Rubén Company, gerente de Cooperativa del Campo Sta. María Magdalena:

“La uva Aledo se está introduciendo con fuerza en los países del Este”

La temporada de la uva de mesa empieza a tomar forma en España y en unas semanas comenzará la cosecha de una uva exclusiva que no solo es la única que posee una denominación de origen protegida en el país, sino que destaca por su particular proceso de maduración. Y es que en estas semanas en 7 municipios de la comarca del Medio Vinalopó, en Alicante, se están terminando de cubrir con bolsas de papel los racimos que se comercializarán con el sello diferenciador que las acreditará como Uvas Embolsadas del Vinalopó DOP.

“La bolsa de papel consigue que la uva tenga una maduración más lenta y homogénea, y además tiene un efecto protector contra los insectos. De hecho, una vez embolsada la uva no tenemos que aplicar tratamientos fitosanitarios, a no ser que la planta misma lo necesite”, explica Rubén Company, gerente de la Cooperativa del Campo Sta. María Magdalena. “Dentro del Levante, nuestra zona es la más tardía, porque en la zona de Andalucía y Murcia ya han comenzado a recolectar sus uvas. Nuestra cosecha dará comienzo a principios de agosto, aunque no habrá grandes volúmenes hasta mediados del mes, en una temporada en la que esperamos producir unos 3 millones de kilos”.

“Trabajamos uvas sin semillas y con semillas. Es una realidad que la uva sin semilla tiene cada vez más cuota de mercado; esto está muy bien reflejado en el informe del consumo de alimentación elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el que se realizó un estudio bastante interesante del consumo en función de las franjas de edad de la población, en el que se exponía que la uva con semillas se ha quedado para consumidores más tradicionales y de cierta edad. Conforme baja la edad de la población, el consumo se desplaza hacia las variedades de uva sin semilla, pero también baja bastante el consumo y hortalizas”, puntualiza Rubén.

“Sin embargo, para la uva con semilla aún existe un mercado importante. En primer lugar en el mercado español, pero también variedades como Aledo, que destaca por su sabor y su dulzor, tiene una demanda importante en Francia e Italia, donde es muy reconocida, y últimamente se está introduciendo con fuerza en los países del Este. El factor precio es otro componente a tener en cuenta, porque la uva española llega a un mercado que está dominado por la uva de contraestación, que es entre un 30 y un 40% más cara”.

“Cuando utilizamos la palabra ‘compleja’ para definir la situación estamos utilizando una palabra demasiado amable”
La Cooperativa del Campo Sta. María Magdalena, con sede en Novelda, celebrará en 2023 sus 75 años de historia, desde que en la década de los 40 del siglo pasado un grupo de agricultores de la zona se unieran para hacer frente a una catástrofe climática. En estos tres cuartos de siglo, la cooperativa ha asistido –y resistido– a importantes cambios a muchos niveles; desde un nuevo modelo de sociedad, con la llegada de la democracia, a un nuevo modelo de consumo. Sin embargo ahora está obligada a mirar de frente a un nuevo escenario que, no por ser común a todas las ramas de la actividad primaria es menos preocupante: la subida de los costes de producción, que afecta a cualquier insumo imaginable.

“La necesidad de disponer de bolsas de papel para el embolsado de las uvas hizo que como cooperativa diéramos una respuesta y nos convertimos en fabricantes de bolsas”, comparte Rubén Company. “Pero conseguir papel ha sido muy complicado este año. El papel ha sido un insumo que se ha visto muy afectado por la subida del precio de la energía, porque el proceso de la fabricación de pasta de papel tiene un enorme consumo energético. A eso hay que unir la alta demanda, que ha disparado el precio y ha hecho que se haya pasado de plazos de fabricación de 2-3 meses a 6 meses”.

“Hablamos de un 30% de subidas de costes en general y una cosa tenemos clara: va a ser imposible repercutir todo ese incremento en el precio de nuestros productos. Cuando utilizamos la palabra ‘compleja’ para definir esta situación en realidad estamos utilizando una palabra demasiado amable, porque nadie sabe qué va a pasar y hasta dónde podremos llegar así. Hay una gran incertidumbre generalizada”.

“Desde hace 3 años estamos intentando tener acceso a nuevas variedades”
Mientras tanto, las uvas crecen amparadas por la protección que les ofrecen sus bolsas, ajenas a las convulsiones del mercado al que llegarán en unas semanas; un mercado conmocionado por la inflación, la guerra y, ahora, por el temor al desabastecimiento energético, en el que, además, la uva de mesa libra su propia revolución; en este caso, varietal.

Los obtentores han desarrollado nuevas genéticas y nuevas variedades con marcas privadas e incluso con ventas dirigidas que ciertamente han ampliado la diversificación del segmento de la uva de mesa; sin embargo, señala el gerente de la Cooperativa del Campo, “esto no deja de ser un negocio que, además, tiene ciertas trazas de monopolio”.

“Desde hace 3 años estamos intentando tener acceso a nuevas variedades para ampliar nuestra oferta, pero no nos dejan acceder a ellas. Es un negocio que parece que está dirigido a empresas grandes y potentes que pueden realizar plantaciones en grandes superficies, producir cantidades concretas y, al final, capitalizar el mercado”.

Para más información:
Cooperativa del Campo Sta. María Magdalena
C/ Serra del Sit 94
03660 Novelda, Alicante (España)
Tel.: +34 965 60 10 89
info@novelcoop.com
https://novelcoop.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor