Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Análisis de la campaña de Coexphal

Los elevados costes de producción empañan una de las mejores campañas para el sector hortofrutícola de Almería

La producción hortofrutícola de Almería en la campaña 2021/2022 se ha situado en 2,3 millones de toneladas, reduciéndose un 6% respecto a la campaña anterior, lo que ha influido en el aumento de los precios medios del 37%; como consecuencia los ingresos han subido un 31%. No obstante, los costes por kilo han crecido un 26%, lo que ha empañado una de las mejores campañas en 10 años, según se desprende del avance realizado por COEXPHAL.

Por productos, cae un 1% la comercialización de tomate y el precio aumenta un 46%. Por tanto, los ingresos han crecido un 45%. El coste unitario sube un 25%, sin embargo, esto no ha impedido que este producto haya sido uno de los más rentables.

En cuanto al pimiento, a pesar de que el precio crece un 6%, la caída de la producción del 5% hace que los ingresos se hayan mantenido casi estables (sólo suben un 1%). Sin embargo, el coste unitario aumenta un 23%, provocando un descenso relevante de los márgenes; enlazando dos campañas con caídas en los beneficios.

La producción total de pepino se mantiene estable a pesar de tener un comportamiento desigual dependiendo del ciclo de plantación. Los precios aumentan un 38%, con variación idéntica de los ingresos totales. El coste sin embargo sube un 25%.

La comercialización de berenjena crece un 3%, los ingresos un 9% debido a unos precios un 6% más altos. Sin embargo, un aumento del coste del 24% le impide aumentar las márgenes.

El calabacín muestra una caída de la comercialización del 5% (aunque hay que tener en cuenta que el año pasado aumentó un 18%) provocando un aumento del precio del 33%. Como consecuencia los ingresos totales suben el 28%, Los costes unitarios aumentan un 26%.

Fuera de la cosecha en invernadero, la producción de lechuga aumenta un 5% y los precios un 21%, cifra idéntica esta última al aumento del coste por kilo que le impide conseguir mayores márgenes.

Una primavera anormal
La comercialización de sandía ha bajado un 24%, lastrada por la inestabilidad meteorológica que influyó en los cuajes, pero también en las ventas. La fuerte demanda local e internacional provocó un aumento excepcional del precio, un 128% más que un año antes. Esto ha dado como resultado que los ingresos se hayan doblado, y que el aumento del 35% del coste haya pasado desapercibido.

En cuanto al melón, la producción cayó un 21% y los precios aumentaron un 131%, por lo que los ingresos han crecido más del doble con respecto al año 2021. La subida del 29% del coste se ha diluido en unos ingresos extraordinariamente altos.

 

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor