Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Reportaje en 18 episodios sobre el sector frutícola moldavo

Apoyemos a los productores y exportadores de frutas de Moldavia

La primavera pasada, Moldavia y Ucrania solicitaron ser miembros de la Unión Europea. Como resultado, Rusia bloqueó por completo las importaciones de frutas moldavas bajo el pretexto de problemas fitosanitarios. Hasta principios de este año, el 95% de las manzanas y uvas de Moldavia se destinaron al mercado ruso. 

El 25% del PIB moldavo proviene del sector agrícola y los ingresos de mucha gente dependen de él. Por ello, es importante que los comerciantes europeos de frutas apoyen al sector moldavo. Lo más probable es que, si los ignoramos, finalmente los productores y exportadores vuelvan a dirigir la mirada hacia Rusia. 

Manzanas bicolores

Actualmente, el sector está invirtiendo en nuevas variedades como, en el caso de las manzanas, Fuji, Braeburn, Gala y Crimson Crisp. Sin embargo, todavía hay variedades de manzana que no son adecuadas para el mercado europeo, como Idared, y probablemente haya pocas oportunidades de venta para las uvas con semillas, por deliciosas que sean. Por otro lado, las ciruelas Stanley ahora se exportan ampliamente a Alemania y otros países de habla alemana.


Ciruelas Stanley para el mercado alemán 

Yo, Pieter Boekhout, de Freshplaza, visité unas diez estaciones de envasado de frutas, junto con dos expertos en frutas holandeses. Si bien pensábamos que íbamos a ver huertos antiguos y medio abandonados, nos encontramos con parcelas modernas equipadas con riego por goteo, mallas antigranizo y cubiertas de plástico en los cultivos de uva. La fruta es realmente fantástica. Las manzanas son uniformes y de gran calidad, ya que el suelo es muy aireado y fértil y tantas horas de sol le confieren a la fruta un sabor único. Casi no hay pérdida de producto en los huertos. Por supuesto que tenemos que apoyar a los productores de nuestros propios países, pero las variedades que se cultivan en Moldavia son, muchas veces, diferentes a las de los otros países europeos. Espero que podamos marcar la diferencia para las empresas hortofrutícolas moldavas, sus empleados y familias.

Después de que la Unión Europea adoptara en julio un reglamento que liberaliza temporalmente el comercio de los siete productos hortícolas moldavos que aún no se habían liberalizado por completo, a saber, tomates, ajos, uvas, manzanas, cerezas, ciruelas y zumo de uva, creíamos que era un buen momento para visitar el país y ver de cerca las instalaciones de algunas empresas moldavas de frutas y hortalizas.


Plataforma para recoger la fruta más alta

Este es el primer capítulo de una serie de una veintena de artículos en la que damos la palabra a las empresas moldavas y también a Piet Schotel, del Centro Holandés para la Promoción de Importaciones de Países en Desarrollo (CBI), y Cees van Doorn, de la agencia de empleo temporal holandesa VDU Uitzendbureau, quienes me acompañaron en el viaje y darán más adelante su punto de vista sobre las nuevas oportunidades de exportación para la horticultura moldava y las oportunidades para los trabajadores temporales moldavos en Países Bajos. 

Antes de empezar a contar las historias y los logros de las empresas hortofrutícolas moldavas, primero explicaremos brevemente los motivos que propiciaron este proyecto y daremos algunos datos generales sobre el país, ya que en las clases de geografía e historia que todos hemos tenido en algún momento, este pequeño país apenas ha sido abordado en los libros de texto. Sin embargo, siempre es útil poder enmarcar las historias concretas –en este caso las de las empresas hortofrutícolas que hemos visitado– en un contexto más amplio. 


Un huerto de 54 hectáreas, construido hace 3 años 

"No se puede pasar por alto el impacto de la guerra de Rusia contra Ucrania en Moldavia", dijo a mediados de julio Jozef Síkela, el ministro checo de Industria y Comercio, tras la decisión del Consejo Europeo de eliminar los aranceles a la importación de los productos hortícolas cuyo comercio no se había liberalizado aún por completo. "Ahora Moldavia podrá exportar al menos el doble de estos productos a la UE sin aranceles de importación. Con estas medidas excepcionales, la UE profundiza sus relaciones comerciales con Moldavia y muestra su apoyo a la estabilización de la economía moldava". 


La exportadora Valeria Caduc, de la empresa Smarta SA

La guerra provocada por Rusia, que tiene un impacto devastador en Ucrania, también afecta indirectamente a la República de Moldavia, ya que disminuye la capacidad del país para comerciar con el resto del mundo debido a que sus exportaciones dependen en gran medida de la infraestructura ucraniana, además de que los mercados de destino más importantes para las frutas moldavas siempre han sido Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

"Solíamos exportar alrededor del 95% de nuestras manzanas al mercado ruso, aunque en la primera mitad de 2022, por razones obvias, esta cifra se ha reducido al 70%, que sigue siendo un porcentaje muy alto", dijo Vladimir Bolea, el ministro de Agricultura, a principios de agosto. Mientras tanto, los productores y exportadores de manzanas de Moldavia ingresaron al mercado de Arabia Saudita y también están negociando con el Gobierno egipcio sobre las exportaciones preferenciales de manzanas, el producto fresco de mayor volumen en las exportaciones moldavas. Aun así, está claro que la apertura que le ofrece la UE al sector hortofrutícola moldavo es más que bienvenida.


Celdas de almacenamiento modernas de proveedores de Europa Occidental 

De hecho, podríamos decir "indispensable", ya que Rosselkhoznadzor, el Servicio Federal Ruso de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria, bloqueó el 15 de agosto todas las importaciones de frutas de Moldavia, con la excepción de la mercancía proveniente de Transnistria (una región sobre la cual se hablará más adelante), alegando que están infectadas con plagas y enfermedades. Una decisión cuestionable, según dijo también la presidenta de Moldavia, Maia Sandu, ya que "no se entiende por qué Rusia está imponiendo un nuevo embargo a las frutas moldavas a mediados de agosto, cuando los productos cumplen con los estándares de calidad de la UE, que son más altos que los estándares rusos". 


Una pared alta de frutas, apta para robots recolectores

¿No sería más bien una sanción contra Moldavia –que, al igual que la vecina Ucrania, no es miembro de la OTAN ni de la UE–, país al que la Unión Europea, a principios de mayo, a través de Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, prometió el suministro de material militar con el objetivo de aumentar la estabilidad y la seguridad del país y de preservar su integridad territorial, y al que a finales de junio los líderes de la UE concedieron el estatus de país candidato, al igual que a Ucrania? 


Uvas protegidas de la lluvia

La República de Moldavia se encuentra en gran parte entre los ríos Prut y Dniéster. El pequeño país, en superficie comparable a la Comunidad Autónoma de Cataluña, limita con Rumanía al oeste y con Ucrania al norte, este y sur. La capital, Chisinau, se encuentra en el centro del país. Moldavia tiene poco más de 3,3 millones de habitantes y tiene la renta per cápita más baja de toda Europa.

Hasta 1991, el país perteneció a la Unión Soviética. Transnistria, una delgada franja de tierra al este del río Dniéster y apretada entre el resto de Moldavia y Ucrania, aunque pertenecía a la República Soviética de Moldavia, declaró su independencia unilateralmente después de la disolución de la Unión Soviética y aún cuenta con el apoyo de Rusia. Transnistria está habitada principalmente por rusos (y ucranianos). Sin embargo, la región no es reconocida como país independiente por ningún estado. La capital de esta región separatista es Tiraspol. Para los aficionados al fútbol: en septiembre del año pasado el equipo de esta ciudad, más conocido como Sherrif Tiraspol, ganó su partido en la fase de grupos de la Liga de Campeones en el campo del posterior ganador de la competición, el Real Madrid.


Energía eólica y solar en un huerto de frutales 

Moldavia no tiene acceso al mar Negro. Las regiones del norte son montañosas y el país tiene un clima continental moderado con veranos cálidos e inviernos fríos. El idioma de la mayoría de la población moldava es el rumano, que al igual que el italiano, el español o el francés, es una lengua romance. Una minoría habla ucraniano, ruso o búlgaro, que son lenguas eslavas.

En las próximas semanas, se publicará un artículo diario sobre la exportación de frutas moldavas. Para más información, póngase en contacto con Moldova Fruct, la asociación de exportadores de frutas de Moldavia.

Para más información:
Iurie Fala (CEO)
Moldova Fruct
Tel.: +373 22223005
Móvil: +373 69366424
Ifala@moldovafruct.md 
www.moldovafruct.md 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor