Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Oportunidades y retos para los proveedores de papel, los fabricantes de maquinaria y los procesadores de patatas

Envasado de patatas en papel

Hay varias opiniones sobre las patatas en bolsas de papel. Algunos supermercados respaldan ese envasado al 100%, otros están empezando a adoptarlo y otros se mantienen muy alejados. Los retailers, el mundo de los envases y los gobiernos se debaten entre el papel y el plástico. El papel parece tener impulso, pero ¿dominará realmente los lineales dentro de diez años? Los proveedores de papel, los fabricantes de máquinas de envasado y los envasadores de patatas hablan de ello.

Yendo al grano: si se observa su ciclo de vida completo, no está tan claro que los envases de papel sean más respetuosos con el medio ambiente que los de plástico. Y ese aspecto medioambiental debería ser la clave para elegir el papel. Pero, ¿quién lo decide? Una encuesta realizada entre las empresas de envases muestra que los retailers y el comercio se decantan por el papel. No porque las autoridades (además de Francia) les obliguen, sino gracias a investigaciones independientes. Estos sectores tienen en cuenta la opinión de los consumidores.

Se considera que el papel es mejor para el medio ambiente que el plástico. En este artículo no comentaremos el fondo de la cuestión, que es objeto de investigación científica. Sin embargo, tocaremos algunos puntos de interés y escucharemos lo que tienen que decir los socios del sector sobre por qué (o por qué no) eligen el papel y cuáles son sus experiencias en el lugar de trabajo.

Aparte de las cuestiones medioambientales, las empresas de envasado ven varios inconvenientes generales en las bolsas de papel. Cuestan el doble (o más), no hay suficiente materia prima disponible para pasarse totalmente al papel, no es tan resistente como el plástico y no pasa tan bien por las máquinas de envasado. Por otro lado, hay grandes ventajas: las patatas presentan menor decoloración y el papel tiene un valor de comercialización sustancialmente mayor.

El mayorista holandés de patatas y hortalizas Molenaar Aardappelen, en Groenten Groothandel, ofrece patatas en envases de papel desde 2016. "Queríamos innovar y, en ese momento, el llamamiento mundial para desterrar el plástico era cada vez más fuerte. También había demanda", dice Felix Molenaar. "Así que decidimos pasarnos a los envases de papel. Fue algo bastante complicado, pero la demanda fue creciendo poco a poco, y estamos bastante orgullosos de ello. Son sobre todo las fruterías las que venden nuestras patatas envasadas. Quieren distinguirse de los supermercados".

Molenaar

"Eso no solo se debe al envase, sino también al contenido. Llenamos nuestras bolsas con variedades sabrosas y tradicionales, como Frieslanders, Bildtstar, Doré y Nicola. Puedes encontrar la gama en nuestro sitio web. También hay más retailers que ofrecen nuestros envases. Empezamos a envasar la especialidad regional Beemster Valéry en octubre de 2021. La directora de la empresa, Astrid Francis, creó un diseño para nuestros envases actuales. Las patatas embolsadas en papel están disponibles en el retailer holandés Dekamarkt y en las fruterías".

Molenaar

Molenaar dispone de bolsas de cinco colores, según el uso culinario de las patatas. El papel de color se entrega en rollos, y las bolsas de 2 y 2,5 kg se moldean en una máquina de formado, llenado y sellado vertical (VFFS). El mayorista imprime el nombre, las características y el código de barras en esas bolsas, en negro. "No es un proceso rápido; podemos hacer unas 14/minuto. Pero tampoco hace falta que sea más rápido. No somos una empresa tan grande, y no es importante que salgan 400 o 500 bolsas por hora de la máquina. La ventana de ventilación de nuestra bolsa está en la parte trasera. Así, cuando las tiendas exponen las bolsas, las patatas están protegidas de gran parte de la luz, lo que evita que se pongan verdes. También se exponen bien y, una vez vacías, pueden ir a la papelera de reciclaje", explica Felix.

Otra empresa neerlandesa, Greydanus Aardappelgroothandel, en Transport, tiene bolsas de papel de 800 g en su gama desde hace varios años. "Las utilizamos específicamente para las patatas más pequeñas dentro del segmento exclusivo", señala Klaas Greydanus. "Sin embargo, la mayor parte de nuestra oferta consta de los pesos más grandes en envases de plástico. Tampoco hay mucha demanda de bolsas de papel".

Las bolsas de papel para patatas de Greydanus tienen una ventana de plástico. Si se quieren agujeros perforados, deben tener una forma particular, y se requiere una resistencia específica del papel; de lo contrario, la bolsa se romperá. "El plástico es más barato y funciona mejor sobre las máquinas. Llevamos unos 15 años trabajando con plástico reciclable", añade.


Greydanus

Los retailers belgas se iniciaron en los envases de papel para frutas y hortalizas antes que los de los Países Bajos. Incluso ahora, ese país tiene una oferta significativamente mayor. La empresa belga Semoulin Packaging ofrece bolsas prefabricadas y rollos de papel a diversos sectores, entre ellos varias empresas de envasado de patatas. "Fabricamos bolsas de fondo cuadrado y cortamos e imprimimos rollos de papel a medida. Podemos imprimir hasta diez colores", continúa Robert Schram. "Utilizamos principalmente papel multicapa y kraft para nuestros productos (semi)acabados. Los rollos pueden ser 100% de papel, pero también utilizamos material con un recubrimiento ecológico a base de agua, una capa de barniz necesaria para sellar las bolsas en la máquina VFFS".

"Las bolsas con ventanas de malla están muy solicitadas, no solo para las patatas, sino también para productos como las cebollas y las zanahorias. Esa ventana proporciona ventilación, y los consumidores pueden ver lo que están comprando. También se puede conseguir con agujeros perforados, pero actualmente no hacemos mucho ese tipo de envase. Nuestras máquinas actuales funcionan mejor y más rápido para producir rollos de papel con ventanas de malla. Podemos alcanzar velocidades de hasta 500 m/minuto. También es bastante difícil aspirar todos los residuos de papel que se producen en el proceso de perforación. Pero cuando llegue la demanda, la asumiremos".

En Bélgica, los envases de papel pueden contener un 15% de material que no sea papel y seguir considerándose reciclables. En los Países Bajos, solo pueden tener un 5%. "Producimos bolsas de papel para uno y dos kilos de patatas para un envasador holandés que abastece a una importante cadena de supermercados. Al principio, pensamos en hacer una bolsa con ventana de malla. Pero, con las fibras de celulosa, la tinta y el revestimiento para sellar la bolsa, se supera rápidamente ese 5%. Así que, al final, acabamos con bolsas perforadas", añade Robert, que señala que se pueden envasar bien hasta 2,5 kilos utilizando rollos de papel.

"El envasado es algo complicado. Al fin y al cabo, las patatas caen desde bastante altura, y entonces el envase tiene que aguantar. El problema no es la malla o los agujeros, ya que el papel tiene un cierto grosor; son las costuras, que pueden romperse. Eso no es un problema con las bolsas prefabricadas, ya que la bolsa se coloca simplemente en una cinta, y puede soportar hasta 20 kg. En Irlanda, por ejemplo, y a veces en Estados Unidos, se pueden encontrar patatas en bolsas de papel de hasta 10 kg".


Semoulin

Robert afirma que son sobre todo las patatas ecológicas las que se envasan en papel. "Con ellas se tiene un mejor margen, por lo que se puede compensar mejor el mayor precio del papel. Uno de mis clientes, que se ha pasado al papel, hace dos millones de bolsas al año". Además del precio de coste, que ha subido mucho desde que estalló la pandemia, los plazos de entrega son el mayor reto del sector. "Para responder a eso, dejamos que nuestros clientes hagan pedidos con un año de antelación. Por lo tanto, pedimos el papel y le reservamos un hueco en nuestra planificación de la producción. Planificamos las entregas en una fase posterior".

Semoulin ofrece varias calidades de papel en mate y brillo. Esa calidad determina la fluidez del material en una máquina de envasado. "Se puede aplicar una capa de barniz al agua en el exterior, lo que hace que el papel se deslice mejor en las máquinas. Y, por supuesto, se necesita una buena máquina. El material y los métodos adecuados te llevarán muy lejos", indica Roberts.

Jan Strijbos, director de ventas de Rovema Benelux, fabricante de máquinas de envasado, coincide en que los problemas de envasado se deben en igual medida a la tecnología y a los materiales. Dice que, como el papel liso se desliza fácilmente por las máquinas, los constructores prefieren encontrar soluciones para los rollos perforados. Los retailers y los compradores prefieren una bolsa con ventana de malla por su robustez y buena visibilidad del producto. "Expusimos en Interpom una máquina que utiliza papel Mondi perforado VDH Concept".

"Puede dar forma y llenar 120 bolsas por minuto en un tubo. Pocas pesadoras pueden manejar esas velocidades. Esta máquina utiliza bolsas acolchadas de 1 kg para las patatas. El producto final es tan atractivo y elegante como si se utilizara papel de aluminio", comenta Jan, quien señala que el papel es, sin duda, menos robusto que el plástico. "Y cuanto más grueso y resistente es el papel, más tiene que trabajar la máquina".


Rovema

Rovema ofrece soluciones para el papel con una franja de sellado (una capa de PE de calidad alimentaria que también es una barrera contra la humedad) en el extremo de la bolsa o en toda su superficie. Además, esta empresa cuenta con la tecnología para fundir en caliente los extremos de las bolsas, de modo que se utiliza 100% papel.

"Muchos piensan que el papel es mejor para el medio ambiente. Sin embargo, teniendo en cuenta el impacto en toda la cadena, estoy convencido de que las bolsas de PE perforadas son mejores. Al fin y al cabo, también hay que producir papel, y llenarlas suele consumir mucha más energía que llenar las bolsas de plástico. Pero es una cuestión de percepción: el plástico se ha convertido en el enemigo público número 1. Por eso hemos desarrollado una máquina flexible que puede funcionar tanto con papel como con PE. Los clientes pueden cambiar de uno a otro en función de las necesidades del mercado", comparte Jan.

VDH Concept, una empresa belga, imprime y troquela rollos de papel. "No queremos opinar sobre el efecto del papel frente al plástico en el medio ambiente. Pero parece que cada día tenemos más demanda de papel en toda Europa. A pesar de que el film de PE u OPP es más barato y tiene mejores plazos de entrega", dice Jan Lode Van Den Heuvel. "Los Países Bajos siguen optando mayoritariamente por el plástico, pero Bélgica se centra más en la presentación y la experiencia".


VDH Concepts

Las normas europeas avanzan hacia una materia prima para envases de papel compuesta por un 95% de papel, explica Jan Lode. "Trabajamos con perforaciones porque suponemos que el monomaterial será la norma dentro de unos años. Eso significa que ya no se podrá incluir una ventana de malla, sino solo el revestimiento que hace que el envase sea más seguro para los alimentos y lo sella. Utilizamos papel Mondi certificado y tenemos nuestra propia marca en el mercado: Papel SQ. También podemos hacer perforaciones a medida y siempre nos aseguramos de que el producto sea muy visible".

VDH Concept utiliza papel de 84 y 136 gramos. "Aunque la segunda opción me parece un poco pesada, pero sirve para los envases más grandes y no tiene tanta demanda. Podemos perforar bolsas acolchadas de hasta 2,5 kg con papel de 84 gramos. Cuanto más fino, mejor para el medio ambiente", afirma Jan Lode.

De Bélgica, volvemos a los Países Bajos, donde el especialista en patatas Michiel Meijering, de Landjuweel, sigue indeciso. "El papel parece una buena opción, quizá sostenible, a corto plazo, pero nuestra disposición a invertir se centra en las técnicas de envasado a prueba de futuro".

Michiel cree en el plástico a largo plazo. "El papel puede reciclarse, como máximo, siete veces. Así que a menudo se necesita nueva materia prima virgen. Habría que plantar millones de árboles si todo el sector de los envases se centrara en el papel. Pero los árboles necesitan tiempo para crecer, y la oferta actual ya es limitada. Eso también se convertirá probablemente en un problema mayor a largo plazo. Por otro lado, si perfeccionamos aún más el proceso del plástico y su normativa, podremos seguir reciclándolo indefinidamente. Las reservas de petróleo son finitas, así que, como subproducto refinado del petróleo, el plástico virgen también lo es. Sin embargo, el mundo tiene ya tanto plástico que la oferta de materia prima reciclada está garantizada".


Landjuweel

"Incluso ahora, el plástico está ganando la discusión, especialmente en los Países Bajos. Se calcula que menos del 1% de los envases de patatas de los supermercados holandeses son de papel. Son sobre todo los productos locales, especializados y ecológicos los que se envasan en papel. El plástico es más barato, ofrece un valor añadido en términos de vida útil y permite una mayor tasa de producción de envases. Aunque, probablemente, es solo cuestión de tiempo que la tecnología se ponga al día. En cuanto al precio, la gente está cada vez más dispuesta a pagar más por productos sostenibles. El papel debería aumentar ligeramente, por lo que estamos estudiando cómo podemos ajustar nuestra maquinaria actual. Queremos una solución flexible".


Landjuweel

¿Hay alternativas? "Ahora mismo no. El yute es duradero pero increíblemente caro. Y, con los productos a granel, tienes el problema de la vida útil (en el caso de las patatas, el mayor problema es que se ponen verdes) y de que es más difícil destacar con una marca o una variedad específica. La ausencia de envases es una gran idea, pero ese grupo objetivo es pequeño", dice Michiel.

Y volviendo a Bélgica, Stefaan Spriet, de Spriet Aardappelen, ha adquirido recientemente una nueva máquina Rovema. "Está funcionando bien. Desde el año pasado ofrecemos bolsas de papel con ventanas de malla y asas. Fue una iniciativa propia, no basada en una petición de los retailers o del comercio. El tema de la sostenibilidad nos mantiene ocupados. Por ejemplo, tenemos 2.400 paneles solares y hacemos recuperación de calor. Sin embargo, todavía hay que trabajar en varias áreas antes de que los envases de papel sean un éxito".

"Y no siempre está claro si, en última instancia, será una solución más respetuosa con el medio ambiente que el monomaterial de plástico fino que ya se encuentra en varios supermercados. Ambos tienen sus pros y sus contras. Pero recibimos comentarios positivos de nuestros clientes, que se alegran de poder ofrecer envases de papel a sus clientes". Además de sellar las bolsas con un revestimiento, Spriet Potatoes utiliza bolsas precosidas para sellar sus envases de papel ecológico. "La humedad puede ser un problema; las bolsas tienden a colapsarse en las cámaras frigoríficas. Pero, una vez en el entorno seco de los supermercados, el papel se endurece muy bien", afirma Stefaan.

El especialista holandés en envases Paardekooper ofrece a los envasadores de patatas papel estucado del fabricante alemán Cartomat. "Ya tenemos siete años de experiencia con el estucado y podemos entregarlo con relativa rapidez", señala Ronald Borst. "Los rollos son compatibles con la mayoría de las máquinas VFFS. Nuestro papel resistente a la humedad, ciertamente imprescindible para las patatas y las cebollas, está reforzado mecánicamente, no químicamente. Por razones de seguridad alimentaria, solo utilizamos papel virgen. Al fin y al cabo, el papel reciclado puede venir de cualquier parte. Al principio, los rollos de papel no eran muy populares por lo que costaban".


Paardekooper

"Ese mercado se está recuperando actualmente, pero no por petición de los envasadores. Son los retailers los que piden explícitamente este producto, por la experiencia de los consumidores. El plástico tiene una imagen negativa debido al plástico de los océanos, pero algunos productos hortofrutícolas deben envasarse en plástico para evitar el desperdicio de alimentos. Solo tenemos que utilizarlo de forma adecuada al final de su vida útil. Además, la producción de papel emite mucho CO2, y como sus fibras se van acortando, no es reciclable de forma infinita. El 80% del material de envasado que ofrecemos sigue siendo de plástico".

"Nuestro principal producto de papel es el papel de 100 g para envases de 2,5 kg. El papel no puede ser demasiado grueso porque actúa como barrera térmica para la barra de sellado, mientras que con el plástico solo se necesita un calor mínimo para sellar la bolsa. Los rollos de papel pueden imprimirse con el barniz al agua solo en el lugar donde se sella la bolsa, o se puede recubrir toda su superficie. Eso es útil para los rollos de papel que se utilizan para múltiples formatos, ya que no importa dónde se selle, está recubierto. El patrón de agujeros es único para nosotros; por lo tanto, no se necesita una ventana de malla. Aunque se podría utilizar una malla de celulosa degradable y totalmente reciclable. Aun así, creemos que cuanto más puro sea el papel, mejor será para el reciclaje", explica Ronald.

Paardekooper abastece a Warnez. Esta empresa belga buscaba un rollo de papel para bolsas de 2,5 kg por encargo de un supermercado local. "Las bolsas de papel preformadas existen desde hace mucho tiempo y muchos envasadores trabajan con ellas", dice Peter Van Steenkiste. "Nosotros también tenemos esas bolsas de Semoulin. Desde marzo de 2019, por petición de otro cliente, nos abastecemos de papel en rollos para envasar sin plegar de ese proveedor. Las pruebas demostraron que el papel kraft no era lo suficientemente resistente para lo que queríamos; necesitábamos papel blanco".

"En abril de 2021, fuimos la primera empresa de Bélgica en sacar una bolsa de 2,5 kilos en rollo. Solo está revestida donde se sella, con lo que se consigue la norma del 95%. El papel es más débil que el plástico, y el asa podría romperse, pero la bolsa es, en general, bastante resistente. Utilizamos papel de 100 g para la bolsa de 2,5 kg y de 80 g para la de 1 kg. Disponemos de envases troquelados y de bolsas con mallas de celulosa, que pueden reciclarse. Nuestra línea está automatizada para las bolsas de 1 kg. Pero, como siempre existe el riesgo de que se rompa, no utilizamos el brazo robótico para recoger los paquetes de 2,5 kg y colocarlos en la caja. No ocurre a menudo, pero incluso una incidencia de 1 de cada 500 paquetes ya es demasiado".

En el segmento del papel, a Warnez le gustaría cambiar por completo a rollos de papel. "Solo podemos alcanzar un ritmo de 12 por minuto con bolsas preformadas; 'en rollo', es fácilmente el doble. Pero nuestra actual máquina de rollos de papel todavía no puede manejar grandes calibres. Actualmente estamos modificando el tubo de esa máquina para poder envasar solo con rollos. El precio de coste también desempeña un papel en este caso", continúa Peter, que no aconseja el envasado con papel en rollo. "Lo ofrecemos cuando los clientes lo piden. Y tal vez, en el futuro, el Gobierno dicte algo al respecto. Desde el punto de vista de los ingresos, es un paso atrás debido a los mayores costes de producción, que no podemos asumir totalmente. No solo la materia prima es el doble de cara, sino que la velocidad de producción es un 30% menor y requiere más mano de obra".

"Además, el papel tarda más en entregarse que el plástico. Así que hay que mantener un stock mayor. Pero no puedes alargarlo indefinidamente porque los clientes pueden querer cambiar algo del diseño del envase. ¿Y el papel es realmente más respetuoso con el medio ambiente? Hicimos una investigación específica para comparar las bolsas de papel de 2,5 kg, las de PE y las de PE biológico. Basándonos en ese proyecto de Circopack realizado con UGent, llegamos a la conclusión indiscutible de que los envases de papel para patatas de 2,5 kg afectan más al medio ambiente que el PE y el PE de base biológica. Utilizamos la metodología actual de ACV y los resultados iniciales para determinarlo. Atención: esto es específico para 2,5 kg de patatas y no debe generalizarse a otros productos o tipos de peso".

Para Warnez, Peter considera que el PE de base biológica es más beneficioso. "Está compuesto por más de un 85% de caña de azúcar y puede reciclarse como el PE normal. Cuesta el doble que el PE, pero sigue siendo más barato que el papel, funciona bien en las máquinas, es fino y tiene una historia estupenda para que los clientes y el público en general se interesen por él", afirma Peter.

Las máquinas VFFS existentes suelen tener que ser modificadas para poder procesar el papel. Esto es algo de lo que puede dar fe Mark van der Kamp, de Sarco Packaging. La empresa holandesa distribuye, entre otras, las máquinas de envasado VFFS de ILAPAK y ofrece los materiales de envasado de plástico y papel de Gameren que las acompañan. "No se trata de un simple plug-and-play y no todas las máquinas VFFS existentes pueden utilizarse para el papel. A menudo hay que instalar una nueva tubería y montar un sistema de sobrepresión en los cinceles. Sin embargo, quienes compran máquinas nuevas pueden adquirir una línea que pueden utilizar para PE, plásticos duros (OPP/PP) y papel".


Sarco

"No cabe duda de que el mercado está interesado desde el punto de vista de la sostenibilidad. En ese sentido, hay una mayor demanda de soluciones de plástico más finas que puedan funcionar en las máquinas existentes. Por ejemplo, ahora ofrecemos una solución de papel de 70 gramos con un barniz termosellable de base acuosa como medio de sellado. Esto significa que nos mantenemos por encima del 95% de papel y que se puede reciclar. Además del papel en rollo y las bolsas de papel preformadas, también ofrecemos láminas estándar y láminas fabricadas con materiales renovables (Green PE). Así que tenemos una amplia y buena visión del mercado", agrega Mark.

"El papel es un material fantástico: se puede imprimir en él, tiene un aspecto muy natural, una textura agradable y un aspecto estupendo. En el caso de las patatas, también bloquea los rayos UV, que provocan el enverdecimiento. Pero el flujo de materias primas es limitado, y nuestro sector aún no está preparado para ello. Antes, la cantidad de corteza, recortes y serrín de la industria maderera era suficiente para producir papel; ahora, se necesitan árboles enteros para satisfacer la demanda. No hay suficientes, lo que hace subir los precios. Al igual que el sector energético, la industria papelera ya trabaja con precios diarios. Y el mercado está inquieto".


Sarco

"Una bolsa de plástico de 2,5 kg para patatas cuesta unos 0,05 euros; las de papel cuestan como mínimo entre 2,5 y 3 veces más. Todos los procesadores o envasadores de frutas y hortalizas que ofrecen papel se topan con ese precio de coste. Los clientes nunca lo reembolsarán del todo, junto con el aumento de las horas de trabajo del personal y la menor velocidad de producción. ¿Y cómo de sostenible es el papel realmente? ¿Cuántos litros de agua se necesitan para fabricarlo? ¿Y qué productos químicos para que sea blanco? Todo suena muy bien, pero el boom viene desde la perspectiva del consumidor. Como llevamos mucho más tiempo haciéndolo, la gente también es más rápida en reciclar el papel que el plástico", concluye Mark.

¿Dónde estará el sector dentro de diez años?
"Sin duda, el papel seguirá siendo mucho más caro que el plástico, y dudo que el sector se entusiasme mucho más. Además, el papel es un material difícil de envasar. En Francia, los envases de papel vuelven a superar el umbral mínimo de 100 gramos de plástico. Espero que el panorama de los supermercados holandeses, donde el precio es el rey, se mantenga en un 80% de film de PE", dice Mark. "En Bélgica, debería convertirse en una proporción 60/40 o incluso 50/50 para el PE frente al papel, a favor del PE, con envases más pequeños y ecológicos en papel", predice Jan Lode (VDH Concept). "El papel no dominará, aunque depende mucho de la legislación europea en materia de envases", considera Ronald, de Paardekooper.

"Yo también me lo pregunto", dice Michiel (Landjuweel). "Si supiera la respuesta, invertiría en esa dirección de inmediato. Pero, respondiendo a la pregunta: espero más papel y que la mayor parte del sector tienda al PE". Robert, de Semoulin, es de esta opinión desde hace unos años: "La tendencia en Europa es que cada vez haya menos plástico. Las bolsas tienen que desaparecer en 2025, y esa tendencia continuará. Creo que varios países seguirán a Francia en su prohibición del plástico para las frutas y hortalizas de menos de 1,5 kg".

"Pero también creo que los gobiernos deberían utilizar subvenciones para fomentar el cambio, de modo que las bolsas de papel, para los productos que pueden envasarse en papel, ya no tengan que costar más que las de plástico. Porque a menudo los consumidores siguen eligiendo la solución más barata. Y al igual que la industria del plástico sigue desarrollándose, también veo a la industria del papel dando un salto medioambiental, porque esa tecnología no está estancada; debe avanzar".

Molenaar Aardappelen
info@molenaardappelen.nl 
www.molenaaraardappelen.nl 

Greydanus aardappelgroothandel & transport 
info@greydanus.nl
www.greydanus.nl  

Semoulin 
robert.schram@semoulinpackaging.com 
www.semoulinpackaging.com 

Rovema Benelux B.V.
Jan.Strijbos@rovema.nl    
www.rovema.nl   

VDH Concept
jan@vdhconcept.com
www.vdhconcept.com    

Landjuweel B.V.
M.Meijering@landjuweel.nl    
www.landjuweel.nl   

Spriet Aardappelen 
stefaan@sprietaardappelen.be 
www.sprietaardappelen.be 

Paardekooper
info@paardekooper.com    
www.paardekooper.nl     

Warnez Potatoes
info@warnezpotatoes.be         
www.warnezpotatoes.be 

Sarco Packaging
info@sarcopackaging.com     
www.sarcopackaging.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor