Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Gebana elude las regulaciones de exportación de la UE con naranjas "justas" de Grecia

“Los productores que participan en el modelo Gebana participan directamente en nuestras ventas”

Las naranjas jugosas y dulces pueden tener aspectos muy variados: algunas pueden ser verdes, algunas tienen cicatrices, otras son pequeñas como clementinas o tan grandes como los pomelos. Sin embargo, el consumidor final no encontrará estas naranjas en las tiendas. Esto se debe a que hay un reglamento de la UE que dicta qué aspecto deben tener los cítricos que se venden. Desde la temporada de naranjas de 2020, la pionera suiza del comercio justo Gebana ha estado desafiando esta ley y llevando las llamadas "naranjas reales" que vienen en todos los colores, formas y tamaños que la naturaleza tiene para ofrecer a los hogares de clientes particulares.

"Los consumidores están encantados y las familias agrícolas griegas pueden exportar más del 90 por ciento de su cosecha. A través del modelo Gebana, los agricultores griegos también participan directamente en las ventas de Gebana. De esta manera, además de pagárseles unos precios justos, al final de la temporada las familias de agricultores reciben el 10 por ciento del dinero que Gebana gana por la venta de los cítricos. Desde principios de septiembre de 2022, las naranjas que son imperfectas por fuera pero perfectas por dentro también se pueden pedir por adelantado en Alemania a través de la tienda online de Gebana", informa la empresa.

Existe un reglamento de la UE que especifica el aspecto que deben tener los cítricos para la venta al consumidor: deben ser de color naranja, estar intactos, libres de magulladuras o cicatrices graves, preferiblemente sin diferencias de tamaño dentro de una caja, y de al menos 53 milímetros de diámetro. Las naranjas más pequeñas o únicas solo se pueden usar para transformar en zumo.

Gebana comenta: "Este reglamento está hecho para los supermercados, donde todos los productos se venden de manera estandarizada. Los perdedores son los clientes, las familias de agricultores y el medio ambiente. En el pasado, las familias de agricultores con quienes trabaja Gebana tenían que descartar hasta el 35 por ciento de su cosecha porque no cumplía con el estándar. Estas naranjas genuinas ahora solo pueden venderse en el mercado local o a la industria del zumo, de la que reciben una fracción del precio de las naranjas de mesa. Las pérdidas son enormes".

Un modelo de negocio único en la lucha contra el desperdicio de alimentos
En 2019, Gebana decidió hacer algo al respecto y solicitó una excepción a la UE. Se le aconsejó a Gebana que simplemente etiquetara las naranjas como "destinadas a industria". Así, las reglas de exportación ya no se aplicarían. Gebana trajo naranjas reales a la UE por primera vez en la temporada 2020/21 gracias a esta etiqueta. Algunas todavía estaban verdes, otras tenían cicatrices, otras eran pequeñas como clementinas o grandes como pomelos. "Nuestros clientes estaban encantados. En el primer año de naranjas reales, nos inundaron con fotos de sus entregas, publicándolas en Instagram, Facebook y Twitter", dice Adrian Wiedmer, ex-CEO de Gebana y presidente del Consejo de Administración desde septiembre de 2022.

Gracias al comercio electrónico, las naranjas se pueden enviar directamente desde Grecia cuando están realmente maduras y llegan frescas a la puerta del cliente. Como todos los productos de Gebana, las naranjas se venden en paquetes grandes (cajas de 13 kg). Esto reduce los residuos, acorta las distancias de transporte y es particularmente eficiente.

Los productores griegos se benefician del modelo Gebana
Gebana trabaja con 93 familias de agricultores en Grecia. En la primera temporada de "naranjas reales", la 2020/2021, las familias de agricultores pudieron exportar el 91,5 por ciento de su cosecha como naranjas de mesa por primera vez. En la temporada 2018/19, que fue muy similar en términos de calidad y cantidad cosechada por campo, las familias solo pudieron vender alrededor del 82 por ciento de su cultivo a Gebana para su exportación. Por lo tanto, la pérdida relativa de cosechas se redujo a la mitad y las familias de agricultores ganaron significativamente más que en años anteriores.

"Los productores que participan en el modelo Gebana participan directamente en las ventas de la compañía. En el caso de Grecia, esto significa que, además del precio justo, al final de cada temporada las familias reciben el 10 por ciento del dinero que Gebana gana por la venta de los cítricos".

 

Para más información:

Gebana AG
Sandra Dütschler
+41 433 66 65 06
s.duetschler@gebana.com    
www.gebana.com  

 

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor