Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Francis Charlier, de Lejeune:

"No desaparecerá, pero la uva belga es un producto cada vez más de nicho"

La temporada de la uva belga se acorta cada año. "Hubo épocas en las que podíamos ofrecerla durante casi diez meses. Hoy en día, solo dura dos meses", dice Francis Charlier, del mayorista Lejeune. "La oferta es tan limitada que a veces tenemos que rechazar clientes".

Según este experimentado comerciante, la razón principal de la situación de la uva belga es, simplemente, que quedan muy pocos cultivadores en la región de producción y los costes de calefacción están por las nubes. "Estas deliciosas uvas belgas necesitan seis meses para madurar en un invernadero con calefacción. Además, la competencia en el extranjero es muy dura".

"Los productores belgas envejecen cada año y muy pocos les reemplazan para continuar el cultivo. Creo que actualmente hay unos diez productores activos. Por supuesto, la fruta nunca desaparecerá del todo, pero se está convirtiendo cada vez más en un producto de nicho. ¿Es esto un error? No me atrevo a decirlo. Las uvas se venden a precios bastante altos, lo que también implica que no debe haber excesos de oferta", explica Francis.

Lejeune trabaja principalmente con uvas Leopold y Ribier, y algo de Muscat. "Tenemos uva Ribier desde mediados de julio hasta finales de septiembre. Este año, empezamos con la Leopold el 15 de agosto y seguiremos hasta el 1 de octubre aproximadamente. Las fruterías, algunos mayoristas y los vendedores del mercado de alta gama son nuestros clientes habituales. La calidad tiene que ser realmente distintiva en comparación con la del producto extranjero. La calidad de las uvas españolas e italianas ha mejorado considerablemente en los últimos años, por lo que estas podrían llenar el vacío en el mercado. La calidad de las uvas belgas debe, por tanto, ser superior".

"Espero algunos cambios en el futuro, tanto en lo que respecta a los cultivos en invernadero como a las importaciones de frutas y hortalizas de los países del sur de Europa. Lejeune importa muchos productos entre noviembre y marzo de países como España. Las cosas podrían cambiar en el futuro. ¿Se mantendrán los precios tras el aumento de los costes? ¿Podrán los consumidores seguir pagando esos precios, teniendo en cuenta su reducido poder adquisitivo? ¿Decidirán los productores locales y extranjeros cultivar otros productos? Estas preguntas siguen sin respuesta en estos tiempos marcados por la incertidumbre", concluye Francis.

Para más información:
NV Lejeune
Warehouses 22/26, 3 Strijbroek
2860, Sint Katelijne Waver, Bélgica
Tel.: +32 (0) 153 16 931
Email: info@nvlejeune.be 
Web: www.nvlejeune.be


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor