Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nigel Clare, de Peloton Produce (Reino Unido):

"Un día estábamos labrando la tierra para proporcionarle humedad y al siguiente las plantas nadaban en agua"

El Reino Unido ha vivido el verano más seco desde 1911 y, como es evidente, esto ha afectado a las frutas y hortalizas y tendrá unas repercusiones que seguirán notándose hasta bien entrado 2023.

"Por ahora, ha sido una campaña complicada", afirma Nigel Clare, director en Peloton Produce. "Estamos plantando nuestros cultivos de crucíferas para la próxima primavera y las condiciones actuales, desde luego, afectarán a la calidad y los rendimientos".

Peloton Produce tiene 81 hectáreas en Lincolnshire, pero también cultiva crucíferas en Cornwall y España. Los mercados principales son los retailers y el foodservice.

"Los cultivos de crucíferas parecían estar bien a principios de julio, pero sufrieron mucho el calor extremo de las dos últimas semanas de julio, con temperaturas que alcanzaron los 40,3 grados centígrados. Ahora estamos saliendo de lo peor".

Ha llovido, pero demasiado y en muy poco tiempo: 180 mm en 6 horas.

"Un día estábamos labrando la tierra para proporcionarle humedad y al siguiente las plantas nadaban en agua".

El cultivo que se está plantando ahora para abril y mayo del próximo año está teniendo unas condiciones muy secas o va muy tarde.

"Normalmente, habríamos acabado de plantar hace 10 o 15 días. Las condiciones de plantación influirán en los rendimientos y en la calidad, las plantan no tienen altura o marco y es posible que no sobrevivan al duro invierno, pero nunca se sabe, igual el invierno es suave y todo va bien".

Nigel dice que tendrán una mejor idea de cómo ha ido la temporada cuando acabe, pero que los rendimientos de junio y julio han bajado un 25% y la calidad ha descendido cerca de un 50%. Y esto, sumado al incremento drástico de los costes, supone que el coste de producción por kilo ha ascendido de manera pronunciada.

"Nadie ha tenido un buen junio o julio y preocupa lo que pase en adelante; ya hay agricultores que han arrancado por no confiar en poder producir los cultivos con rentabilidad. En los últimos años hemos pasado por la pandemia, el brexit y, ahora, las temperaturas extremas. Tendremos que ver un incremento de los precios en los retailers para poder cubrir unos costes cada vez mayores".

Nigel dice que están pensando en invertir más en riego, en concreto para la producción de junio y julio.

"Nos gustaría que el 10% de nuestra superficie tuviera riego. Para los productores es difícil invertir en épocas como esta, en que los ingresos son bajos, pero tenemos que hacerlo para la producción futura. También estamos estudiando la tecnología para reducir la necesidad de mano de obra".

No todo ha sido negativo, ya que Peloton ha tenido algunas variedades de brócoli y coliflor que han tenido un buen comportamiento y las altas temperaturas diurnas han supuesto unas temperaturas nocturnas más bajas, lo que ha dado lugar a un fuerte rocío que ha mantenido vivas las plantas. Además, este año no ha habido sobreoferta; normalmente, el mercado está saturado y eso provoca una competición a la baja.

Para más información:
Nigel Clare
Peloton Produce
Email: nigel@pelotonproduce.co.uk  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor