Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global del melón y la sandía

Debido a las olas de calor que azotan gran parte de Europa y al aumento de las temperaturas en el resto del hemisferio norte, los melones y las sandías están gozando de una gran popularidad. Sin embargo, hay un problema: la mala temporada de esta fruta el año pasado ha provocado una gran reducción de la superficie de producción en España, el principal país productor de melones. Y no solo eso. El calor extremo en España y otras regiones productoras ha hecho que la cosecha llegue a su punto máximo antes de lo habitual, lo que significa que la temporada probablemente tenga un final temprano. Estos factores han hecho que los precios se disparen, con lo que se espera compensar las pérdidas de los productores. Mientras tanto, en Sudáfrica, los productores de sandía de invierno también han registrado un aumento en la demanda de su producto, lo que les proporciona mayores oportunidades de venta. Por último, las condiciones adversas para el cultivo que han provocado una disminución de los volúmenes en el mercado norteamericano han inflado también considerablemente los precios del melón y la sandía en este mercado.

España: Los precios suben en Castilla-La Mancha tras los buenos precios alcanzados en Almería
La campaña del melón y la sandía ya ha comenzado en Castilla-La Mancha. El pasado 21 de julio se celebró la primera sesión de la Mesa de Precios del Melón y la Sandía de la Lonja de Horticultura y Caza de Castilla-La Mancha, en la que se recopilaron los precios del inicio de esta campaña, en la que la superficie de melón y sandía en la comunidad se ha reducido en torno al 10%, según confirmó hace varias semanas una entidad del sector.

Tras arrancar con precios medios de 28-30 céntimos/kilo para el melón de categoría extra y de 35-38 céntimos/kilo para la sandía, tanto blanca como negra sin pepitas de 1.ª categoría, la última sesión refleja un reajuste de precios, que el 4 de agosto se situaban en 37-40 céntimos/kilo para el melón extra y 43-45 céntimos/kilo en el caso de la sandía blanca sin pepitas de 1.ª categoría; precios que siguen estando muy por debajo de los alcanzados durante la campaña en la provincia de Almería, que arrancó hace varios meses con la fruta de invernadero.

En el balance de la campaña hortofrutícola 2021/22, una organización agraria informó de que el precio medio de la sandía de cultivo protegido, cuya producción ha caído un 41,7% esta campaña, se ha situado en 64 céntimos/kilo, experimentando un notable incremento del 204% respecto a la campaña anterior. Mientras tanto, el melón de cultivo protegido ha registrado un precio medio de 70 céntimos/kilo, lo que supone un aumento del 159% pero con una cosecha un 38,2% menor.

La pérdida de kilos como consecuencia de una primavera meteorológicamente inusual, caracterizada por un excepcional episodio de nieblas, se ha reflejado también en el cultivo al aire libre de Almería, donde se estima que ha habido una reducción de la producción de entre 15.000 y 20.000 kilos (cabe recordar que la superficie se ha reducido un 10%); aunque también se ha producido un repunte en los precios. Se ha informado de que las sandías de campo abierto habrían alcanzado un precio medio de 35 céntimos/kilo, lo que, en materia de precios, sitúa la de esta campaña como una de "las mejores cosechas de los últimos años".

Sin embargo, estos atractivos precios, que invitan a pensar que la superficie de sandía en la provincia podría volver a aumentar el próximo año, también han atraído a los ladrones, que, viendo la rentabilidad de la fruta, han llevado a cabo una preocupante oleada de robos en el campo, hurtando miles de kilos de sandía para el mercado informal.

A pesar de los altos precios de la fruta, no podemos olvidar la caída de la producción este año, que provocará una importante contracción de los beneficios, que también se verán limitados por el aumento de los costes.

Según los cálculos del sector, este incremento rondaría el 30%; sin embargo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sorprendió recientemente al informar que el índice general de precios pagados por los bienes y servicios agrícolas en abril de 2022 fue un 37,84% superior al registrado en el mismo mes de 2021, y un 2,03% superior al índice del mes de marzo de 2022.

Países Bajos: Los precios de las sandías están por las nubes, pero apenas hay disponibilidad debido a la reducción de la producción española
No es de extrañar que la demanda de sandías sea alta en esta época tan calurosa. Sin embargo, el problema es que la oferta es muy limitada este año. "El año pasado, en agosto los productores de sandías sufrieron bastantes dificultades, por lo que muchos productores decidieron no plantar nada este año. El resultado es que ahora hay muy poca fruta en el mercado", dice un importador holandés. "Los precios de las sandías se sitúan en torno a 1,30 euros por kilo, algo nunca visto antes en agosto. Sin embargo, apenas se pueden conseguir sandías. La producción –que actualmente procede de La Mancha– se destina en gran parte a programas ya acordados. Dado el bajo nivel de siembra en España, no creo que la situación cambie a corto plazo y puede que incluso empeore. Brasil empezará a cargar la semana que viene, pero tampoco enviará contenedores llenos de sandías. Además, hay que tener en cuenta el impacto de la duplicación de los costes de los fletes marítimos", continúa Jacob. "Los otros tipos de melón están funcionando bastante bien, pero no tienen un mercado con tanto movimiento como el de las sandías. Los Galia y Cantalupo se venden a unos 6 euros y, dada la escasez en el mercado, los melones amarillos también se están vendiendo bien".

Bélgica: El calor impulsa la demanda, pero frena la producción
El mercado belga del melón está pasando por un momento muy difícil debido a la sequía y al calor que está haciendo en el sur de Europa. Así lo afirma un comerciante belga. "Los melones franceses se adelantaron un poco y los españoles llegaron un poco más tarde, por lo que conseguimos una cuota importante en el mercado a principios de julio. Sin embargo, la consecuencia de esto es que ahora hay una gran escasez. Según se dice, la temporada de melones franceses también terminará pronto".

El calor está dando un impulso a la demanda de fruta. "La demanda está por las nubes, pero debido al calor las plantas están paradas. Casi no hay oferta. Por supuesto, nunca se puede decir que no hay, pero es realmente muy limitada. Todos los tipos de melón se están viendo afectados, lo que significa que los precios de, por ejemplo, los melones Charentais son muy altos. No tenemos casi nada de Galia y las sandías también son difíciles de conseguir".

Alemania: El persistente calor afecta a la campaña de melones en España
El mercado actual del melón y la sandía se está viendo marcado por la escasez de oferta en España y una demanda que se mantiene a niveles elevados, afirma un importador. "En algunos lugares hemos tenido temperaturas de hasta 48-49 grados, lo que ha repercutido en la disponibilidad de la cosecha. La mercancía exportable es escasa. Como se esperaba, la campaña española de melón terminará en la semana 34, y las últimas sandías estarán probablemente disponibles en la semana 35-36, por lo que cabe esperar un pequeño vacío de suministro hasta que arranque la temporada de ultramar en la semana 36-37."

La escasez de productos tendrá su correspondiente efecto en el nivel de precios. En el caso de las sandías, las cotizaciones casi se han duplicado en las dos últimas semanas, mientras que los precios del melón también han estado subiendo rápidamente esta semana. "En general, la temporada en la región temprana de Murcia comenzó dos semanas antes este año, por lo que la cosecha también terminó antes. En ese momento se registró un vacío en el suministro hasta que arrancó la campaña en Ciudad Real/La Mancha. En el caso de los melones Piel de Sapo y Honeydew, teníamos el problema de que los calibres disponibles eran demasiado pequeños o demasiado grandes para el comercio minorista alemán". El sector del melón español también dispone de Galia y Cantalupo, con los que siempre se registran algunos "valores atípicos" en cuanto a precios.

Francia: Precios a la baja para los melones y estables para las sandías
La campaña del melón comenzó a mediados de febrero con los melones importados. La campaña del melón francés arrancó a mediados de mayo y debería terminar a finales de septiembre. "Este año, desde mediados de marzo hasta mediados de mayo, hubo volúmenes reducidos y, por tanto, precios más altos; una consecuencia de la falta de producción, sobre todo en España", dice un mayorista. Por ello, algunos han tenido que recurrir a orígenes con los que no están acostumbrados a trabajar, como Italia. Mientras al principio de la campaña los precios eran muy elevados, una producción excepcional hizo que bajaran. En julio, el mercado se fue reequilibrando poco a poco, gracias a un consumo impulsado por el tiempo estival. Por lo que respecta a la producción, a pesar de la reducción de las superficies, se estima que la producción de melones en 2022 aumentará considerablemente y alcanzará las 301.000 toneladas; es decir, un 31% más que en 2021. Aumentaría en todas las regiones de Francia, hasta en un 39% en el sureste. Las cosechas de melón se han beneficiado de las altas temperaturas de mayo y junio, que han permitido que los frutos alcancen grandes tamaños.

En este momento, la mayoría de los volúmenes de sandía proceden de España, tanto de la negra como de la rayada. También hay otra variedad, Zagora, procedente de Marruecos, que produce sandías de 10-15 kg. Actualmente hay suficiente oferta de la sandía amarilla (de piel negra y carne amarilla), pero debido a la gran demanda, los precios son más altos que el año anterior. 

Sudáfrica: Oportunidades para el cultivo de sandías en invierno
En estos momentos hay pocas sandías en el mercado, ya que Sudáfrica está en pleno invierno, pero hay productores que ven oportunidades en suministrar sandías al mercado durante todo el año.

Un comerciante del mercado municipal de Johannesburgo, donde los minoristas también adquieren sandías, dice que durante los últimos siete años ha estado almacenando sandías del extremo norte de Sudáfrica.

Actualmente se venden a 130 rands (7,7 euros) por sandía, dice, y gran parte de la demanda procede de la restauración y de los minoristas que desean mantener ocupado el espacio de las sandías en sus estantes durante todo el año.

De hecho, dice, no suele tener suficiente oferta de sandías en invierno para satisfacer la demanda. Siempre existe el riesgo de heladas, por lo que plantar sandías para que maduren durante el invierno es un riesgo, pero ha dado sus frutos en los últimos seis años, afirma.

China: Los precios de las sandías aumentan al iniciarse el periodo de máxima actividad
A finales de mayo, la disponibilidad de sandía del sur ya había alcanzado grandes niveles. En ese momento, las sandías de invernadero del norte también estaban en el mercado. Como consecuencia de esta producción excesiva, las ventas se resintieron, sin importar las distintas características de las variedades.

Recientemente, con el aumento de las temperaturas, la sandía ha entrado en su periodo de máxima producción, con un suministro suficiente en el mercado. Cada año, los meses de julio y agosto son la mejor época para la venta de sandías. A diferencia de años anteriores, en este momento el precio global de la sandía está subiendo en lugar de bajar.

En cuanto al aumento de precios, la razón principal es que las variedades populares están entrando en el periodo de su segunda cosecha. Durante esta segunda cosecha, el volumen de sandías con un Brix similar y el mismo sabor crujiente que las de la primera cosecha de sandías se reduce. Mucha gente se apresura a comprar estas sandías con mejor sabor y mayor calidad, y esto ha hecho subir el precio del mercado.

Además, cuando se estaba recogiendo la segunda cosecha de sandías, muchas regiones productoras registraron un aumento repentino de las precipitaciones, lo que en gran medida provocó una reducción de la producción de sandías. Ahora mismo es la temporada alta en lo que respecta a la demanda de sandías. Si la producción no puede seguir el ritmo de la demanda, el precio subirá.

Norteamérica: Menor disponibilidad y mayores precios para el melón y la sandía
La oferta de sandías en todo Estados Unidos ha disminuido en comparación con los volúmenes de 2021. "En todas las regiones, estamos teniendo una disponibilidad mucho más limitada y precios récord", dice un productor-distribuidor.

Esto es el resultado de una combinación de factores, principalmente la reducción de la superficie en algunas zonas y/o los bajos rendimientos en otras. En Indiana se registraron grandes cantidades de lluvia en un periodo de 10 días, lo que facilitó la expansión de enfermedades en los campos. "Hubo inundaciones y pérdida de superficie, y ahora se está reduciendo también el rendimiento y las enfermedades están ejerciendo más presión", dice. Otras regiones con reducción de superficie y bajos rendimientos son Maryland, Delaware, Texas y California. "Misuri y Carolina del Norte son probablemente las que mejores resultados están obteniendo y estos se sitúan a un nivel medio. California también ha registrado una reducción de la superficie este año como consecuencia de los malos resultados comerciales del año pasado".

Y aunque agosto suele ser el mes más flojo en cuanto a la demanda de sandías por parte de los consumidores debido a factores como las vacaciones (la sandía no suele ser un alimento que los consumidores consuman fuera de casa), la demanda ha aumentado algo últimamente. "Ha subido ligeramente porque, por lo visto, preocupa la recesión y los minoristas empiezan a informar de cambios en el comportamiento de los consumidores, que están centrándose más en comprar únicamente los productos que necesitan", afirma. "En tiempos de recesión, las ventas de frutas y verduras frescas suelen aumentar en el comercio minorista, porque es una forma de ahorrar dinero para los consumidores. En lugar de comer fuera, comen en casa".

Al mismo tiempo, quizás también debido a una posible recesión, también parece que se realizan menos viajes, lo que podría contribuir a un mayor consumo de sandía. 

En conjunto, todo esto está llevando a que se alcancen precios de récord, sobre todo en los últimos 10 días. "El mercado fue decepcionante en mayo y junio", dice el productor-distribuidor, señalando que el movimiento en esos meses se ha mantenido a un nivel medio.

Sin embargo, en julio, Georgia terminó su producción antes de tiempo debido a unas condiciones meteorológicas cálidas y secas, que también hicieron que la temporada comenzara antes. "Por tanto, se produjo un desfase entre Georgia y las siguientes regiones productoras más importantes, que son Indiana, Illinois, Maryland y Delaware. Eso generó una escasez que no hemos podido llegar a revertir. Eso hizo que los precios subieran en el mercado y se mantuvieran muy por encima de la media desde mediados de julio", afirma.

Dicho esto, los precios podrían moderarse esta semana y posiblemente la próxima. "Tras dos semanas de tiempo lluvioso en Indiana, probablemente tendremos una o dos semanas en las que la producción repuntará", dice Martori, señalando que la temporada nacional seguramente terminará antes de lo habitual. "Pero cuando la producción en Indiana, Delaware y Maryland comience a disminuir, probablemente veremos más precios de récord en septiembre".

En el caso de los melones Cantalupo y el melón dulce, los suministros son buenos actualmente. "En general, los distribuidores tienen disponibilidad. Puede que algunos se inclinen más por los tamaños más pequeños y otros se inclinen más por los tamaños más grandes, pero la oferta de California es buena", dice un productor-distribuidor.

Señala que, si bien los volúmenes parecen en general similares a los del año pasado, es posible que haya un poco menos en general debido a la escasez de agua en California. "Ha sido difícil conseguir la asignación de agua necesaria en cada distrito. Eso ha dificultado un poco las cosas para algunos productores", afirma. La producción continúa en California hasta aproximadamente finales de septiembre o principios de octubre y luego se traslada a Yuma, Arizona.

¿Y la demanda? "Ahora mismo no es muy buena, aunque estamos acostumbrados a ello al entrar en agosto", dice. "Es una época interesante. Tuvimos un tiempo caluroso y húmedo a principios de julio, lo que hizo que nuestros campos se pusieran en marcha antes de tiempo. Así que tuvimos oferta limitada en julio durante una o dos semanas y otros distribuidores también tuvieron una oferta menor", dice. "Hubo una temporada en que la demanda era bastante buena porque la oferta era escasa. Ahora, en agosto, todo el mundo dispone de mayor oferta y la demanda ha bajado. Esta combinación de buena oferta y baja demanda hace que los precios caigan".

Sin embargo, esto es típico de agosto, ya que es un momento en el que los distribuidores históricamente bajan los precios para mantener el producto en movimiento. "En su mayor parte, los precios rondan los 9-10 dólares", afirma. "No preveo ningún factor que vaya a permitir subir los precios. La oferta se mantendrá bastante estable durante el resto de la temporada de verano en el oeste".

Australia: Grandes esperanzas puestas en la mejora de la calidad del melón
Se está llevando a cabo un proyecto de mejora de la calidad para ayudar a impulsar el consumo y la demanda de los melones australianos. Un organismo del sector ha contratado a especialistas en calidad para que dirijan un proyecto de mejora. Su objetivo es evitar que la fruta de baja calidad obstaculice las ventas y el crecimiento tanto en el mercado nacional como en el de exportación. Tras un informe realizado en agosto de 2019, se informó de que el 26% de sus participantes habían tenido una experiencia de consumo negativa con los melones.

Un representante del sector señaló: "Este proyecto se considera de la más alta prioridad para nuestro sector y se persigue que los melones australianos tengan un futuro brillante. Trabajaremos para introducir algunas medidas prácticas para mejorar la calidad del melón en general, colaborando con toda la cadena de suministro para desarrollar y adoptar un conjunto de normas mínimas de madurez que garanticen una calidad uniforme. Esto asegurará un mejor futuro para el sector, al aumentar la demanda. Una vez que consigamos que aumente la demanda, naturalmente el consumo crecerá".

En cuanto a la exportación, los melones australianos sufrieron una fuerte corrección en el período julio-diciembre de 2021, pero, en general, los resultados del sector están a la par con los del año pasado. Los resultados siguen siendo peores que en la época pre-COVID y queda un largo camino por recorrer, pero se está trabajando en el ámbito de la exportación. Mientras tanto, el sector australiano del melón está estudiando los riesgos de la importación de fruta de Corea, después de que el gobierno federal publicara un informe de evaluación de riesgos de importación, en respuesta a una solicitud comercial de Corea del Sur para el acceso al mercado de la sandía y el melón oriental cultivados en invernadero en Australia. En el informe se ha presentado una investigación completa de cinco riesgos de plagas y ha evaluado el riesgo potencial de muchas otras plagas y enfermedades para la bioseguridad de la producción de melón.  

La semana que viene: Resumen del mercado global del pimiento


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor