Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Si trabajas con un cultivo caro como este, o haces las cosas bien, o no vale la pena hacerlas"

Dado todo lo que está ocurriendo en este momento, nos encontramos en tiempos ya de por sí muy difíciles para los agricultores, y los que se encuentran ahora trabajando en la construcción de un nuevo invernadero están viviendo un momento aún más intenso. Jan van Genderen, de Royal Berry, es uno de ellos. Antes de que se produjera la crisis energética, decidió construir nuevos invernaderos y siguió adelante con el proyecto. A principios de septiembre nos mostró con orgullo los resultados.

"La última ventana se colocó el 16 de agosto. Ese mismo día entró la primera planta en el invernadero", explica el fresero, señalando unas fotos de un invernadero lleno de nuevas plantas de fresa. Primero se plantó la variedad Elsanta en el invernadero de 6,5 hectáreas. Se trata de un cultivo sin iluminación artificial. La otra parte del espacio ganado con la ampliación, que se completó el 17 de agosto, también está lista para la plantación; un invernadero de 5,5 hectáreas con iluminación led en el que se cultivará Sonata.

Se está cumpliendo la fecha de plantación
El hecho de que estos invernaderos estén ya llenos de plantas es todo un logro, sobre todo teniendo en cuenta los retos a los que se enfrentaron Jan y sus socios de construcción. "El objetivo siempre fue empezar a plantar el 17 de agosto. Sin embargo, cuando estalló la guerra en Ucrania, donde planeábamos abastecernos de vidrio, las cosas se pusieron un poco tensas. Al final, el vidrio se trajo de China y llegó a tiempo. Fue un gran logro y el resultado de una excelente y buena cooperación de todas las partes. No podemos olvidar que nos enfrentamos a la escasez de contenedores, a la COVID y al cierre de puertos, por nombrar solo algunos retos. Todas las partes implicadas hicieron posible lo que parecía imposible".

El productor de fresas es consciente de que ha exigido mucho a su gente y a los socios constructores. "Para desesperación (ocasional) de algunos, la fecha de plantación del 17 de agosto no era negociable, en parte por la subida vertiginosa de los precios de la energía. Que lo hayamos conseguido es algo de lo que estoy muy orgulloso. Todos han hecho un gran trabajo durante lo que ha sido un verano con muchos contratiempos", dice Jan, refiriéndose al calor extremo. Cualquier persona entenderá que no es un trabajo fácil acristalar un invernadero en estas circunstancias.

Cuestionado acerca de si en algún momento se planteó posponer la construcción del invernadero, Jan dice que hubo momentos en los que sí lo pensó: "Pero nunca me lo planteé seriamente. Ya tenía acuerdos para la entrega de plantas y también ideas y acuerdos para sus ventas. Construir es un proceso muy intenso, pero también pensé: 'cuanto más tiempo pase, más difícil será'. Al final, lo mejor es poder solucionarlo todo rápidamente y empezar a crecer de nuevo. Aunque seré sincero: si hubiera sabido lo que iba a pasar con el precio del gas antes de decidir construir el invernadero, quizá habría tomado una decisión diferente".

Cultivo de invierno con iluminación led
Ahora que tiene el invernadero lleno de plantas, el cultivador de fresas está satisfecho con lo que tiene. "Estamos lidiando con la situación", dice. "Vamos a cultivar de forma eficiente, sin comprometer la calidad del producto", dice. En este sentido, la iluminación led es como un regalo del cielo para el productor. "El invierno pasado, adquirimos experiencia con ella en un invernadero ya equipado con led. Justo cuando empezamos a iluminar ese cultivo, los precios del gas se dispararon. Aun así, pudimos completar el proceso de cultivo de forma satisfactoria".

Con lo que se ha plantado ya en el nuevo invernadero iluminado, Jan persigue poder empezar a suministrar producción a principios de noviembre. Las plantas deberían proporcionar fresas frescas hasta mediados de enero. "Con esto, vamos a intentar cubrir parte del vacío que puede producirse, ya que los cultivadores que empezaron antes van a quedarse sin producción". Para el otro invernadero con iluminación led, el plan es plantar a finales de septiembre. "Ahí queremos alcanzar el pico de producción durante las vacaciones de Navidad y continuar hasta finales de enero".

Eficiencia energética
Para el cultivo de invierno, es importante analizar la situación casi día a día, dice Jan. "Por ejemplo, si hay una bajada del precio de la energía en algún momento dado, quizá puedas aprovecharlo", dice. "En cualquier caso, hay que estudiar con ojo crítico las horas de exposición. El hecho de poder atenuar las lámparas ayuda. Puedes exponer al 100% durante un periodo más corto, pero también puedes optar por exponer al 60-70% de potencia durante un periodo más largo. Todo esto se estudia muy a fondo, con la mirada puesta siempre en la calidad del producto. Esta tiene que ser alta. Un cultivo iluminado artificialmente es un cultivo caro. En mi opinión, o haces las cosas bien, o no vale la pena hacerlas".

Una vez cosechado, Royal Berry envasa el producto. Incluso llegados a este punto hay variables. Al preguntarle si los cultivadores envasan a veces volúmenes más pequeños, Jan asiente. "Sí, eso pasa. Es importante que los consumidores puedan seguir comprando nuestro producto, ahora que el poder adquisitivo de todos está bajo presión. El consumidor no puede asumir totalmente un aumento extremo de los costes. De ahí el reducir los volúmenes; por ejemplo, ofreciendo 400 gramos en lugar de 500. Esto implica que, si no lo has tenido ya en cuenta, tendrás un exceso de volúmenes para los que tendrás que buscar otras salidas. Con los cultivos de alto consumo energético, hay que prestar mucha atención a esto y tomar las decisiones correctas".


Además de ocuparse de la construcción de un nuevo invernadero y estudiar todas las estrategias y opciones de cultivo, Royal Berry está trabajando en otro asunto: la ampliación de las instalaciones. 

Distribuir los riesgos
El invierno supone un reto para los productores de fresas, pero el verano, especialmente en estos días de clima extremo, no lo es menos. "En invierno, todo se puede gestionar razonablemente bien, pero en verano es mucho más difícil. Para los cultivos en invernadero, por ejemplo, este año hemos aplicado un recubrimiento a la cubierta para evitar el calor. Utilizar ese recubrimiento difuso favorece la calidad de la fruta".

A lo largo del año, Royal Berry cuenta con las variedades Elsanta, Sonata, Sensation, Furore y Malling Century, y el año que viene se introducirá la variedad Lady Emma en un ensayo a gran escala. Cada año sin falta se realizan pruebas con "al menos diez variedades".

El cultivo controlado es cada vez más importante para garantizar la calidad y la disponibilidad, señala el productor, "al igual que el manejo eficiente de la mano de obra. Estos son tres temas muy importantes de cara al futuro". Y el futuro está ahí, dice Jan con rotundidad. "No me planteo si podemos continuar, sino cómo vamos a continuar. En mi propio caso, a nivel personal, no me pregunto si puedo seguir, sino qué voy a hacer para poder seguir".

Para más información:
Royal Berry
info@royalberry.eu 
www.royalberry.eu  

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor