Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El control automatizado de la calidad puede reducir drásticamente el desperdicio de frutas y hortalizas

Los desajustes de calidad durante la clasificación dan como resultado el rechazo de cientos de toneladas de productos agrícolas al año. Es en este eslabón crítico de la cadena de suministro donde el software de control de calidad basado en la nube de Clarifruit puede reducir el desperdicio de los proveedores hasta en un 20%.

Clarifruit, que utiliza tecnología de visión artificial para evaluar la calidad de una amplia variedad de frutas y hortalizas, ya está teniendo un impacto medible en los resultados de algunos de los principales productores y exportadores hortofrutícolas de todo el mundo.

"El desperdicio de productos se debe principalmente a la falta de un lenguaje estandarizado en términos de clasificación; subjetividad con respecto al color, la forma y la categorización de defectos; y falta de datos en tiempo real", dice Elad Mardix, CEO de Clarifuit.

En el sector hortofrutícola, no existen estándares acordados para lo que constituye una fruta y hortaliza de categoría A, B o C. La falta de un lenguaje estandarizado significa que cada parte interesada tiene su propia idea de lo que constituye una fruta de alta calidad. Cada comprador construye sus propias especificaciones de calidad que deben ser interpretadas por el vendedor. Mientras que un comprador considera que un cultivo es de categoría A, otro podría no hacerlo. La falta de estandarización da como resultado el rechazo de envíos, lo que afecta a los ingresos del vendedor, mientras que el comprador se queda con estantes vacíos que llenar.

El control de calidad de las frutas y hortalizas frescas va más allá de la categoría. Por debajo de la categoría, hay docenas de parámetros, desde el tamaño y el color hasta numerosos defectos que varían entre los distintos productos. Para un interesado, un tomate será grande o tendrá defectos menores, mientras que para otro será de tamaño mediano y los defectos serán más graves. Lo mismo sucede con el color o la forma del producto, como si es rojo o naranja. Todos estos juicios subjetivos, generalmente realizados manualmente, dan como resultado costosos desajustes.

El proceso de cómo se recolectan, manipulan, almacenan y transportan las frutas y hortalizas también puede crear problemas. Las partes interesadas necesitan visibilidad en tiempo real de dónde están ocurriendo los problemas; por ejemplo, darse cuenta de que el almacenamiento en frío ha dañado determinados palés, o que la calidad se reduce después de usar una determinada empresa de transporte o almacén, para optimizar la calidad del producto.

"Son estos desafíos los que nuestra tecnología aborda con éxito, a través de la estandarización de lenguajes, agregando objetividad y permitiendo la visibilidad de los datos en tiempo real", explica Mardix. Durante el control de calidad, los inspectores toman una foto del producto utilizando la aplicación móvil de Clarifruit, que proporciona una clasificación objetiva de los atributos externos que no cambia de un inspector a otro, eliminando así el problema de la objetividad de la ecuación. Al crear especificaciones digitales dentro de Clarifruit, los proveedores pueden traducir el lenguaje del comprador o del vendedor a otras partes interesadas, lo que les permite comparar los sistemas de clasificación.

"Como vendedor, puedes realizar una inspección de una cosecha de tomates y obtener como resultado una categoría B. Con Clarifruit, puedes ver automáticamente tus resultados junto con las especificaciones del comprador y ver que la cosecha, en realidad, es de categoría A para tu comprador", explica Mardix. "Esto permite a los proveedores obtener un mejor precio por la cosecha, con la seguridad de que no experimentarán rechazos ni renegociaciones. Dado que esto se puede llevar a cabo a escala, los proveedores pueden ver rápidamente lo que supondría un envío concreto para cada comprador potencial, y luego tomar una decisión informada".

Debido a que las inspecciones se pueden ejecutar tantas veces como sea necesario, el personal puede encargarse de realizar inspecciones en puntos críticos a lo largo del viaje, desde antes de la cosecha hasta el almacenamiento, el transporte y más, lo que permite a los proveedores obtener una visión más detallada de los productos y comprender cuándo y cómo ocurren los problemas. Esto permite a los proveedores realizar cambios inteligentes en el proceso y obtener mejores resultados en el futuro.

"Esencialmente, estamos permitiendo la democratización del control de calidad, logrando inspecciones más objetivas para obtener datos más precisos sobre los parámetros claves de los productos", señala Mardix. La tecnología de Clarifruit brinda importantes beneficios a lo largo de toda la cadena de valor y puede evitar que millones de frutas y hortalizas se desperdicien anualmente.

Asiste al seminario web de Clarifruit el 13 de septiembre (9 a.m. EST) y descubre cómo aumentar la productividad y maximizar las ganancias con el control de calidad impulsado por IA. Puedes inscribirte aquí.

Para más información:
Elad Mardix
Clarifruit
Tel.: +(972) 543-666838
Email: elad@clarifruit.com   
www.clarifruit.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor