo a la exportación.

"La razón por la que me decanté por Reemoon es que hemos estado en su fábrica y hemos visto cómo hacen las clasificadoras", afirma el director general, Patrick Mancini. "Reemoon utiliza materiales de alta calidad. Una vez más, un aspecto importante de Reemoon es que cuando ponen una máquina nueva, se aseguran de que tengas un técnico que se quede contigo hasta que te sientas cómodo con la máquina. El apoyo que hemos recibido es insuperable. Mejora la productividad porque podemos decir de forma más definitiva que se trata de una fruta de categoría uno, de categoría dos o de una pieza de primera calidad. No tenemos que clasificar la fruta utilizando más mano de obra, y hace el trabajo con más precisión. Estamos seguros de ofrecer a los clientes exactamente lo que quieren".

Shane Jensen

Shane Jensen, de Jensen Industries, fue uno de los ingenieros que trabajaron no solo en la clasificadora de Clear Lake, sino en otros proyectos de Reemoon. Dice que el valor que obtiene el cliente es beneficioso tanto para los grandes productores como para las plantaciones más pequeñas.

"Se trata de una instalación completa de principio a fin y el cliente obtiene lo que quiere", expresa. "Es una buena relación calidad-precio; lo que obtienes por tu dinero es increíble. Vienen e instalan la maquinaria y todo se pone en marcha, y cuando bajas y ves los contenedores, la fruta sale en la categoría correcta. La calidad del equipo es buenísima y muy asequible incluso para una empresa de envasado pequeña. El equipo llegó en varios contenedores y estaba muy bien embalado. Por suerte, vino un técnico de Reemoon y se le permitió entrar directamente después de la COVID-19 (se suavizaron las restricciones fronterizas). Todo fue muy bien. El nuevo software viene incluido con la máquina, creo que a mucha gente le llamará la atención cuando vea el producto que ofrece el sistema. La gente se sorprenderá de lo que puede hacer la tecnología de Reemoon".

 

Para más información:
Patrick Mancini
Clear Lake Citrus
Tel.: +61 2 6962 7659
office@clearlakecitrus.com.au 

Dennis Clock
Reemoon
Whatsapp:+86-182 7070 6759
overseas1@reemoon.com.cn


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor