Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Informe del mercado alemán del BLE, semana 31:

"El pico de la temporada de cerezas nacional ya había pasado claramente"

El pico de la temporada nacional de cerezas claramente ya ha pasado, ya que la disponibilidad disminuyó notablemente. Las ofertas locales predominaron, pero, obviamente, perdieron mucha de su presencia. Las importaciones turcas también se debilitaron, según el BLE. Mientras tanto, los envíos desde Polonia se intensificaron significativamente. Los productos de los Países Bajos y Bélgica tenían más que un carácter complementario, las mercancías españolas y griegas solo llegaban selectivamente.

La calidad ya no era siempre convincente, y los lotes de baja calidad, inevitablemente, condujeron a descuentos. Sin embargo, los precios también estaban aumentando: se esperaba que los lotes belgas de mayor calibre en Fráncfort y los lotes polacos en Berlín costaran hasta 8 € por kg. En general, la demanda estuvo suficientemente satisfecha. Sin embargo, a medida que la campaña llegaba a su fin, los precios a menudo aumentaron. En particular, los calibres más grandes, a partir de 28 mm, se encarecieron, ya que en algunos casos solo se suministraron en cantidades escasas.

Manzanas
Las importaciones procedentes del extranjero perdieron relevancia: la disponibilidad de importaciones procedentes de Nueva Zelanda, Chile y Sudáfrica disminuyó. Sin embargo, desempeñaron el papel más importante a nivel local. Sus características organolépticas generalmente no dejaban nada que desear. La gama europea más reciente cobró importancia.

Peras
Hubo movimiento en el surtido: la pera Abate Fetel chilena y la pera Trout sudafricana perdieron notablemente importancia. Por otro lado, apareció la primera Santa María italiana. También llegaron las primeras Williams Christ y Conferencia nacionales, seguidas de la Clapps Liebling nacional, disponibles en Fráncfort y Colonia.

Uva de mesa
Las entregas italianas aparentemente formaron la base del surtido. Una gran cantidad de variedades, principalmente Victoria y Black Magic, estuvieron disponibles. Las ofertas españolas tuvieron un carácter complementario. Aparecieron uvas Turcas Superior Seedless en envases de 5 kg y 7 kg en Fráncfort de manera complementaria.

Fresas
Los lotes nacionales predominaron sobre los productos holandeses, belgas y polacos. La temporada lentamente empezó a entrar en su recta final. La demanda parecía haber disminuido considerablemente, aun cuando la disponibilidad de fresas volvió a aumentar.

Albaricoque
Las entregas francesas dominaron el mercado. Los albaricoques turcos perdieron notablemente importancia, en consonancia con la situación estacional. Las entregas italianas y españolas ya no lograron ir más allá de un estatus suplementario. La fruta nacional de alto precio completó el panorama, al igual que las importaciones a bajo precio procedentes de Moldavia y Polonia.

Melocotones y nectarinas
Los envíos italianos y españoles ganaron fuerza una vez más, por lo que la disponibilidad aumentó constantemente. Las entradas francesas y turcas redondearon la gama de mercancías, las griegas aparecieron exclusivamente en Berlín y Fráncfort. En general, las características organolépticas rara vez dejaban algo que desear.

Ciruela
El surtido cambió notablemente: Las Lepotica de Bosnia y Herzegovina y las Katinka de Alemania perdieron relevancia. Por el contrario, aumentaron las entregas de Lepotica desde Moldavia y Serbia, así como de Top desde Alemania. Recientemente, Jojo, Ortenauer y Auerbacher se unieron a Hanita, Cacak's Schöne y Top.

Limones
Predominaron los productos sudafricanos y argentinos, y las exportaciones españolas completaron la gama de productos. En general, los envíos aumentaron ligeramente. Fueron lo suficientemente grandes para satisfacer la demanda sin esfuerzo. En cuanto a los precios, no ha pasado mucho.

Bananas
Las vacaciones y el calor limitaron notablemente las ventas. Sin embargo, los comerciantes ajustaron su oferta a la demanda reducida y la redujeron lo suficiente.

Coliflor
Las ofertas locales prevalecieron, casi en monopolio. Solo Fráncfort todavía tenía artículos holandeses disponibles. Las vacaciones y las altas temperaturas del verano redujeron enormemente la demanda. Sin embargo, los precios tendieron al alza en varios casos.

Lechuga
En el caso de la lechuga iceberg, había preferencia por los productos nacionales. En Fráncfort, Colonia y Berlín, también había envíos holandeses, que los clientes preferían. En el caso de la lechuga, los productos nacionales y belgas estuvieron disponibles en todos los mercados.

Pepinos
En cuanto a los pepinos, la gama se componía de ofertas nacionales, holandesas y belgas. Los suministros se redujeron un poco, pero en general fueron suficientes para satisfacer la demanda. Sin embargo, los precios subieron en algunos lugares. No obstante, este factor, combinado con una calidad no siempre convincente, limitó la demanda.

Tomates
Los envíos procedentes de los Países Bajos y Bélgica siguieron constituyendo la base del suministro. La disponibilidad había aumentado notablemente. Los tomates regulares provienen principalmente de Polonia y los TOV de Alemania. Italia participó exclusivamente con tomates cherry. La demanda no fue particularmente fuerte.

Pimientos
Como en semanas anteriores, los lotes holandeses dominaron el mercado. Los lotes turcos y belgas siguieron en términos de importancia. Los productos locales solo desempeñaron un papel complementario selectivo y costaron entre 2,80 y 4,60 euros por kg en Fráncfort. La oferta fue suficiente para satisfacer la demanda. Sin embargo, los precios cambiaron a menudo.

Fuente: BLE 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor