El arranque de la patata temprana se generaliza de manera escalonada en Castilla y León

La patata temprana ya se recoge en todas las zonas productoras de Castilla y León, con un arranque escalonado que no presenta cuellos de botella, señala Marco Martín, presidente de la asociación de operadores Asopocyl.

Alfredo Recio, agricultor de Valdestillas, ha cosechado cerca de 50 toneladas por hectárea de la variedad Colomba. Eran las primeras 2 hectáreas de las 10 que ha sembrado este año. También ha puesto Agria y Divaa. Recio no ha tenido problema de riego y, de hecho, la Colomba solo ha demandado agua a partir de mediados de mayo. En su planificación está volver a arrancar en agosto y dejar parte de la cosecha para septiembre.

La Colomba se ha recogido a mano, con cuadrillas procedentes de Andalucía. Los gastos de producción no han sido demasiado elevados en su caso, sobre todo gracias a esos riegos no muy abundantes.

Con mayores dudas afronta la campaña Emiliano García, de Villamediana, Palencia. Su trabajo se desarrolla en una de las zonas más afectadas este año por la escasez de agua, “y siempre con la presión de que pueden cortarla en cualquier momento”. Todo su esfuerzo se va a centrar en sacar adelante las ocho hectáreas de patata que ha planteado este año, “aunque habíamos planeado una superficie mucho mayor”. Ha sembrado Hermes y Agria, que espera cosechar a últimos de septiembre “si llega el agua”.

Miguel Jiménez, de El Carpio, ya ha quemado las parcelas en las que tiene esta variedad. La esperanza es que el fruto de su trabajo tenga una remuneración “justa”, ya que los costes de producción se han disparado y pueden superar los 7.000 euros.

Manuel Rodríguez es presidente de la Comunidad de Regantes de la presa de la Zaya de Valle y Miñambres, en la Valduerna. Este año ha sembrado diez hectáreas de la variedad Babylon, también tiene variedades más tardías, como Yona, que fue la última en sembrar. El problema va a estar en el riego, del que aún queda mes y medio, lo que puede suponer otros siete aportes de agua.

Fernando Barcenilla, de Peral de Arlanza, ha puesto doce hectáreas de Agria, que cosechará entre finales de septiembre y principios de octubre. Ocho de las hectáreas están contratadas a 17 céntimos; las otras cuatro hectáreas irán al mercado libre. “El precio de la patata está bien y espero que siga así”, apunta.

 

Fuente: campocyl.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor